El trueno fue lagunero

18:43 ET
FECHA
27/01
2013
por Gonzalo Aguirregómezcorta

LOS ÁNGELES -- A la tercera va la vencida. Los Angeles Lakers fueron capaces de sobreponerse al malfario de esta temporada frente a equipos aspirantes al título tras deshacerse de Oklahoma City Thunder por 106-96. Los laguneros se impusieron en una cita que dominaron durante casi los 48 minutos que duró el partido hasta que el éxtasis se apoderó del graderío.

Kobe Bryant volvió a ser comandante y soldado raso al mismo tiempo. Su sacrificio defensivo para frenar a un Russell Westbrook más apagado de lo normal se compaginó con su gran criterio ofensivo. De nuevo cumplió con las directrices que le marcó Mike D´Antoni: la de mostrar su lado más ofensivo cuando hiciera falta, así como su capacidad para habilitar a sus compañeros.

Y así fue. El reflejo de soltura quedó plasmado en los 21 puntos y 14 asistencias. Por segunda vez en los dos últimos encuentros alcanzó el mismo número de últimos pases y estuvo a un rebote de lograr el triple doble.

Este domingo nublado en Los Ángeles fue complaciente con los Lakers, que contaron con sus jugadores encendidos. Seis de ellos superaron los dobles dígitos y en el plano individual todos mostraron una energía y acierto dignos de resaltar. Cada uno a su manera, Steve Nash en la construcción, descaro en las internadas y efectividad en los lanzamientos (6-11 en tiros de campo para llegar a los 16 puntos y cinco asistencias).

Metta World Peace brindó otro festival de triples en los momentos más oportunos. Earl Clark dio muestras de su velocidad, Pau Gasol, Dwight Howard (quizás el titular que menos destacó). Fue un gran día para los californianos.

La cita tuvo todos los ingredientes de un encuentro entre equipos punteros (aunque la clasificación no muestre eso por parte de los Lakers). Un público volcado con los suyos capaz de protestar las decisiones arbitrales, un Wetbrook que se encaró con el público tras un pique entre el armador de Oklahoma y Bryant que acabó con técnica para el lagunero; y tensión, mucha tensión hasta la bocina final.

Dwight Howard no jugó su mejor cita y su actuación estuvo condicionada por la acumulación de faltas personales y su mal balance en los lanzamientos de tiros libres. El centro se fue a la banca a 5.00 para final del último cuarto por cuatro faltas. Apenas intervino poco más de cuatro minutos en el tercer periodo. Anotó ocho puntos y agarró 10 rebotes en 27 minutos de juego y su balance en los tiros libres fue tan irregular como de costumbre (2-10). Cada vez que se acercó a la línea de 13 pies, el Staples Center murmuraba con desconfianza e incluso arrancó vítores de ánimo en algunas ocasiones.

Antawn Jamison jugó un gran encuentro tras llegar a los 12 puntos y dos rebotes en 13 minutos de juego. Junto a Pau Gasol (16 puntos y cuatro rebotes), fueron los dos líderes de una banca que encontró en Chris Duhon a su baza menos acertada.

DESEOS DE D´ANTONI SE HICIERON REALIDAD

Mike D´Antoni lo tenía claro antes de la cita: "Debemos mantener la energía que mostramos ante Utah. Debemos compartir el esférico en ataque y mantener la solidez defensiva". Dicho y hecho. Los laguneros le plantaron cara al mejor equipo de la liga hasta el momento y lo hicieron mostrando una versión mejorada de la que ofrecieron partidos atrás.

Una de las claves fue mantener a Russell Westbrook alejado de sus mejores números. En la primera mitad, el jugador de los Thunder tan solo alcanzó un punto, al tiempo en que brindó nueve asistencias. Gran parte de la culpa la tuvo la gran actuación defensiva de Kobe, que le marcó durante gran parte del partido. Ya en el segundo periodo se mostró más efectivo.

Kevin Durant estuvo por encima de su media anotadora de la temporada (29,5) tras anotar 35 puntos. Se erigió como el máximo anotador del encuentro, aunque no pudo evitar la derrota de los suyos.

Los californiano dan un paso de gigante en su recuperación tras imponerse al mejor equipo de la NBA en la clasificación.