Nuevo capítulo de la novela

El ex futbolista Diego Maradona renovó el enfrentamiento que mantiene con su ex representante, Guillermo Coppola

20:49 ET
Actualizado el
 

BUENOS AIRES (EFE) -- El ex futbolista argentino Diego Maradona renovó el enfrentamiento que mantiene con su ex representante, Guillermo Coppola, a quien advirtió que "no le lleve cuentos" a sus hijas porque es "capaz de matar" para defenderlas.

En una entrevista que concedió al canal América de la televisión local, Maradona también dijo que si el presidente del Boca Juniors, Mauricio Macri, pretende invadirle "en lo futbolístico" no aceptará trabajar en el club.

"Hoy soy feliz", sostuvo el ex capitán de la selección argentina de fútbol, quien se mostró distendido y de buen semblante luego de asistir ayer, domingo, al debut de su hija mayor, Dalma, como actriz teatral en la obra infantil "Caperucita y el Lobo".

El astro, de 44 años, aseguró que se encuentra "muy bien de salud", aunque le apuntó tanto a Coppola como al entorno de su ex representante, desde donde, según dijo, están molestando a sus dos hijas.

"Mejor que Guillermo y quienes lo rodean no le lleven cuentos a mis hijas. Yo por mis hijas mato. Por eso le pido a Coppola que pare a los que están alrededor suyo", remarcó.

Recientemente Coppola ha reconocido que se equivocó "en algunas liquidaciones" que realizó en negocios vinculados con Maradona, quien ha demandado judicialmente a su ex amigo y le reclama una suma cercana a los dos millones de dólares.

Coppola representó a Maradona desde 1985 hasta 1990 y posteriormente ambos retomaron su relación laboral de 1996 a 2003, pero desde que se distanciaron el ex jugador asegura que su ex representante le ha "robado la plata" de sus hijas.

"Voy a ir a la justicia contra la logia de Guillermo. Para sacarlo de la cárcel yo le quité la plata a mis hijas y ahora me entero de que esa plata se la repartieron", recordó el ex futbolista sobre la ocasión en que Coppola estuvo involucrado en un caso de drogas.

"Por suerte hoy a mi familia la veo cuando me levanto. Antes no quería levantarme para no verlos porque sentía vergüenza de mirar a la cara a mis hijas. Es que la droga te lleva para donde quiere. Si en estos momentos soy feliz es porque tengo alrededor gente que me quiere bien y no me usa", agregó.

El Boca Juniors ha ofrecido a Maradona la dirección general de las divisiones juveniles del club, pero anoche el ex futbolista habló de la posibilidad de ser "manager" de la institución en la que brilló como futbolista y de la que es hincha fanático.

"Quiero un Boca que no le deba nada a nadie, pero no sirve tener 500 millones de dólares en el banco si no te clasificas para la próxima Copa Libertadores. Si Macri me quiere para tener un equipo fuerte voy a aceptar, pero si quiere invadirme en lo futbolístico no voy a ser manager", advirtió.

En otro orden, Maradona señaló que buscará reunir a los ex seleccionadores argentinos César Menotti y Carlos Bilardo en el ciclo de entrevistas que conducirá por el canal 13 de la TV local a partir de agosto próximo.

"Los argentinos nos merecemos que dos personas que le dieron tanto al fútbol puedan darse un apretón de manos", dijo sobre los entrenadores de la selecciones que ganaron los mundiales de fútbol de Argentina 78 y México 86.