Los Rays tienen éxito a su modo

17:32 ET
FECHA
22/02
2013
por Buster Olney
David Price Rays Tampa BayAP Photo/Phelan M. EbenhackEl comentario de David Price de no querer afeitarse ejemplifica la actitud de los Rays.
PORT CHARLOTTE, Fla. -- A medida que John Landis dirigía la legendaria película "Animal House", los actores se percataron de que estaba trabajando para mantener dos grupos separados. Durante el tiempo de inactividad, los actores que interpretaban los papeles de los personajes de la fraternidad Delta Tau Chi -- la fraternidad de Bluto -- se mantenían alejados de los actores que estaban vinculados a la fraternidad rígida, una lejanía que parecía alimentar la distancia y el resentimiento en las escenas de la película. Las partes en poder de los actores de la Delta Tau parecieron mejores, más frescas; parecían estar disfrutando más que sus contrapartes.

Esto nos trae a los Rays de Tampa Bay .

Yo no sé si ellos se divierten más que cualquier otro equipo -- es muy posible que no lo hagan -- pero seguro que les gusta divertirse como diablos, y que no les importa alimentar la percepción de que lo hacen. A Joe Maddon, el manager de los Rays, le preguntaron el jueves sobre los comentarios deDavid Price en relación a no querer afeitarse los pelos de su cara para jugar con los Yankees, y él sonrió. "Barbas, aretes, tatuajes, nos gusta todo", dijo Maddon.

Luego pasó a explicar que preferiría que los jugadores pensaran en lo que tenían que hacer para conseguir ser mejores, que en una larga serie de normas respecto a la vestimenta y el pelo facial. Ahora, probablemente sea lógico que a algunos de los equipos más abotonados -- los Rojos, los Yankees, los Bravos -- probablemente se preocupan tanto en mejorar como los Rays.

Pero este es el camino. Son la Isla de los juguetes inadaptados del béisbol, porque tienen que hacer las cosas de manera diferente para mantenerse al día -- y, dentro de muchos años, para mantenerse a la vanguardia. Alinean su defensa de manera diferente y más agresivamente que cualquier otro equipo. Estructuran sus alineaciones y sus bullpens de forma diferente. Firman a sus mejores jugadores jóvenes muy temprano, como aEvan Longoria, o los cambian con el tiempo porque están obligados; A Price le gusta jugar aquí, pero está a punto de volverse demasiado caro para ellos, como fue el caso de Carl Crawford.

De todos los veteranos que se han desarrollado en otras organizaciones -- todos ellos, no solo uno o dos -- son muchachos que han sido enviados fuera buscando redención. El año pasado fue Fernando Rodney, y este año, es Yunel Escobar, James Loney y Roberto Hernández (el pitcher antes conocido como Fausto Carmona). Los Rays están encantados con lo que han visto de Escobar en lo que va de primavera; el jueves prosperó en una práctica con swings cortos y poderosos -- y Hernández ha impresionado con su recta pesada de dos costuras. Si Hernández se recupera para ser algo más cercano al lanzador que era con los Indios en el 2007, bueno, se convertiría en apenas el último de una larga lista de proyectos de recuperación de los Rays.

Tampa Bay tiene incluso un lanzador de un sólo ojo, como escribe hoy Bob Klapisch, quien fue recomendado por otro jugador, Joel Peralta.

Todo eso trabaja también. Si los Rays ven una mejoría con el grupo de Alex Cobb, Jeremy Hellickson y Matt Moore, el equipo será capaz de llenar el agujero creado cuando los Rays cambiaron a James Shields a los Reales, en un canje por el joven bateador de poder Wil Myers. En muchas organizaciones, Myers ya está dibujado para el puesto de cuarto bate de alineaciones de Grandes Ligas, pero Myers -- que ha mostrado un bate rápido aquí en sus primeros días con los Rays, y hace un sonido distinto al contacto, según estima el entrenador Derek Shelton -- bien puede pasar gran parte del 2013 en las menores.

Más que cualquier otra organización, los Rays desarrollan plenamente sus prospectos, tal vez hasta el punto de tener algunos de ellos en las menores más de lo necesario, con el fin de maximizar su retorno cuando el jugador llega a las Grandes Ligas.

Todo funciona. Echémosle un vistazo a los números de los últimos cinco temporadas en la División Este de la Americana, que muestran la cantidad de dólares de nómina empleados por victoria, con las apariciones de postemporada entre paréntesis.

Rays: $623K (3)
Azulejos: $1.03M (0)
Orioles: $1.05M (1)
Medias Rojas: $1.74M (2)
Yankees: $2.17M (4)
*Basado en datos de Cot's Contracts

Cada mercado es diferente, con diferentes presiones; los Rays no tienen una gran cantidad de aficionados o ingresos, como los Yankees y los Medias Rojas, y también no tienen que hacer frente a la incesante presión de su base de aficionados en gastar en grandes cantidades y ganar cada año. Pero también tienen una situación insostenible con el estadio de béisbol y un futuro incierto, y hasta que eso cambie, van a seguir funcionando con su cabeza de jabalí de la casa de los animales, pendientes y las barbas incluidas -- si lo consideran conveniente. Y siempre va a parecer como si estuvieran disfrutando más que nadie.