Abundan los obstáculos para Oden

18:27 ET
Actualizado el
Por Brian Winshorst
ESPN.com (Traducción)

Greg OdenMelissa Majchrzak/NBAE/Getty ImagesPor su talento, Greg Oden es un riesgo que vale la pena tomar
No ha jugado un partido de la NBA en casi cuatro años. Tiene cinco cirugías en sus rodillas, incluyendo tres procedimientos de microfracturas. No está en buena forma y ni siquiera ha jugado partidos de 5-5, al menos no en público.

Y aún así, los equipos no pueden ayudarse a ellos mismos. No hay 'si' cuando se trata del regreso de Greg Oden a la NBA. Es 'cuándo' y eso podría ser esta semana, de acuerdo a las fuentes.

Tras recibir a varios equipos, que incluyen a los dos que se midieron en la final de la NBA en junio, el Miami Heat y los San Antonio Spurs, y otro posible equipo de playoff reestructurado y llamado New Orleans Pelicans, para que vieran sus entrenamientos la semana pasada, Oden, ahora con 25 años, está cerca de tomar una decisión.

"Cuando uno ve a alguien de esa estatura moviéndose bien uno no puede ayudar sino que se emociona acerca de lo que podría ser", dijo el official de un equipo que ha estado siguiendo a Oden.

"Tiene que ponerse en major forma pero eso llegará", dijo un entrenador que vio un entrenamiento reciente. "Se ve muy bien". "No está muy lejos de la (cirugía) microfractura", dijo un ejecutivo sobre Oden, quien tuvo su ultimo procedimiento en febrero de 2012. "Todavía le queda un largo camino para poner su rodilla donde debe estar, pero hay posibilidades".

Ciertamente, Oden tiene talento. La selección número 1 en el sorteo de 2007 promedió 9.4 puntos, 7.3 rebotes y 1.4 en 82 juegos de su carrera. En 21 partidos de la temporada 2009-10 tuvo un índice de eficiencia de jugador (PER, por sus siglas en inglés) de 23.14, la octava mejor marca de la NBA.

Pero ningún jugador ha sido capaz de regresar tras todos los traumas en las rodillas por los que ha pasado en sus seis años de carrera. Mayormente porque ya se hubiesen rendido.

El Heat, sin embargo, permanecen calientes en su camino. Los dos veces campeones han estado buscando tamaño desde que formaron el 'Big Three' hace cuatro años. Han tratado veteranos al borde del retiro (Zydrunas Ilgauskas and Jamaal Magloire), compras de mediados de temporada (Erick Dampier and Ronny Turiaf), prospectos de segunda ronda (Dexter Pittman) y jugadores en amnistía (Chris Andersen). Oden caería en la categoría de proyecto de reclamo, una ruta que trataron con Eddy Curry. Entre los siete firmados, sólo Andersen funcionó, y el Heat están preocupados de que él no sea suficiente para tratar de ganar una tercera corona seguida.

El Heat apenas venció a los Indiana Pacers en la final de la Conferencia, y los Pacers dieron buenos pasos para mejorar su banco esta temporada baja, incluyendo un cambio reciente por Luis Scola. Los Chicago Bulls son una amenaza persistente gracias a su tamaño y el regreso de Derrick Rose. Y los Brooklyn Nets de momento tienen un par de estrellas liderando su línea frontal con Kevin Garnett y Brook Lopez. El este se ha puesto alto y el Heat puede tener que igualar esa estatura si aspira a ganar la conferencia por cuarto año corrido.

Pero no son solo las lesiones con las que Oden tiene que tratar. En una historia de Grantland el año pasado, Oden habló del problema de alcohol que desarrolló mientras se rehabilitaba en Portland, y hasta usó la palabra 'alcohólico'.

De acuerdo a las fuentes, los equipos estuvieron bien conscientes de eso aún antes de la admisión, también con los asuntos de depresión que ocasionalmente afectaron su rehabilitación. Oden también habló de eso en la entrevista con Grantland, diciendo que a veces se refugiaba en su hogar debido al escrutinio.

Seguramente se ha puesto a prueba el estado físico de Oden, especialmente después de tantas acusaciones entre él y los Trail Blazers, pero los equipos también han comprobado su estado mental.

Su rol la próxima temporada será tema de discusión, también, y probablemente se abordó con el entrenador del Heat Erik Spoelstra cuando almorzó con él después de un entrenamiento en Indianapolos la semana pasada.

El Heat no necesita un centro abridor que juegue 30 minutos, pero seguramente podrían usar a un jugador de siete pies que moleste a los Roy Hibbert, Brook Lopez y Joakim Noah en ciertas situaciones, y Oden siempre ha sido capaz de defender.

Oden, quien ya ha ganado cerca de $23 millones en su carrera, dijo que el dinero no será la fuerza que lo motive a un regreso, sino la forma y el nivel de comodidad serán más importantes. Pero esto no significa que no habrá una guerra de ofertas limitadas.

El Heat tiene preocupaciones financieras, como se evidencia en el reciente licenciamiento de Mike Miller para ahorrar pagos del impuesto de lujo. Tienen disponible su excepción de nivel medio de $3.2 millones, pero usando todo esto costaría cerca de $10 millones si las penalidades del impuesto son aplicadas. Le gustaría ofrecerle a Oden un contrato mínimo de veterano de $1 millon y han desarrollado una reputación de lograr que los agentes libres acepten menos.

Pero otros equipos como los Spurs, Pelicans, Atlanta Hawks y los Sacramento Kings tienen porciones de sus excepciones de nivel medio disponibles para usar en Oden que podrían pagarle significativamente mucho más que el mínimo.

Eso es demasiado peso para un jugador que ha acumulado apenas el equivalente en juegos a una temporada en resumé. Pero también habla del tipo de jugador que puede ser Oden cuando está saludable.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.