Polémico triunfo de Peter Quillin

Actualizado el 29 de octubre de 2013
Por Michael Woods
ESPN.com (Traducción)

Bernard Hopkins le dio a los aficionados un valor superior por su dinero la noche del sábado en Atlantic City, N.J., ya que su batalla ante el enormemente desfavorecido Karo Murat tuvo más intercambio de golpes que tácticas refinadas como a las que nos había acostumbrado el boxeador previamente conocido como el "Executioner".

En estos días, Hopkins responde al mote de "Alien", en referencia al arco peculiar y fuera de este planeta por el que atraviesa su carrera, que lo tiene peleando en los niveles más altos de este deporte con casi 49 años.

Los aficionados en el Boardwalk Hall quizá resultaron sorprendidos por la actuación animada de Hopkins, sin embargo quizá no estuvieron sorprendidos por la controversia y el alboroto post-pelea emanados por las acciones de los jueces y un réferi.

La tarjeta entregada por Kason Cheeks al final de la defensa del título de peso medio realizada por Peter Quillin ante Gabriel Rosado hizo que mucha gente se rascara la cabeza por el desconcierto. Cheeks calificó la pelea (acortada luego de que el doctor Blair Bergen decretó al inicio del décimo round que Rosado no debería continuar por una cortada sobre su ojo izquierdo) a favor de Quillin, 90-80. Todos a los que encuesté después de la pelea la vieron mucho más cercano que eso.

La detención también inició la discusión post-pelea, con muchos observadores pensando que quizá Rosado merecía la luz verde para continuar. Después de todo, Nueva Jersey fue la base de Arturo Gatti, a quien muchas veces se le permitió continuar con solamente un ojo funcional.

Quillin-Rosado
Maddie Meyer/Getty ImagesPeter Quillin prevaleció luego de que el réferi detuvo el combate por un sangrado de Gabriel Rosado
Adicionalmente, el réferi veterano Steve Smoger sorprendió a muchos cuando él, entre otras cosas, empujó al retador Murat hacia atrás durante una pausa en la acción y en general parecía estar inclinado para tratar a Hopkins con mayor consideración que al retador. Contacté al director de la Junta de Control Atlético de Nueva Jersey, Aaron Davis, para pedirle su opinión de estos temas.

"En general, fue una buena noche de boxeo", dijo. "Acerca de la cortada de Rosado, nuestra prioridad en Nueva Jersey es la seguridad. El doctor hizo lo correcto. Él ha estado durante mucho tiempo. La cortada estaba en un lugar muy peligroso. Los púgiles jóvenes tendrán oportunidad para pelear de nuevo".

Davis dijo que entiende y respeta el deseo ferviente de Rosado para continuar. Pero él también dijo que su mentalidad en este tipo de situaciones es, "mejor seguro que arrepentido". "A veces, debemos salvar a los peleadores de ellos mismos", dijo. "¿Por qué arruinaríamos toda su carrera en una pelea?".

En cuanto a la tarjeta de Cheeks, Davis señaló primero que nada que los tres jueces tenían a Quillin ganando, así que los tres estaban en la misma página solamente que en diferentes puntos de esa página. "Pienso que hubo un par de rounds que Rosado pudo agenciarse, pero Cheeks pensó que esos fueron para Quillin", afirmó Davis. "No estoy aquí para cuestionarlo, pero hablaré con él durante la semana, observaré la pelea y tomaré una determinación luego de eso".

Davis dijo que Cheeks ha sido juez durante siete u ocho años, ha trabajado algunas peleas titulares de menor rango y, hasta donde recuerda, nunca ha estado involucrado en alguna controversia. "Él no estaría ahí si no fuera un buen juez", dijo Davis. "Pero en este momento, no creo que haya existido un acto incorrecto. Pero hablaré con él para aclararlo".

Y luego estuvo el trabajo de Smoger durante el evento principal. En un momento, el réferi empujó a Murat hacia atrás, aparentemente con ímpetu adicional, durante una separación. Y cuando Murat intentó darle un cabezazo a Hopkins luego del campanazo final, Smoger le dio un manotazo al rostro y le gritoneó.

Davis dijo que él recibió algunas llamadas luego de la pelea por las acciones de Smoger. Él dijo que no vio que Smoger le mostrara más afecto a Hopkins durante la pelea, pero sí se dio cuenta de que empujó a Murat.

"Me gustaría un método sin meter tanto las manos, más verbal que de contacto físico", afirmó Davis. "Incluso alguien como él tiene noches malas. No es el deporte más fácil de controlar. ¿Pero hablaré con él de esto? Probablemente no. Ese es su estilo, de la vieja escuela".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.