Bills trabajan en la defensiva

Doug Marrone espera aprovechar las versatilidad de sus jugadores híbridos

17:26 ET
Actualizado el
Servicios de ESPN.com

Doug Marrone, Mike PettineAPDoug Marrone y Mike Pettine comprenden que hay mucho trabajo pendiente del lado defensivo.

ORCHARD PARK -- Los Buffalo Bills asumieron que la adición de Mario Williams como gran contratación estelar de la temporada baja pasada le aportaría a la defensiva la personalidad necesaria para convertirse en una unidad dominante.

Eso no sucedió.

Los Bills finalizaron la campaña del 2012 en el Nº 22 en yardas permitidas por partido (362.9), Nº 22 en yardas permitidas por jugada (5.6) y, lo peor de todo, Nº 26 en puntos permitidos por encuentro (27.2).

Este año, Buffalo estrena entrenador en jefe en la persona de Doug Marrone, y también coordinador defensivo, en Mike Pettine. La defensiva empleará un esquema híbrido que combinará los conceptos del frente 4-3 como el 3-4 aprendidos por Pettine bajo Rex Ryan, luego de pasar cuatro años coordinando la defensiva de los New York Jets.

Parte importante del nuevo esquema será la versatilidad que puedan aportar ciertos jugadores de rol a partir de alinear en diferentes posiciones según la situación.

"Creo que los [jugadores] híbridos... pienso que es grande ahora", dijo Marrone al sitio web de los Bills. "Antes, los denominábamos 'tweeners', y eso no era algo bueno, y ahora los híbridos sí son algo bueno. Pero pienso que es importante, como entrenador, no puedes obsesionarte con algo que necesitas con exactitud. 'Necesito un [jugador] de 6 pies con 6 pulgadas, 275 libras de peso, y un tiempo de 4.7'. De repente, cuando sales a buscar, no hay muchos jugadores de ese tipo. Así que debes tener esquemas y sistemas donde puedes acomodar a la gente, y ponerlos en posición, y pedirles que hagan lo que ellos hacen bien. Obviamente hemos trabajado con Jerry Hughes y Marcus Dowtin [en diferentes posiciones], para poder obtener lo mejor de sus habilidades. Pienso que conforme avanzamos, eso nos da una ventaja en ocasiones, al poder tomar jugadores así y ponerlos a trabajar y obtener gran producción".

Defensivamente, los Bills no contaron en temporada baja con tres jugadores que fueron claves para ellos en el pasado, por diversas situaciones.

"Hay tres jugadores que no participaron con nosotros a la defensiva, y que estamos emocionados por volver a contar con ellos", anticipó Marrone al portal. "Leodis [McKelvin], Kyle Williams, y Jairus Byrd. Ahí hay tres jugadores potenciales que han sido muy exitosos, muy buenos jugadores en el pasado, que ni siquiera están sobre el campo ahora para nosotros, así que cuando ellos regresen la competencia será aún más alta".

Buffalo espera que McKelvin se afiance como titular en la esquina opuesta a Stephen Gilmore, luego de iniciar apenas 10 encuentros en las dos campañas pasadas. Williams es un especialista en colapsar el bolsillo desde adentro, y podría estar en su mejor forma física en años, tras superar lesiones recurrentes en los tobillos. Byrd fue designado jugador franquicia, pero el profundo espera un acuerdo a largo plazo y se aproxima la fecha límite para llegar a un nuevo convenio sin que se haya reportado mucho progreso en las pláticas. Byrd no se presentó a ninguna actividad de temporada baja con el club, y tampoco ha firmado su oferta calificada.

Sin una mejoría significativa a la defensiva, será improbable que los Bills cierren distancias con sus rivales en la AFC Este, división que ganaron por última ocasión en 1995. Aunque lo más importante para Marrone ha sido encontrar la manera de mejorar la plantilla que tiene bajo su comando, no puede ignorar lo que han hecho o dejado de hacer los Jets, Patriots y Dolphins en la temporada baja.

"Para mí ahora, mi enfoque está más sobre nuestro equipo de fútbol americano", explicó Marrone al sitio. "¿Hemos volteado a ver a New York, New England, Miami? Sí, lo hemos hecho, pero más desde una perspectiva de esquema. Nosotros tratamos de desarrollar nuestro equipo de fútbol americano y hacer el mejor trabajo posible aquí con los Buffalo Bills. No estamos realmente preocupados por esos otros equipos hasta que los enfrentemos. Nosotros seguimos tratando de armar al mejor equipo posible, que nos dé la mejor oportunidad de ganar".

De cara al campamento de entrenamiento que arranca para los Bills el próximo 28 de julio, Marrone tiene clara cuáles son sus metas.

"Armar un equipo y aprender a ganar como equipo", sentenció Marrone. "Crear competencia para que no cometamos errores en decisiones de personal. Realmente prepararnos para jugar. Obviamente las competencias se resuelven solas".

Marrone destacó la importancia que tienen los jugadores a la hora de configurar la plantilla, asegurando que en realidad son ellos quienes deciden quién juega y quién no.

"Los jugadores realmente toman las decisiones", confesó Marrone al portal. "Los jugadores tienen más control de lo que creen. Piensan que los entrenadores solamente se sientan a decir 'Bah, creo que él va a iniciar. Creo que él es un gran tipo, así que lo meteré a él'. No es así. Ellos poseen una parte mayor en el proceso de toma de decisiones por cómo salen allá a jugar".