Americana frena a la Nacional

Actualizado el 17 de julio de 2013
Por Héctor Cruz
ESPNDeportes.com
Mariano Rivera es un ídolo irreemplazable
Peloteros latinos de la MLB consideran a Mariano Rivera una leyenda del montículo.Tags: mlb, yankees, mariano rivera, juego de estrellas, idolo
Lista de videos video

NUEVA YORK -- En una noche en la que se hizo historia, la Liga Americana logró cortar la racha de tres derrotas al hilo que tenía en los Juegos de Estrellas al vencer a su similar de la Liga Nacional con marcador de 3-0 en el llamado Clásico de mitad de verano en Grandes Ligas celebrado en el Citi Field.

Contrario a lo esperado, el estelar Mariano Rivera fue designado por el manager Jim Leyland para lanzar la octava entrada, en vez de la novena como es usual en él, en la que logró retirar a la oposición sin mayores problemas. Su actuación marca la última vez que un pelotero con el número 42 actuará en un partido de las Estrellas, ya que Rivera se retirará al finalizar la presente temporada.

Unos 45,186 fanáticos llenaron las gradas del estadio de Queens, la mayor asistencia jamás reportada en la facilidad inaugurada en el 2009.

Con la victoria, el más joven de los circuítos asegura la ventaja de local en la Serie Mundial en octubre próximo.

Mariano Rivera Mariano Rivera (2013) y Derek Jeter (2000) son los únicos Yankees que han ganado el premio al MVP del Juego de Estrellas -- vía ESPN Stats & Info (@ESPNStatsInfo)

La fama que tiene el hogar de los Mets de ser un estadio poco favorable para los bateadores se dejó sentir desde el inicio, ya que el partido fue un duelo de lanzadores en las primeras cuatro entradas.

Max Scherzer de los Tigres de Detroit y Matt Harvey de los locales Mets abrieron las hostilidades sin permitir libertades a los bateadores de ambas ligas. Pero Harvey tuvo algo de problemas cuando luego de permitirle doblete al primer lanzamiento del juego a Mike Trout, de los Angelinos de Los Angeles, le propinó pelotazo en la pierna derecha al intermedista dominicano Robinson Canó, de los Yankees de Nueva York.

El camarero se quedó en la inicial, pero poco después fue sacado del partido, siendo sustituído por Dustin Pedroia, de los Medias Rojas de Boston. Las pruebas realizadas salieron negativas, y la lastimadura parece no ser de cuidado, según confirmó el propio Canó a los medios.

Harvey se convirtió en el primer miembro de un equipo anfitrión de un Juego de Estrellas en abrirlo desde que Roger Clemens, siendo miembro de los Astros de Houston, lo hiciera en el 2004. En total, es el 11º lanzador en la historia en comenzar un partido de las Estrellas en su estadio local. Además, con 24 años, es el lanzador abridor más joven en un Juego de Estrellas desde que su colega de los Mets Dwight Gooden abrió el partido estelar a los 23 años en 1988. Y es el tercero en la historia de los Mets, detrás de Tom Seaver en 1970 y Gooden en 1986 y 1988.

La Americana tomó ventaja en la cuarta entrada, cuando Miguel Cabrera, de los Detroit Tigers, conectó doblete al derecho central, llegó a la tercera base mediante sencillo al derecho de Chris Davis, de los Orioles de Baltimore, y anotó mediante elevado de sacrificio de José Bautista, de los Azulejos de Toronto .

La segunda rayita de los visitantes llegó en el quinto episodio, cuando Adam Jones abrió la entrada con doble al predio izquierdo. Acto seguido, Joe Mauer de los Mellizos de Minnesota conectó duro rodado que el torpedero Troy Tulowitzki de los Rockies de Colorado no pudo atrapar, lo que le permitió a Jones llegar a la antesala, y anotó con batazo de J.J. Hardy de los Orioles por la intermedia, que se convirtió en jugada de selección.

La tercera y y definitiva anotación de la Americana llegó en la octava gracias a doblete remolcador de Jason Kipnis de los Mellizos, quien trajo al plato a Salvador Pérez, de los Reales de Kansas City, que se había embasado mediante sencillo al derecho abriendo el episodio.

Luego de Sherzer, entró a lanzar Chris Sale, de los Medias Blancas de Chicago, quien no permitió libertades en dos episodios, con dos ponches, y se llevó la victoria. Le siguieron en la lomita Félix Hernández, Matt Moore, Grant Balfour, Greg Holland, Brett Cecil, Steve Delabar, Rivera y Joe Nathan, todos con una entrada de trabajo en blanco.

Por la Nacional, Harvey lanzó dos episodios, permitió un hit y ponchó a tres. Le siguió Clayton Kershaw, y luego Patrick Corbin, quien permitió la primera anotación de la Americana y cargó con la derrota. Luego de él laboraron Cliff Lee, a quién le anotaron la segunda carrera del encuentro, Cliff Lee, José Fernández Aroldis Chapman, Craig Kimbrel y Jason Grilli.