Son condiciones que no se van a negociar

En nota con ESPN Radio, Diego Maradona adelantó que será mánager de Boca si se cambia el manejo de divisiones inferiores

22:29 ET
Actualizado el
 

BUENOS AIRES (DyN) -- Diego Maradona reveló el martes a la noche haber acordado ser mánager general de Boca Juniors, pero bajo una única y no negociable condición de que se modifique el manejo de sus divisiones inferiores, al que criticó, sin dar nombres, de modo descarnado.

El astro argentino sostuvo en una larga nota con ESPN Radio en Rivadavia que se encuentra "muy bien, demostrando que tengo las fuerzas y las ganas que fundamenalmente me dan mis hijas.

Las costumbres malas me llevaron para otro lado, pero la droga no me cambió los sentimientos, simplemente me los hizo olvidar".

Diego se declaró "muy arrepentido" de haberse distanciado de su esposa Claudia, a quien clamorosamente confesó que sigue amando, aunque aclaró que se fue de su lado "con la cabeza en alto para no herir a nadie".

CONTACTO DIRECTO CON LA SELECCION
Maradona lamentó profundamente no poder asistir el miércoles al partido Argentina-Brasil por tener que viajar con sus hijas y también Claudia a Italia para la despedida de "Ferrara después de quince años en el Napoli" compromiso que afirmó haber contraído con mucha antelación.

Luego subrayó que está en deuda con el plantel argentino debido a haber ido primero a visitar la concentración brasileña que la albiceleste en Ezeiza, a la que no asiste desde que se peleó con Daniel Passarella cuando el temperamental técnico planteó necesaria una rinoscopía para todos los jugadores del conjunto nacional.

"Pero vuelvo a Ezeiza para reafirmarle a los chicos que soy más argentino que nunca. Es que las personas excelentes no tienen bandera y nunca voy a olvidar que Ronaldinho", al que calificó sin vacilar como "el mejor futbolista del mundo, Cafu y Kaka se acercaron a saludarme en la final de la Champions League, cuando el astro ofició de comentarista de ESPN.

Maradona sostuvo que el del miércoles "es un partido para reafirmar la historia del fútbol argentino" y anticipó que le recalcará al plantel que hay que defender "a muerte dentro de la cancha nuestra camiseta y nuestra bandera".

"Y si Brasil está un escalón arriba, hay que arrancarle ese poderío porque podemos, tenemos jugadores, país e historia. Argentina está para dar el salto de calidad y poder ir a un Mundial a ser protagonista, como se intentó en Japón y no se nos dio. Por eso tenemos una deuda grande con el fútbol argentino", refirió.

Maradona cambió su opinión respecto de José Pekerman, al que le dio crédito sólo para manejar juveniles, expresando que ahora "ha demostrado que tiene capacidad para manejar a los grandes, está respetando las jerarquías y sobre todo la categoría del jugador y del fútbol argentino".

ABRIO LA BOCA Y FUE CRITICO
Respecto de su futuro en Boca, Diego dijo que "la idea era trabajar sólo con los juveniles, pero Mauricio Macri me dijo que eso era desaprovechar lo profesional y lo que les puedo transmitir a ellos".

"Estamos hablando de ser mánager general, que también abarque las divisiones juveniles que a nivel estructura las cosas se hicieron bien pero por una cosa o por la otra Boca no pudo sacar todo lo que pudo haber sacado de allí", evaluó.

"Hay jugadores de 12 años con representantes y los padres quieren vender a los chicos desde antes que la mujer quede embarazada. Hay que volver a las raíces. No puede ser. Dejen trabajar tranquilos a los chicos. Hay que poner una distancia. Los chicos no se compran ni se venden", criticó.

Y sentenció rotundamente que "a partir de esa premisa voy a agarrar como mánager de Boca, si no no lo agarro. Que se alejen de Boca los mánagers de chicos de 12 o 13 años".

"Lo que está pasando con los juveniles es una barbaridad total. Que los chicos se diviertan y después sí que ganen millones de dólares. No los podemos hacer hombres a los 12 años", prosiguió.

Maradona adelantó que "en líneas generales Macri está de acuerdo con el proyecto. Además, lo económico ya está resuelto" y acotó que su premisa es "darle garantías al hincha para que no vuelva a suceder lo de este año, para reforzar la camiseta de Boca, para decirle a los jugadores que tienen que morir futbolísticamente por Boca, si no que se vayan a otro club".

"Si se da lo de Boca, bien, y si no yo tengo un palco y veré los partidos desde alli", cerró.

Maradona aclaró que respalda la polémica y resistida gestión de Jorge Benítez como entrenador y dijo que no puede referirse a la delicada situación actual por no estar "en la interna".

"Sería meterle más llama al fuego. Escuché las críticas de Palermo a Benítez sobre el planteo con Chivas pero yo digo que ningún técnico quiere lo peor para él. El Chino tiene suficente personalidad para hablar de todos los problemas. Sin grupo no se gana nada y si hay cosas descolgadas él las podrá resolver", comentó.

UNA REFLEXION SOBRE EL VIRREY
Maradona le auguró un buen futuro a Carlos Bianchi como flamante técnico de Atlético Madrid, pero al mismo tiempo predijo que tendrá un "camino muy duro por delante. Deberá cambiar a muchos jugadores. Pero por lo que hizo en Boca tiene todas las fichas puestas a su favor".

"Estoy dando pelea para salir adelante y buscar sensaciones nuevas que me den felicidad y eso lo encuentro en mis hijas, mi familia y amistades. Voy por el camino correcto. Estoy rico por dentro en emociones y sigo viviendo sensaciones hermosas. Le agradezco a Dios levantarme como me levanto hoy", se retrató.

Por último, se le preguntó si Boca tenía futuro sin Bianchi y todos sus resonantes éxitos obtentidos.

Contestó tal como es él, de manera visceral. "Boca tiene garantía de futuro con la camiseta. La pasión no se mata. Lamentablemente no contamos con Bianchi, pero la azul y oro no es Bianchi, ni Macri ni Maradona. Es nadie más que el hincha. Por eso saldremos adelante", concluyó.