Al final llegaron a buen puerto

Espanyol y Atlético Madrid alcanzaron un acuerdo verbal para el traspaso del argentino Maxi Rodríguez a la entidad madrileña

10:16 ET
Actualizado el
 

BARCELONA (EFE) -- Unas semanas después de cerrar su mejor temporada con el Espanyol gracias a sus 15 goles, Maxi Rodríguez será traspasado al Atlético de Madrid por cinco millones de euros, tras un acuerdo verbal entre ambas entidades, en una operación que permite al club catalán recuperar buena parte de los seis millones pagados por el argentino en 2002.

Las cifras oficiales de la venta aún no han trascendido, pero el Espanyol rechazó hace apenas dos días una propuesta del Atlético de tres millones de euros. Movido por el especial interés de su entrenador, Carlos Bianchi, en el jugador, el club madrileño aumentó la oferta, lo que hace pensar que el Espanyol percibirá como mínimo cinco millones de euros.

En el club de Montjuic existía la sensación de que era el momento de vender a Maxi. Mejor goleador del equipo a lo largo de la última temporada, su contrato termina en junio de 2006, por lo que sólo existían dos opciones desde el punto de vista del Espanyol, o bien traspasarlo al mejor precio posible o bien firmar una renovación de contrato.

Llegado al Espanyol en el verano de 2002 (aunque su contratación se cerró en la Semana Santa de aquel año, tras unas interminables negociaciones), Maxi ha crecido como jugador vistiendo la camiseta del Espanyol. Sus dos primeras temporadas vinieron marcadas por el pésimo papel del equipo, pero en la última, se consolidó como una pieza fundamental.

Aunque no fue fichado como goleador, sino como un interior derecho con llegada, la afición siempre le reprochó su falta de puntería. En su primera temporada marcó siete goles, en la segunda cuatro y finalmente, explotó con quince.

Maxi se convirtió en internacional absoluto con su país durante su segunda temporada en el Espanyol, adonde llegó tras proclamarse campeón del mundo sub-20 con Argentina.

La venta de Maxi servirá, según algunos directivos, para enjugar buena parte de la deuda del club, pero también para reforzar una posición que queda huérfana tras su marcha. Podría ocuparla Toni Velamazán, quien, no obstante ha sido declarado transferible. También podría hacerlo Oscar Miñambres, pero ni el Real Madrid ni el Espanyol han movido ficha para prolongar un año más su cesión.