Manny pedería mucho con revés

20:37 ET
Actualizado el
Por Carlos A. Nava
ESPNDeportes.com
Pacquiao y Bradley quedan por debajo del peso
Manny Pacquiao y Tim Bradley no tuvieron problema alguno para dar el peso límite welter en el que se enfrentarán este sábado.Tags: deportes, boxeo, manny pacquiao, timothy bradley, pesaje
Lista de videos video

LAS VEGAS -- Para Manny Pacquiao hay mucho que perder y poco que ganar.

Pacquiao, de 35 años, enfrentará a Tim Bradley este sábado en el MGM Grand Arena de Las Vegas con la presión de mostrar que aún tiene el boxeo.

Más importante el físico y la misma motivación que lo convirtieron en uno de los púgiles más dominantes de los últimos tiempos.

El ex campeón mundial filipino perdió dos de sus últimas tres peleas, aunque la mayor parte del tiempo que estuvo en el ring dominó en ambas.

En la primera frente a Bradley sólo los jueces vieron que perdió porque a pesar de un dominio evidente no fue capaz de finiquitarlo con un nocaut.

En su segundo descalabro después de una racha de 15 victorias consecutivas, fue noqueado por Juan Manuel Márquez, a quien parecía tener listo para derribar antes de que el mexicano lo alcanzara con derechazo que lo mandó casi inconsiente al piso.

Sufrió una derrota porque también fue incapaz de terminar a Márquez con el nocaut.

"La primera pelea ya es parte del pasado", dijo Pacquiao. "Lo que importa es este sábado y voy a recuperar mi campeonato mundial a como dé lugar".

"Espero darle una gran pelea a mis seguidores", agregó.

Pacquiao peleará por el campeonato Welter de la Organización Mundial de Boxeo, propiedad de Bradley, quien parece ahora un mejor boxeador que la primera vez que se enfrentaron.

Llega de dos buenas victorias, frente a Rusian Provodniko y ante el mismo Márquez que noqueó a Pacquiao la última vez.

Ha reiterado desde que anunciaron la pelea que noqueará y retirará al filipino, aunque parece poco probable con sólo 12 nocauts en su invicto de 31 peleas profesionales.

"Siempre existe la posibilidad, siempre", dijo Bradley. "Manny enfrentará a un mucho mejor boxeador que la primera vez. Estoy mucho más confiado de mis habilidades y mejor preperado".

El principal argumento de Bradley es que, según él, queda poca motivación, físico, pegada y que Pacquiao se volvió un "perdona vidas" arriba del cuadrilatero.

"Es real", dijo Bradley (31-0). "Hasta sus aficionados dicen lo mismo, que ya no ven el mismo fuego que había antes".

"Eso nunca pasaba antes", agregó. "No está terminando a sus rivales. Ha cambiado algo en él desde hace tiempo". La última vez que Pacquiao (55-5-2, 38 KO) noqueó a un rival, fue en el 2009 sobre Miguel Cotto.

Las teorías sobre su falta de contundencia para finalizar por nocaut a sus oponentes han variado desde la decadencia de su físico a los 35 años, hasta asuntos religiosos y políticos.

Incluso, su entrenador, Freddy Roach, ha apoyado la teoría de Bradley sobre que prefiere perdonar a sus rivales cuando cree que están a modo para la victoria por decisión, que tratar de derribarlos y acabarlos.

Roach argumentó asuntos religosos y nada que ver con el físico de un boxeador de 35 años de edad.

"Sus crencias son la razón principal por la que no ha noqueado gente", dijo Roach. "Estoy seguro de eso".

Para muchos, Pacquiao perdonó a Joshua Clottey y a Antonio Margarito, a quienes castigó durante 12 asaltos en el Cowboys Stadium.

Después ganó por decisión sobre Márquez, a quienes también muchos consideraron que pudo ser el triunfador de esa pelea.

"Manny me dijo que si no necesitaba noquearlos no quería lastimarlos", dijo Roach. "Le he dicho que esa no es una buena idea en el boxeo porque así recibe más castigo también por parte del rival y puede perder".

Pacquiao ha negado que sus asuntos religiosos impidan que salga por el nocaut o que haya mermado sus cualidades boxísticas.

Al contrario, dice que ayudaron a que cambiara su vida por un estilo más sano en todos los aspectos y que por eso a su edad está listo para demostrar que es mucho mejor que Bradley.

"El único reto para mi es demostrar que está equivocado", sentenció Pacquiao. "Eso me inspiró para concentrarme. Veremos arriba del ring quién es el mejor".

El entrenador de Bradley, Joel Díaz, dijo que en la confrontación anterior, su pupilo ni siquiera salió golpeado y por eso sabía que había ganado

"Si miras a los rivales anterios que venció Manny, no cayeron noqueados, pero sí salieron muy lastimados, con evidentes golpes en el rostro", dijo. "Tim para nada... Estaba limpio".

Díaz también aseguró que terminarán con la carrera de Pacquiao este sábado en la que esperan una arena llena por completo. "Todo tiene un principio y un fin", dijo Díaz. "Y este será el final de la carrera del gran Manny Pacquiao".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.