Diez ejecuciones salientes

Una serie de movimientos en el mercado que marcan el rumbo en NBA

Actualizado el 20 de julio de 2013
Por Tom Habestroh
ESPN.com (EE.UU.)

Después de alrededor de un mes de ser testigos de transacciones desde el Juego 7 de las Finales de la NBA, es hora de analizar los diez momentos más sorprendentes de la temporada baja. Después del draft, la agencia libre y los cambios de entrenadores, muchas han sido las cosas que me han llamado la atención durante el mes pasado, pero nada ha superado las siguientes diez sorpresas.

1. Dwight Howard no volvió a firmar con Los Angeles Lakers.

Muy pocos predijeron que, después de una temporada floja tras someterse a una cirugía mayor en la espalda, Howard se alejaría del glamour de Hollywood y la oferta especial de los Lakers de un año extra por $30 millones garantizados. ¿Pero desde cuándo Howard ha sido predecible?

De todas maneras, aunque conozcamos el comportamiento inestable de Howard, la noticia de que una mega estrella se sume a los Houston Rockets y rechace la posibilidad de jugar en Lakerland mientras está en el mejor momento de su carrera es algo que ha sacudido al resto de la liga mientras que también ha alterado significativamente la jerarquía de los candidatos al campeonato de cara a la próxima temporada. Entonces, en vez de plantarse y prepararse para la clase del draft de 2014 y cambiar a Pau Gasol, los Lakers han firmado al centro, Chris Kaman, Nick Young y Wesley Johnson mientras que dejaron que su único defensor por encima del promedio, Metta World Peace, se marche usando la cláusula de amnistía. Bueno, tal vez se estén plantando después de todo.


2. Cinco equipos dejaron pasar a Nerlens Noel, y luego fue cambiado.

Por primera vez en varios años, el mundo del básquetbol no tenía idea de quién iba a ser la primera selección antes de la noche del draft. El jugador en la cima de la mayoría de las tablas era el hombre de Kentucky, Noel, pero los Cavs, sorprendieron a todos seleccionando al jugador de UNLV, Anthony Bennett, con la selección total No. 1. Luego de eso, dejaron pasar a Noel nuevamente. Y de nuevo& y otra vez más. Más tarde, después de que se utilizaron tres picks en grandotes, losNew Orleans Pelicans finalmente seleccionaron a Noel con el sexto pick.

Y como si lo anterior no fuese lo suficientemente sorprendente, los Pelicans en reconstrucción decidieron cambiar a Noel y un pick protegido para 2014 a los 76ers por Jrue Holiday, quien recibirá $41 millones durante las próximas cuatro temporadas. Aunque Holiday fue reconocido como un All-Star la temporada pasada, estadísticamente estuvo a la par de Kemba Walker después del receso. Algo que empeora aún más las cosas, Holiday probablemente ganará más que Noel y la selección del draft de 2014 combinados. Lo anterior es demasiado valor de la escala de novato alejándose de un equipo que quedó con una marca 27-55 la temporada pasada.


3. La saga contractual de J.R. Smith.

Bueno, aclaremos esta cuestión. Smith tuvo dificultades con una lesión en el menisco de la rodilla izquierda la temporada pasada, presumiblemente para luego elevar su valor como agente libre y empujar a los Knicks en los playoffs. En su lugar, lanzó un pésimo 33 por ciento en la postemporada y ayudó a echar a pique la temporada como segundo sembradío de los Knicks demasiado temprano. Mientras tanto, se comenta que los Knicks sabían que necesitaba someterse a una cirugía en la temporada baja que lo dejaría fuera de tres a cuatro meses. Entonces, ¿Qué hicieron los Knicks en la agencia libre?

Lo compensaron con un contrato por cuatro años y supuestamente $24.7 millones, por supuesto. Pero esperen, eso no es todo. Smith  quien, recuerden, se iba a someter a una cirugía mayor de rodilla que podría perjudicar su rapidez en el lateral  habría rechazado el lucrativo contrato para firmar por menos dinero y menos años garantizados. En última instancia, Smith terminó firmando por apenas tres años y $18 millones. ¿Algo de esto tiene sentido? Los Knicks nunca dejan de sorprender al departamento del dramatismo.


4. Pierce y Garnett fueron cambiados a los rivales de división por desechos del roster y picks.

Es el fin de una era en Boston, y no habrá una despedida ceremonioso en el TD Garden. El presidente de los Celtics, Danny Ainge, permitió que Doc Rivers dé de baja su contrato y cambió a Paul Pierce, Kevin Garnett y Jason Terry por algunos de los contratos más tóxicos de los Nets y tres futuras selecciones de primera ronda -- que son inmensamente valiosas, dicho sea de paso.

La triste fotografía que los Celtics postearon en Instagram lo dice todo. Que los Celtics apretaran el botón de reset no era algo totalmente inesperado, pero la manera rápida y completa en la que Ainge modificó a la franquicia mientras que entregó a sus queridos jugadores estrella a sus vecinos de la División del Atlántico no& eso sí que tomo a toda la NBA por sorpresa. A pesar de los comentarios de Ainge sugiriendo lo contrario, los Celtics se han sumado al Estancafest 2013-14, y podríamos llegar a ver a los Celtics y a los Lakers fuera de los playoffs juntos por primera vez en 20 años (la última vez que sucedió algo así fue en 1993-94).


5. Brad Stevens fue contratado como el entrenador en jefe de Boston.

La búsqueda de entrenador de Boston se mantuvo sigilosamente en silencio. No hubo fuga de información, no hubo entrevistas con entrenadores publicitadas, nada de nada. Entonces, repentinamente, tweet tweet.

La decisión de contratar a Stevens fue sorprendente por tres razones. En primer lugar, nadie la vio venir. En Segundo lugar, Stevens, de 36 años, nunca ha entrenado en el nivel de la NBA a pesar de tener un éxito casi sin precedentes siendo un entrenador joven. Y por último, los Celtics le dieron un contrato por seis años y $22 millones, el más largo de esta categoría en la NBA. El anterior es un enorme voto de confianza para una franquicia en reconstrucción. Aunque posiblemente no haya sido la mayor movida de temporada baja de la liga, ninguna nos ha dejado tan boquiabiertos como esta.


6. Andrei Kirilenko dejó millones sobre la mesa para firmar con los Nets.

Como si la escena del básquetbol en New York City necesitase más tumulto esta temporada baja, los Nets se las arreglaron para convencer a Kirilenko que firme por una mini excepción de nivel medio, con la que se quedará con $3.1 millones, o menos del monto por el que Al-Farouq Aminu firmó esta temporada baja. Ten en cuenta que hace poco, Kirilenko rechazó su opción de jugador de $10.2 millones para jugar en Minnesota la próxima temporada, de modo que ha aceptado una reducción salarial de $7.1 millones para jugar con un equipo con chances en los playoffs.

Por supuesto, no es cualquier equipo. El alero ruso eligió jugar para un equipo candidato propiedad del multimillonario ruso, Mikhail Prokhorov, que fue el jefe de Kirilenko cuando jugó para el CSKA Moscow. Los veteranos aceptan recortes en sus sueldos todo el tiempo a fin de ir en busca de un título (¿les suena el Miami Heat?), pero el descuento del 70 por ciento de Kirilenko ha generado más polémica en la liga que el look de su cabello durante el paso de los años.


7. El acuerdo de Paul Millsap.

Si el contrato de Kirilenko no termina siendo el robo del verano, será este. Los Atlanta Hawks se quedaron con Millsap por apenas $19 millones por dos años, un monto menor por el que han firmado 20 agentes libres, entre ellos,Carl Landry, Monta Ellis y Jose Calderón. De hecho, su ex compañero de equipo en Utah, Al Jefferson, recibió más del doble garantizado que Millsap ($40.5 millones en tres años) a pesar de que Millsap es más joven, igual de eficiente y cuenta con un juego defensivo superior.

Millsap es uno de los favoritos de los expertos en estadísticas. Los más proféticos del ambiente lo tenían como el séptimo jugador más valioso en la liga la temporada pasada. Millsap tal vez no haya sido así de bueno, pero ciertamente, en general, es mejor que Jefferson.


8. La evisceración de los Denver Nuggets.

Denver ganó más partidos (57) que cualquiera de los equipos de los Nuggets en la temporada regular desde la fusión, pero esa histórica campaña parece haber quedado una década atrás. George Karl ganó el premio al Entrenador del Año, pero un mes después fue despedido. Masai Ujiri ganó el premio al Ejecutivo del Año, pero un mes después se marchó para dirigir a los Toronto Raptors. La cosa se pone peor, su mejor jugador ambidiestro, Andre Iguodala, decidió dar de baja su contrato con Denver y terminó en Golden State, el equipo que eliminó a los Nuggets en los playoffs.

Demás está decir que ha sido una temporada baja complicada en Mile High City. Aunque una sacudida en la temporada baja no era algo fuera de discusión, esto ha sido mucho más que eso. Esto ha sido una demolición.


9. Los Raptors se deshicieron de Bargnani por un pick de primera ronda y un mejor francotirador.

¿Por qué la partida de Ujiri ha perjudicado a Denver? Consideren esto: gracias a la ayuda de los Knicks, cambió al candidado a la amnistía, Andrea Bargnani, por un paquete en el que cedió una selección de primera ronda en 2016, dos futuras selecciones de segunda ronda y un francotirador de elite en Steve Novak, Quentin Richardson y Marcus Camby, a quien los Raptors acordaron indemnizar el miércoles.

Le adeudan $23 millones en las próximas dos temporadas, y Bargnani se ha ubicado entre los mayores albatros del juego debido a su vasta ineficiencia, sus problemas con las lesiones y su completa falta de valor defensivo. De modo que para sorpresa de todos, Ujiri se las arregló para cambiarlo por recursos de valor.


10. Tyreke Evans deja Sacramento y firma con los Pelicans.

Tal vez como resultado de ganar el premio al Novato del Año en 2009-10, Evans no ha cumplido con las expectativas en los últimos años, pero ha disfrutado de una temporada de recuperación en la que ha registrado un PER de 18.2 y finalmente ha lanzado un 33.8 por ciento desde el campo. De todas formas, de manera un tanto sorprendente, los Kings decidieron dejar que el jugador de 23 años se marche, cambiándolo a los Pelicans como parte de un acuerdo con Portland del que participaron tres equipos.

Lo que realmente no se entiende no es que Sacramento haya cortado sus lazos con un talento joven sino que los Pelicans hayan aceptado pagarle $44 millones por cuatro años cuando ya le están pagando $44 millones por tres años en la misma position a Eric Gordon. ¿Evans aceptará un rol saliendo de la banca? ¿Jugará como alero pequeño y renunciará a tiempo con el balón? Eso es algo que habrá que ver, pero lo cierto es que los Pelicans tienen $125 millones comprometidos en tres jugadores del fondo, Holiday, Evans y Gordon. ¿Puedes escuchar el sonido que los Pelicans hacen al tragar?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.