Fue cómplice sin quererlo

César Luis Menotti, el entrenador de la selección argentina campeona del
Mundial de 1978, aseguró que la dictadura militar que gobernaba su país "lo usó"

Actualizado el 18 de junio de 2008
Servicios de ESPNdeportes.com

ROMA -- César Luis Menotti, el entrenador de la selección argentina que ganó el Mundial de 1978, aseguró que la dictadura militar (1976-1983) le "usó", en declaraciones que publica el miércoles el diario Corriere della Sera.

Menotti
MexsportEl Flaco dice que no era consciente de lo que pasaba
"Fui usado, claro. Lo del poder que se aprovecha del deporte es viejo como la humanidad", añadió Menotti, que se encuentra de visita a Italia.

El entrenador puso como ejemplos, que los señores feudales utilizaban a los caballeros en los torneos, o que el presidente de la República italiana, Sandro Pertini, que viajo en el avión de la selección de Italia después de la victoria en el Mundial de 1982. ¿Lo habría hecho si el equipo hubiese perdido", dijo.

"No las volvería a hacer. Aunque es fácil hablar ahora", añadió Menotti, en referencia a las fotografías junto al dictador argentino Videla durante las celebraciones tras conseguir el Mundial.

El técnico argentino César Luis Menotti lamentó haberse fotografiado con el dictador Jorge Rafael Videla cuando ganó la Copa Mundial de 1978, jugada en su país.

"Hoy no la haría, pero ahora es fácil decirlo. En ese tiempo nadie tenía el coraje de decirlo. Está claro que fui usado; el poder que explota el deporte es antiguo como la humanidad", declaró Menotti en una entrevista publicada el miércoles por el diario Corriere della Sera.

"Videla era el presidente de Argentina. Yo no podía impedirle de entrar al estadio, nadie se imaginaba que en esos momentos estaban arrojando cadáveres al río", afirmó en alusión a la sangrienta represión de fines de los 70.

Negó que Videla hubiera ido al vestuario a conversar con él: "No sabía hablar, era uno sin cualidades".

El técnico argentino explicó que mientras se jugaba el Mundial, "nadie podía imaginarse que en esas horas se tiraban a los cadáveres al océano".

"Si se hubiera sabido, trabajadores, campesinos, intelectuales, futbolistas habríamos salido a la calle a pedir que terminase todo esto, pero la lucha política es algo más grande del público", añadió.

Menotti rechazó cualquier tipo de crítica sobre su decisión de entrenar a aquella selección, ya que en un "Mundial no sólo participan once jugadores y un entrenador, sino también millones de personas".

Sobre la política actual, el "flaco" Menotti afirmó que aunque su ídolo sigue siendo Ernesto Che Guevara, pero ya no cree en las "revoluciones populistas" y prefiere la política de presidentes como la de Chile, Michelle Machelet; de Brasil, Luiz Inácio da Silva o de Argentina, Cristina Fernández.

Menotti se encuentra de visita en Italia, donde en 1997 entrenó a Sampdoria, club de la primera división.

Definió a Italia como "una extraña persona".

"Ama la belleza, la moda, la estética, pero juega y vive como un combatiente, donde se pone siempre en discusión al jugador de talento, como (Roberto) Baggio y (Alessandro) Del Piero, pero no un (Gennaro Gattuso".

Señaló que siempre ha habido un fútbol de derecha y de izquierda y que la moda ahora es el de derecha: "muscular, veloz, egoísta, utilitario, que no piensa en el espectáculo".

"Gattuso es la derecha y (Francesco) Totti es la izquierda: uno es el albañil, importante para hacer los muros, el otro es el arquitecto que hace la casa más hermosa", comentó.