Fue el primero

Osvaldo Virgil se convirtió en el primer dominicano en jugar en Grandes Ligas de Béisbol, y el sábado se cumplen 50 años de dicha hazaña

Actualizado el 4 de octubre de 2006
Por Dionisio Soldevila
AP
Archivo

SANTO DOMINGO -- El tiempo ha pasado rápido, pero el orgullo todavía late fuerte en el pecho de Osvaldo Virgil cuando recuerda su debut en las Grandes Ligas el 23 de septiembre de 1956.

Osvaldo Virgil muestra una fotos con los Tigres.

En esa fecha, cuyo 50 aniversario se conmemora esta semana, Virgil se convirtió en el primer dominicano en un uniforme de Grandes Ligas, con los Gigantes de Nueva York.

Virgil se fue en blanco en cuatro turnos al bate, cometió un error en la antesala y su equipo perdió el partido ante los Filis de Filadelfia. Pocos recuerdan esas estadísticas al día de hoy, eclipsadas por la trascendencia de su gesta como el primer dominicano en las mayores.

"Para mi ha sido un orgullo, un honor el que Dios me escogió para ser esa persona, el primer dominicano en las Grandes Ligas", dijo Virgil el jueves a la AP en una entrevista telefónica desde su hogar en Montecristi, en el noroeste del país.

Virgil, de 74 años, recuerda su fichaje con los Gigantes en 1952, con apenas 17 años de edad y por la suma de 125 dólares.

"En esa época el dinero era lo de menos, había que jugar béisbol para ganarse la vida", recuerda el precursor del béisbol quisqueyano.

Muchos le han seguido desde entonces, incluyendo al dirigente de los Gigantes de San Francisco, Felipe Alou y el único dominicano en el Salón de la Fama, Juan Marichal.

Osvaldo Virgil camina en su natal Rep. Dominciana
"En mi tiempo había muchos mejores (dominicanos) que podían estar en las Grandes Ligas, pero yo tuve la suerte de estar en los Estados Unidos", recordó.

De hecho, Virgil pensó que Rudy Hernández debutaría primero que él en las mayores aunque este último fue el tercero detrás de Alou.

Virgil vivió parte de su juventud en Nueva York, lo que hizo que muchos de sus compatriotas creyeran que Alou fue el primer dominicano en las mayores.

"No hay duda" de que fue Virgil, comentó Alou. "Alguna gente trató de poner en duda el hecho de que era un dominicano verdadero porque se crió en Nueva York. Los que lo conocimos antes de que fuera a las mayores sabíamos que se trataba de un verdadero dominicano, alguien que amaba a su país. A tal punto que hasta el día de hoy vive ahí. Volvió a donde nació".

Hoy en día la República Dominicana es el mayor productor de jugadores de las mayores detrás de Estados Unidos, con 85 en roster del día inaugural y lista de lesionados. En total, la isla caribeña ha producido más de 400 peloteros de Grandes Ligas.

También, más de 1.000 dominicanos se encuentran en las menores aspirando a una oportunidad para jugar en las mayores.

"El le abrió la puerta a todos los jugadores dominicanos", dijo el antesalista de los Indios de Cleveland, Andy Marte. "¿Qué puedo decir? Hizo un gran trabajo. Es especial. Es un gran tipo y todos los conocen en Dominicana".

Osvaldo Virgil con uno de sus tantos trofeos.

Virgil jugó con seis equipos en las Grandes Ligas, principalmente como un utility y lamentó nunca haber recibido la oportunidad de ser un regular.

"Lo único que desearía es haber tenido la oportunidad de jugar todos los días para poner mejores números", señaló.

En nueve años en Grandes Ligas tuvo un promedio de .231, con 14 jonrones y 73 empujadas con los Gigantes de Nueva York, Tigres de Detroit, Atléticos de Kansas City, Orioles de Baltimore y Piratas de Pittsburgh.

"Tuve la oportunidad de ver muchos jugadores dominicanos importantes como Juan Marichal, los hermanos Alou, los hermanos Olivo y también con uno de los más grandes dominicanos, Tetelo Vargas", indicó.

El dominicano recibirá un reconocimiento en Montecristi de parte de las autoridades locales y estará en San Francisco el 27 de septiembre para la presentación de un documental sobre el béisbol dominicano en las Grandes Ligas.

Además, los Gigantes iniciarán un plan de reconstrucción de estadios en el hogar de Alou en Haina, y también en el pueblo de Virgil.

___

Los periodistas Janie McCauley, desde San Francisco, y Pat Graham, desde Denver, contribuyeron a esta historia.


Dionisio Soldevila es periodista de béisbol en la República Dominicana desde 1998. Es subeditor de la sección de Deportes del diario Hoy y es corresponsal de AP en Dominicana. Además, tiene una amplia experiencia en televisión y radio en su país. También puedes seguirlo en Twitter. Consulta su archivo de columnas.