Canelo-Mayweather: El día después

17:34 ET
Actualizado el
Bernardo Pilatti Por Bernardo Pilatti
ESPNDeportes.com
Archivo

Floyd Mayweather Jr. y Canelo AlvarezMike Stobe/Getty ImagesCon el acuerdo de revancha, Floyd Mayweather y Canelo Álvarez podrían pelear más de una vez
Varias cosas pueden suceder el día después de la pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Saúl Canelo Alvarez. Alegría, satisfacción, decepción o malestar. Los fanáticos son radicales en sus actitudes luego de una pelea que en lo previo despierta tanta expectativa. Quienes paguen querrán ver un gran espectáculo. Otro resultado será perdido, sin importar quién sea el ganador. Pero esto último, también es parte del día después. ¿Cómo habrá sido la pelea? ¿Qué ocurrirá con el futuro de cada uno luego de la batalla? ¿O que ocurrirá con la apuesta millonaria de Showtime? Basado en esa expectativa, he tratado de visualizar algunos escenarios posibles.

SI GANA FLOYD MAYWEATHER

Es lo obvio de imaginar, por lo pronto es el gran favorito. La cuestión es "como gane". Decisión dividida, decisión unánime, por amplia o poca ventaja y en el caso extremo por KO. Excepto que una decisión polémica sea la que le otorgue el triunfo, el escenario del triunfo del favorito es pésimo para el negocio como tal.

Una victoria contundente de Floyd, empezará a apagar los focos que iluminan el ascenso meteórico del Canelo. Y para suponer ello hay una razón de mucho peso: las dudas de quienes aseguran que su crecimiento fue monitoreado y planeado en base a rivales débiles o ganables. Como muestra, basta ver el ejemplo más cercano: Julio Cesar Chavez Jr. y su derrota ante Maravilla Martinez, en su primer gran examen. Con sus limitaciones expuestas, hoy Chavez Jr., está casi empezando otra vez de cero, apuntalado apenas por su apellido. Si Canelo pierde sin mostrar nada, beberá del mismo manantial, con el agregado negativo de que él no tiene un apellido de leyenda que le alivie la caída.

SI GANA CANELO ALVAREZ

Es el único resultado que le haría bien al negocio. La cláusula de revancha inmediata será activada y habrá un nuevo y millonario PPV. Mis dudas pasan por la calidad o contundencia de esa victoria. Si la misma ocurre en una gran pelea todo sumará, pero si como lo imagino asistiremos a una pelea fea, de poco intercambio y un Floyd Mayweather trabajando el combate para evitar ser alcanzado, tal vez, el tiro se vaya por la culata y el segundo PPV sea una fracaso. La gente aguanta lo malo una sola vez, después aprende. Ante ese estado de cosas solo un KO del Canelo rompiendo todos los pronósticos convertiría este pleito en el negocio más redituable en la historia del boxeo.

¿Y SI OCURRE UN EMPATE?

Floyd Maweather
Frederick J. Brown/AFP/Getty ImagesFloyd Mayweather surge como temprano favorito ante Canelo Álvarez
Sería el mejor de los resultados para el negocio en sí mismo, pero no dudo que también sería el peor de los escenarios y sus consecuencias totalmente impredecibles. Si el empate solo deja feliz a los que lucran, los que no lucran trataran de vengarse, así sea trasformando su frustración en desconfianza. En realidad, un empate seria como pagar el boleto para ver un clásico de futbol y en el entretiempo ser obligados a pagar otro boleto similar para ver el desenlace del juego.

LA PELEA Y SUS DUDAS

Es imposible vaticinar lo que habrá de bueno o de malo durante los doce asaltos, pero nos podemos si plantear las dudas que genera esta batalla. En primer lugar debemos recordar que no estaba previsto que Canelo y Floyd se enfrentaran de manera tan temprana. La única razón de su combate son los pésimos números del pasado PPV (Floyd-Guerrero). De antemano se entiende que no era el momento adecuado para esta batalla.

Pero vamos a las dudas:

-- Canelo ya es un peso mediano, que se mantiene en 154 libras. En algunos combates ha subido a pelear sobre las 180 libras .Teniendo en cuenta ese detalle, ¿hasta dónde será perjudicial para su estado físico y desempeño el límite de 152 libras impuesto a la balanza el día anterior o la necesidad de aumentar de manera brusca de peso en las horas previas a la pelea? No olvidemos que Floyd no pasará por ningún sofocón ni se verá presionado por la báscula.

-- El aspecto mental siempre juega sus boletos en peleas de mucha exposición como esta, ¿está preparado Canelo para soportar esa presión sin afectar su capacidad de concentración?

-- Si a rivales más livianos Floyd los ha hecho parecer angustiosamente lentos, ¿cómo hará Canelo para cortar el ring, encerrarlo y llegarle con sus golpes "lentos"?

-- ¿Le convendrá a Canelo subir tanto de peso luego de la balanza o elegirá estar más liviano para compensar su falta de velocidad? No se trata de ser rápido, se trata de serlo y saberlo aprovechar, algo para lo cual el mexicano carece de rodaje, siempre ha ganado por su potencia y solidez. Alguien se imagina al Canelo moviéndose sobre piernas, esquivando golpes a pura velocidad y sorprendiendo con rectas sorpresivas, no, en absoluto. Entonces, tengo mis dudas sobre las ventajas o desventajas de ser más rápido.

-- La teoría es que con velocidad, Canelo podrá cortar el ring y lanzar más combinaciones especialmente al cuerpo apuntado como la clave principal de una posible victoria. Pero, ¿más liviano y movedizo, podrá Canelo mantener el poder de su pegada? No creo que sea buena idea pelear bajo las reglas que impone el estilo de Floyd. El mexicano ha mostrado hasta el presente que cuando abandona el estilo conservador del contragolpe, se abre en demasía a la respuesta inmediata del rival. Y no es lo mismo hacer experimentos ante un rival a modo, que hacerlo contra un oponente que lo supera tanto en técnica como en velocidad. Mi duda entonces pasa por las ventajas o desventajas de pelear lento pero con pegada o rápido pero sin potencia y capacidad de lastimar.

EL DIA DESPUES

En principio, mirada desde la distancia y sin tener aún conocimiento de los resultados que la preparación de Canelo arroje, creo que:

Mayweather/Alvarez
Esther Lin/ShowtimeAunque el potencial de una gran pelea está presente, podría darse el caso contrario
-- El día después estaré opinando sobre una batalla poco agradable. Un combate que cumplió los vaticinios más oscuros, ya que se impuso el boxeo elusivo de Floyd. Habrá sido el triunfo de la supremacía defensiva, la velocidad de piernas y la capacidad de quitarse golpes en base a calidad técnica.

-- El día después hablaremos de una pelea donde no hubo intercambio abierto y donde, quizás, los pocos golpes acertados por Canelo hayan ocurrido más por errores de Floyd que por la propia capacidad del mexicano.

-- El día después, diremos que Floyd fue un jeroglífico imposible de resolver para Canelo Alvarez. Y aunque Floyd diga que no lanzó muchos golpes porque tenía una mano lesionada y Canelo reconozca que tuvo problemas físicos debido al esfuerzo de dar el peso, tendremos que aceptar que no había nada para reclamar. Floyd vs. Canelo fue un producto que nos vendieron y lo compramos con la ilusión de que, pese a todo, le encontraríamos el buen sabor, así fuera en el fondo de la lata.

-- El día después, Mayweather será un poco más rico, Canelo habrá guardado en su cuenta bancaria un cheque de ocho cifras y los fanáticos lo padecerán: enfrentados y sin ponerse de acuerdo sobre lo que dejó de bueno o de malo el espectáculo.

CONCLUSIONES

Sera una pelea poco atractiva, aunque con mucho entusiasmo y emoción bajando desde la platea, algo que suele engañar al ojo crítico.

Ganará Mayweather aunque por poco margen. Eso, para felicidad de Showtime y Golden Boy Promotions, dejará el camino despejado para una revancha pese a que para esa opción no habrá clausula firmada.

Showtime quiere un respaldo fuerte, es decir, lo que vaticinamos de qué será una pelea poco agradable, también está en la mente de los ejecutivos de la cadena televisiva, por eso de antemano a todos nos quieren dejar felices aunque el Floyd-Canelo sea un somnífero de combate. Si se confirma que en una pelea de respaldo se enfrentaran Danny Garcia y Lucas Matthysse, la emoción estará garantizada. En ese caso, Mayweather vs. Canelo será el postre y a veces, el último plato esta demás, porque no nos entra más comida en el buche.

Tampoco tendremos mucha voluntad de reclamar. Con esto de las diferencias entre Golden Boy-Top Rank o HBO-Showtime, por primera vez los fanáticos son los que están ganando, ya que solo nos programan buenas peleas.

¡Quién lo diría hace un año! Sergio Maravilla Martinez está dispuesto a enfrentar a Gennady Golovkin, Adrien Broner se las verá con el Chino Maidana, la gente reclamó por el García-Matthysse y ahí lo tienen. Nadie esquiva a nadie.

A eso sumemos las pactadas guerras de Márquez-Bradley y Pacquiao-Ríos. Y por si fuera poco se abrió el espacio en HBO para que las nuevas figuras tengan su oportunidad en los programas sabatinos.

Sí, es posible que la pelea Mayweather-Canelo sea un bodrio, pero el día después nadie se dará cuenta. El boxeo está, estará y seguirá de fiesta.


Bernardo Pilatti es escritor, periodista deportivo desde 1978, analista de boxeo y comentarista de Artes Marciales Mixtas (MMA). Ha sido Jefe de Noticias, así como presentador de SportsCenter en ESPN Deportes Radio y conductor en el programa A Los Golpes donde entrevistó a las principales figuras del boxeo mundial. En Artes Marciales Mixtas, ha narrado combates realizados en las jaulas de Strikeforce, CFA y GForce Promotions.
Síguelo en @pilattiESPN Consulta su archivo de columnas.


Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.