Beltrán será retador de Burns

17:52 ET
Actualizado el
Por Dan Rafael
ESPN.com (Traducción)

Gonzalez-Burns
Scott Heavey/Getty ImagesRicky Burns viene de una demostración mediocre ante José González
El campeón ligero Ricky Burns, buscando dejar atrás su más reciente actuación, hará su cuarta defensa cuando se enfrente a Raymundo Beltrán el 7 de septiembre en el Scottish Exhibition and Conference Centre en Glasgow, Escocia, anunció Eddie Hearn, promotor de Matchroom Sport.

"Ésta siempre ha sido una pelea que, por estilos, tiene sentido", dijo Hearn, quien logró un acuerdo con Top Rank, promotor de Beltrán, para montar la pelea. "Beltrán es alguien que entretiene y un oponente muy duro, que atraviesa una buena racha y está muy bien clasificado en los diferentes organismos".

Burns, quien tiene un enorme apoyo de los aficionados en Escocia, su país natal, viene de ganar por nocaut técnico en el noveno asalto ante el retador obligatorio, José González, de Puerto Rico, el 11 de mayo. Pero González dominó a un inefectivo Burns durante gran parte de la pelea, aunque Burns (36-2, 11 KOs) logró invertir la situación en un séptimo round plagado de acción. Luego del noveno asalto, González, quien iba arriba en las tarjetas de los tres jueces, abruptamente renunció sentado en el banquillo.

"Es grandioso volver en Glasgow, contra otro duro oponente", dijo Burns, de 30 años. "Fue una noche truculenta contra José, pero logré salir adelante, como lo hace un verdadero campeón, y buscaré ser más eficiente contra Beltrán, quien vendrá a Escocia lleno de confianza, así que debe ser otra gran noche en Glasgow. "Raymundo viene a dar una sorpresa y llevarse el título -- y es una oportunidad que él se ganó. Pero no cometeré errores esa noche, y verán mi mejor versión".

Desde que perdió una decisión contra Luis Ramos Jr. en enero de 2012, el mexicano Beltrán (28-6, 17 KO), quien cumple 32 años en julio, ha ganado tres peleas en fila para meterse entre los 10 mejores de la división ligera.

Él sorprendió a Hank Lundy por decisión mayoritaria en julio de 2012, seguido por una victoria por decisión en el combate ante Ji-Hoon Kim en diciembre y superó por puntos a Alejandro Rodríguez el 27 de abril. Él también ha adquirido gran experiencia como uno de los principales sparrings de Manny Pacquiao.

"Él ha estado esperando esta oportunidad por mucho tiempo", dijo Beltrán. "He estado en el lado equivocado en algunas decisiones reñidas, pero nunca me he dado por vencido con mi objetivo de ser campeón del mundo. Me prepararé para una noche larga y una pelea dura.

"Él es el campeón, así que no me regalará nada. Debo enfrentarlo. No viajaré al otro lado del océano solamente para hacer acto de presencia. Él se dará cuenta de que estará en una guerra, sabrá que no es una pelea de preparación o para mantenerse ocupado.

"Nunca he sostenido peleas fáciles. Lo que cueste ganar -- por nocaut, puntos, será algo definitorio para mí, que nadie pueda cuestionar si merezco ser campeón. Él tuvo su momento, y lo respeto, pero la noche de la pelea, él no tendrá nada de eso hasta que se acabe. Luego, será de nuevo dos guerreros mostrando respeto. Pero a él le aguardan 12 rounds o menos donde daré todo lo que tengo. Va por mi familia, mis hijos, para que pueda darles un buen futuro. Los llevaré al ring en mi corazón".