Lakers sufre con el Oeste

16:11 ET
FECHA
14/02
2013
por Gonzalo Aguirregomezcorta
Kevin Durant Harry How/Getty ImagesLakers sufre cuando se enfrenta a los equipos contendientes.
LOS ÁNGELES -- Otra vez más, y ya van nueve esta temporada, Los Angeles Lakers se medirán a uno de los cuatro mejores planteles de la Conferencia Oeste, los Clippers de Chris Paul y Blake Griffin. Los laguneros lo están pasando especialmente mal ante equipos punteros y esta vez se enfrentarán a unos vecinos que le tienen agarrada la medida luego de haberles vencido en las dos ocasiones en las que se enfrentaron esta temporada, pero no son los únicos.

El balance de los oro y púrpura ante los mejores planteles de la Conferencia es negativo y en el caso en que se clasifiquen para los playoffs, contarán con el handicap de no haber solventado la mayoría de sus partidos ante potenciales rivales en la postemporada.

Antes de esta segunda Batalla de L.A. ante los Clippers, los laguneros se han visto las caras contra Oklahoma City Thunder, con los que llevan un balance de 1-2 a falta de un cuarto juego el próximo cinco de marzo; San Antonio Spurs, 0-2 a falta de un último enfrentamiento el 14 de abril; Memphis Grizzlies, 0-2 mientras que se medirán otra vez el cinco de abril y el 0-2 ante los Clippers, rivales de este jueves y siete de abril.

En total, los Lakers tan solo lograron vencer a uno de esos cuatro equipos en los ocho juegos que han disputado (1-8), mientras aún restan otros cinco partidos más en los dos meses que quedan de competición.

A esto se le suma los problemas que tienen cuando afrontan compromisos contra planteles de ambas conferencias que acumulan un promedio superior al .500. En esos partidos, 32 en lo que va de campaña, los laguneros obtuvieron solamente 11 victorias, mientras que de los 21 encuentros ante equipos con menos del .500, llegaron a las 14.

Los Lakers tendrán la oportunidad ante los Clippers de maquillar unos números muy alejados de las expectativas que levanta un equipo con varios de los jugadores de más renombre de la competición.