Roberto Marroquín contiene la furia

Se quedó con las ganas de pelear ante Daniel Díaz; combate que se celebraría este sábado en Thackersville, Oklahoma, fue suspendido debido al mal tiempo

13:23 ET
Actualizado el
Por Carlos Nava
ESPNDeportes.com
Archivo

DALLAS -- Roberto Marroquín se quedó con las ganas de volver al cuadrilátero y demostrar que su más reciente derrota fue sólo un "accidente".

El combate entre el peleador méxico-americano de Dallas y el nicaragüense Daniel Díaz pactado para este sábado en Thackersville, Oklahoma, fue suspendido debido a las adversas condiciones climáticas.

Se supone que Marroquín sostendría su pelea de revancha contra Díaz, quien lo derrotó el pasado de junio por decisión dividida.

"El show de 'Sólo Boxeo Tecate' de este sábado en el Winstar World Casino fue cancelado por los ejecutivos del casino debido al mal clima que está pasando por la región y que ha dejado las carreteras en muy malas y peligrosas condiciones", informó la empresa Top Rank, promotora de la función.

"Una nueva fecha para este show será anunciada a la mayor brevedad posible", añade el comunicado.

Roberto Marroquín
Chris Farina/Top Rank

Favor colocar en titulares.Roberto Marroquín ha construido buena parte de su carrera profesional en el Winstar World Casino.

Los organizadores anticipaban que la mayoría de los aficionados asistentes al evento llegarían de la ciudad natal de Marroquín, quien ha construido buena parte de su carrera profesional en el Winstar World Casino con el apoyo de sus aficionados.

Marroquín (12-3, 16 ko's) dijo que estaba ya el viernes en la sede del combate, en anticipación para la ceremonia de pesaje, cuando le notificaron la postergación de su pelea.

Comentó que el trayecto de alrededor de 75 millas desde Dallas a Thackersville, Oklahoma, que por lo general se realiza en poco más de una hora en auto, requirió más de tres horas.

Incluso, dijo que su rival ni siquiera había alcanzado a llegar.

"La verdad que es una lástima porque yo estaba preparado mejor que nunca para demostrar que la primera pelea la gané por decisión, aunque los jueces vieron otra cosas", afirmó. "Vine al 100 por ciento listo para boxear".

Marroquín perdió el primer combate frente a Díaz (20-5-1, 15ko's), después de caer en par de ocasiones en los dos rounds iniciales.

Se levantó fue al frente los siguientes ocho episodios; marcó el ritmo y conectó buenos golpes frente a Díaz, de 33 años, que pasó la mayor parte de esos rounds tratando de librar un posible nocaut.

"Y eso que tuve que pelear con sólo un pierna y una mano", dijo Marroquín, quien se lastimó el tobillo derecho desde la primera caída en el capítulo de arranque y terminó con la mano izquierda muy lesionada e inflamada.

Marroquín fue diagnosticado con una "torcedura de tobillo grave"; para su buena fortuna explicó que libró el quirófano y que sólo con ejercicio, terapia y medicamentos sanó.

"Los doctores me dijeron que me recuperé antes del tiempo programado", señaló. "Desde el principio me urgía estar de vuelta para componer mi carrera y demostrar de nuevo que soy mejor que Díaz".

De cualquier manera, el texano dijo que aprendió la lección de subir al cuadrilátero confiado en su superioridad, antes de lanzar el primer golpe.

Marroquín llegó en junio a la pelea contra Díaz después de perder ante el cubano Guillermo Rigondeaux en septiembre del 2012 su primera oportunidad de competir por un título mundial y después de vencer al mexicano Antonio Escalante.

"Cuando me levantaba con dolor, sabía que tenía que seguir porque estaba echando a perder el trabajo de muchos años y mis posibilidades de llegar a ser campeón del mundo".

La nueva fecha probable estipulada en principio por la promotora para Marroquín dijo que fue alrededor del mes de enero.

Sin embargo, Marroquín ni siquiera está seguro que enfrentará a Díaz porque planea subir de categoría, a las 130 libras, que ya exige su complexión física.

"Trabajé muy duro para marcar las 128 libras en que íbamos a pelear este sábado", mencionó. "Díaz condicionó la revancha a que yo peleara en ese peso porque pensó que yo no iba a aceptar pelear en ese peso".

"De hecho, la primera vez que peleamos no pude bajar", añadió. "Pesé 129 libras y media. Pero hicimos la pelea. Y esta vez me habían dicho que si no daba las 128 no habría pelea. Estaban (el rival y su equipo) tratando de no pelear conmigo".

Aseguró que este viernes estaba listo para dar el peso, que ya jamás estará dispuesto a sacrificarse y arriesgar sus combates en esa división.

"Veré si tengo una oportunidad de pelear por el campeonato de las 130 libras contra Mikey García", indicó. "Esa es la pelea que quiero y mi meta".

Marroquín dijo que descansará y se mantendrá en forma durante las fiestas decembrinas, a la espera de su nueva fecha para subir al cuadrilátero.

Y por lo pronto, pasará la noche en el Winstar World Casino porque buena parte del tramo carretero entre Thackersville y Dallas estaba cerrado el viernes por la tarde, debido a la tormenta ártica que desquició la región.


Carlos Nava fue editor fundador de deportes de los periódicos Siglo 21, de Guadalajara, y Frontera, de Tijuana/San Diego; así como Al Día/The Dallas Morning News en Dallas, Texas. En la actualidad, es periodista de ESPN Deportes Televisión, radio y digital con base en Dallas, donde cubre a los Cowboys, Rangers, Mavericks, FC Dallas, Texas Motor Speedway y el resto de la región desde hace nueve años. Síguelo en Twitter: TapaNava Consulta su archivo de columnas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.