Alineación mortal: "Jackson Five"

11:58 ET
Actualizado el
Por Kevin Arnovitz
ESPN.com (EE.UU.)
ESPiaNdo la NBA: El efecto de Westbrook
Álvaro Martín y Carlos Morales analizan la diferencia que hace la ausencia de Westbrook para ThunderTags: nba, russell westbrook, oklahoma city thunder
Lista de videos video


"La Alineación Mortal" es una columna recurrente que realta a una de las alineaciones más eficaces de la NBA. Hoy hablaremos del quinteto titular del Oklahoma City Thunder sin Russell Westbrook.

Oklahoma City Thunder

Alineación: Reggie Jackson, Thabo Sefolosha, Kevin Durant, Serge Ibaka, Kendrick Perkins
Minutos jugados: 556
Rating Ofensivo: 100.9 puntos cada 100 posesiones
Rating Defensivo: 92.0 puntos 100 posesiones

¿Cómo funcionan en defensa?

Increíblemente bien cuando uno considera que está alineación es 11.2 puntos mejor defensivamente con Reggie Jackson como base que con Russell Westbrook en su lugar. Esto genera la siguiente pregunta: ¿Cómo puede ser que Jackson, quien no es más rápido ni posee más alcance que Westbrook y tiene las mismas responsabilidades tácticas, sea tan superior en este aspecto?

El acertijo es especialmente confuso considerando la debacle que fueron los playoffs del 2013. Jackson tuvo un rendimiento aceptable ofensivamente, pero el quinteto titular del Thunder se vio aniquilado por Houston y Memphis. Ese grupo tuvo un deficit de menos 31.4 puntos cada 100 posesiones en 10 juegos, y su hemorragia defensive era tal que su promedio de puntos permitidos era de 116.0.

Reportes de que un Rajon Rondo saludable había estado jugando en secreto para el Thunder vestido con un disfraz prostético de Reggie Jackson no tienen credibilidad. La mejoría de Jackson es mérito propio del jugador como resultado de conocer más a sus compañeros, a los esquemas y a las expectativas.

Jackson no toma tantos riesgos como Westbrook, quien siempre tiene un ojo puesto en el pase del rival. Mientras que Westbrook pone todas sus fichas en la mesa, Jackson va por lo seguro. Él puede escurrirse entre cortinas como alguien que se trata de meter en el ascensor justo antes de que cierre. Esto le permite a Serge Ibaka a quedarse cerca de la zona pintada e intentar bloquear un tiro tras pretender salir hacia afuera. Cuando el defensor más bajito no está persiguiendo a nadie y el grandote tiene al rival en poder del balón enfrente suyo, eso le otorga la ventaja a la defensa.

Jackson
Richard Rowe/NBAE/Getty Images¿Mr. Enero? El gran nivel de Reggie Jackson ha elevado a la defensa del Thunder a un nuevo nivel.
Otra teoría para la mejoría defensiva de este quinteto se basa en que los tiros rápidos de Westbrook elevan la probabilidad de que el oponente agarre el rebote y salga en velocidad. El "Jackson Five" permite un 30 porciento menos de puntos de contraataque al ajustar la formula con el ritmo del partido. La alineación que cuenta con Westbrook también pierde más el balón, y luego está el tema de los rebotes defensivos: Este quinteto con Jackson agarra rebotes más seguido y permite un 30 porciento menos de puntos tras rebotes ofensivos del rival. Si uno suma a todas estas estadísticas se empieza a dar cuenta de por qué hay una diferencia de 11.2 puntos.

Los resultados obtenidos desde la lesión de Westbrook confirman lo que vemos con nuestros propios ojos. En los 10 partidos desde que Jackson es titular, ninguno de los 10 jugadores que Jackson ha estado a cargo de marcar ha tenido un porcentaje de eficacia en tiros de campo de más del 50 porciento - y solo uno (el jugador sensación del momento, Jordan Crawford) tuvo un porcentaje más alto que el 40 por ciento.

Los esquemas no cambian con Jackson en la alineación. El Thunder ha ejecutado más o menos el mismo sistema de bloqueo y continuación por mucho tiempo -- aunque el desarrollo de Ibaka les ha permitido ser más selectivos --. En el lenguaje estrictamente táctico, el Thunder generalmente "debilitan" a una jugada de bloqueo y continuación al tope de la llave al llevar a aquel que tenga el balón hacia su mano menos hábil. Ibaka igual va a considerar involucrarse en la jugada, pero Perkins siempre se queda en su lugar. En jugadas de bloqueo y continuación por los costados, el Thunder dirige a la jugada hacia debajo de la canasta, lo que genera varios niveles de presión hacia aquel que tenga el balón de parte de Perkins e Ibaka.

Kevin Durant, Ibaka y, en menor medida, Thabo Sefolosha le otorgan una versatilidad poco usual al Thunder. Durant e Ibaka intercambian lugares espontáneamente, y Sefolosha tiene licencia para utilizer sus instintos en equipo junto a Ibaka, dependiendo en los marcajes.

Cualquier entrenador te va a decir que quiere mantener a su equipo fuera de rotaciones defensivas, pero mientras algunos equipos tratan a esa idea como una certeza, otros lo piensan como un concepto variable. El Thunder es más propenso a inclinarse a lo segundo porque a Westbrook le encanta apostar y presionar. El Thunder es más conservador con Jackson - vale la pena mencionarlo de nuevo, esto es un testamento a la temeridad de Westbrook que a lo que Jackson pueda o no pueda hacer.

Cuando el Thunder se ve atrapado en una rotación, el entendimiento avanzado de Ibaka sobre cómo funciona la defensa en equipo salva a todos. Es difícil no sobrevalorar el crecimiento en general de Ibaka como defensor. Hace no mucho tiempo, él era apenas un defensor estacionado en la esquina más interesado en bloquear un tiro y mandarlo a la quinta fila que en sincronizar a sus rotaciones con precisión. Su promedio de bloqueo ha caído en dos temporadas de 9.8 a 5.8, y su promedio de faltas por partido también ha caído bastante, pero a la misma vez él se ha convertido en un defensor vertical mucho más habilidoso.

Es impresionante llegar tan lejos en esta mención sin reconocer tanto a Durant como a Sefolosha. No hay ningún misterio con Sefolosha, ya que su alcance de brazos encierra a los rivales, y su movilidad lo convierte en uno de los escoltas más difíciles de atrapar en una cortina.

La mejoría defensiva de Durant comenzó hace dos temporadas y continua mejorando hoy en día. Durant se inspiró hace un tiempo largo cuando se dió cuenta de que su fuerza ya no era una debilidad, y que su longitud y conciencia siempre lo ayudarán en defensa. Synergy lo ubica en tercer lugar entre defensores durante jugadas de bloqueo y continuación que han defendido más de 50 jugadas. ¿Uno contra uno? Él es el número uno, gracias por preguntar.

Perkins sigue siendo astuto en defensa - lo verás cuando intentes estancar una cortina o generando tiempo para Jackson al agarrar todo lo que esté a su alcance. Cuando Perkins falla, se debe generalmente a su lentitud. Eso sí, él nunca deja de hacer sus relevos y su capacidad defensiva en el poste bajo sigue siendo consistente.

Los Jacksonitas deberían regresar pronto a la Tierra, pero OKC no podría haber pedido mejores resultados defensivamente como resultado de sus esfuerzos por elevar la confianza de su joven base suplente.

¿Cómo funcionan en ataque?

Solo son marginalmente mejores que el quinteto que cuenta con Westbrook, el cual no la ha tenido fácil en toda la temporada, en vez de Jackson. Sin embargo, el equipo sigue dependiendo demasiado dependiente de Durant para que él cree oportunidades de la nada.

Rebobinemos la película a la primavera pasada, cuando se disputaban los playoffs del 2013 y tanto Houston como Memphis eran una pesadilla tanto para el ataque como para la defensa comandada por Jackson. El Thunder anotó apenas 84.7 puntos cada 100 posesiones en 107 minutos en cancha. Los titulares tampoco podían establecer ninguna dinámica con 85.8 posesiones por partido. Las cosas son mucho mejores para Oklahoma City esta temporada con Jackson como armador, pero siguen cayendo en lagunas ofensivas por varios minutos seguidos.

El objetivo principal de cualquier quinteto del Thunder que no cuente con Westbrook en ataque es que el balón llegue a las manos de Durant. Cumplir con este objetivo es más fácil si Durant no se pasa todo el tiempo esperando en una esquina, ya que de esa manera la defensa puede concentrarse en aquel que tenga el balón o en Durant, pero es difícil hacer ambas cosas a la misma vez. Con ese concepto en mente, la pantalla para Durant en la esquina ha sido el prototipo para la ofensiva del Thunder, con varias reinterpretaciones y ajustes instalados en el esquema del equipo.

Este es un sistema ofensivo formidable, ya que no importa si Durant recibe el balón moviéndose hacia la canasta o solo y listo para tirar con espacio, Durant es el anotador más peligroso de la NBA. El Thunder todavía utiliza este esquema con Jackson como armador. Por ejemplo, Ibaka genera una cortina a la derecha para Durant, quien recibe detrás de la línea de triples. Una vez que eso sucede, Durant puede tirar, penetrar o asociarse con Ibaka.

Kevin Durant
Bart Young/Getty ImagesEl ataque del Thunder ha dependido más que nunca de Kevin Durant sin Russell Westbrook.

Cuando está entero, Westbrook genera un montón de cortinas para Durant en ese tipo de situaciones, y Jackson ha asumido esa obligación en varias jugadas. El Thunder mandará a Sefolosha hacia afuera desde debajo de la canasta alrededor de Perkins e Ibaka para que reciba el pase de Jackson. Jackson, por su parte, pasará el balón y se irá hacia la parte más lejana a la canasta para crear una cortina para Durant. Cuando Westbrook y Durant se combinan para hacer esto (o cualquier otra jugada), es una emergencia para el rival, pero Jackson también puede hacer que esto funcione.

La gran mayoría de las páginas gastadas del libro de jugadas del Thunder están diseñadas para posicionar a Durant de la manera más propicia para que pueda anotar. OKC se respalda en las cortinas previamente mencionadas. A ellos todavía les encanta que un grandote genere una cortina y que Durant aparezca de repente para recibir la pelota yendo hacia la línea de tiros libres. A ellos les gusta que Durant juegue de espaldas al aro por la izquierda, donde él o recibe el pase o se va hacia atrás si el defensor no permite que se haga el pase.

Todo esto es genial, pero debe verse balanceado con otros ingredientes - y por ahora Durant es demasiado independiente cuando juega con este quinteto. El ataque del Thunder ha estado en su plenitud cuando Durant y Westbrook comparten responsabilidades con el resto del equipo. Durant prácticamente admitió esto al decir que necesita tirar menos.

El conocimiento de Jackson sobre el estilo de juego a nivel profesional ha crecido muchísimo, y él entiende que su trabajo es facilitar las cosas para Durant. Sin embargo, él no está al nivel de Westbrook cuando se trata de generar una chispa en ataque - y el Thunder necesita esa chispa para ser fluidos ofensivamente.

El Thunder genera gran parte de su capacidad ofensiva basándose en gran parte en tiros de media distancia, ya que son muy efectivos encestándolos. Eso no va a cambiar aun si Westbrook est''a ausente. Tanto Jackson como Durant, Ibaka y Sefolosha tienen un porcentaje de efectividad de más del 40 porciento desde media distancia. Encontrar ese tipo de tiros es más difícil con Jackson que con Westbrook ya que él no es tan letal penetrando la zona pintada, pero los titulares del Thunder han tenido éxito con Jackson como armador.

"

Casi nunca pensamos en Kevin Durant como alguien que genera juego, pero él es tan bueno como cualquiera en la NBA cuando se trata de iniciar situaciones ofensivas temprano en la posesión.

"

Una cortina corta de Ibaka como parte secundaria del contraataque es una fija del sistema ofensivo del Thunder y genera tantas cosas para OKC. Ibaka provee un camino hacia la canasta para Jackson, espacio para Durant, un tiro para sí mismo una vez que se sale de la pantalla o un pase para el triple de Sefolosha en la esquina si la defensa entra en pánico.

El mismo concepto se aplica a Durant, a quien le encanta jugar rápido. Casi nunca pensamos en Kevin Durant como alguien que genera juego, pero él es tan bueno como cualquiera en la NBA cuando se trata de crear situaciones ofensivas temprano en la posesión. Cuando él sale en velocidad con el balón en sus manos, se asocia con Ibaka para buscar las condiciones óptimas para ejecutar esa cortina corta contra una defensa que está corriendo de espaldas al aro. Jackson y Sefolosha buscarán un buen lugar para tirar un triple y Perkins se acomodará donde no esté el balón por la línea de fondo (Durant casi siempre va hacia la derecha cuando hace eso).

El ritmo del partido es vital para los titulares del Thunder, especialmente porque están atascados con Perkins. Perkins no puede salir en velocidad de contraataque, pero su presencia bajo la canasta genera un dilema para el Thunder. Sitúalo por donde está el balón cerca de la línea de fondo, y él satura el camino al aro. Ubícalo lejos de la acción y su defensor lo acepta como una invitación para prestarle más atención a la jugada que a su hombre. Este es un problema más complicado para Jackson en particular, ya que él se respalda mucho más en penetrar la zona pintada -- y necesita más espacio para hacerlo -- que Westbrook.

Más allá de toda la presión que hay en los hombros de Jackson, la ofensiva del Thunder se basa en la habilidad de Durant para tomar decisiones. Y no es como que está tomando las decisions equivocadas. Durant está teniendo un porcentaje de asistencias del 29.6 porciento durante la última serie de partidos sin Westbrook -- sólo un jugador que no es un base es mejor que él en esa categoría (adivina quién).

Cuando Durant empezó a incrementar su número de asistencias durante el invierno pasado, Scott Brooks solía decir que Durant no era un asistidor durante el comienzo de su carrera ya que eso no se ajustaba a la realidad que afrontaba como jugador joven. Durant no era un base de chico y no necesitaba pasar el balón muy seguido durante los primeros 15 años de su vida como basquetbolista. Pero la necesidad es la madre de la invención, y la confianza es su padre.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.