Tres potencias devaluadas

Por primera vez desde 1981, Australia, Suecia y Rusia no integran la elite de la Davis

17:22 ET
Actualizado el
Gustavo Goitía Por Gustavo Goitía
ESPNdeportes.com
Archivo

Rafter y Hewitt
Getty ImagesEl capitán australiano, Rafter, sufrió con Hewitt

BUENOS AIRES -- Hay momentos que quedan en la historia, para bien o para mal. Y vaya si lo saben Australia, Suecia y Rusia. Esas tres potencias, ahora devaluadas por diferentes razones y circunstancias, viven un duro presente luego de haber perdido en los repechajes del fin de semana y por eso en 2013 ninguno de esos ex campeones de la Copa Davis integrará la elite del Grupo Mundial, algo que se dará por primera vez desde 1981. Hubo ausencias temporarias, pero jamás de los tres al mismo tiempo.

Hace 31 años, precisamente, la Federación Internacional de Tenis creó el formato de Grupo Mundial, con un total de 16 países distribuidos en una llave. Esos conjuntos son los que pelean en busca de la centenaria y tan famosa ensaladera de plata, ya sin más cruces interzonales, como en otras épocas. Los demás participantes, en sus respectivas zonas continentales, pugnan por un puesto en uno de los ocho repechajes contra alguno de los ocho perdedores de la primera rueda de la elite.

Esta vez, se dio el hecho inédito de que australianos, suecos y rusos, grandes protagonistas en diversos momentos, cayeron todos en calidad de visitante y en arcilla y por eso no serán de la partida en el Grupo Mundial del año próximo. Sin dudas, un hecho insospechado en otros tiempos. Es cierto que cada uno sufre inconvenientes particulares, pero este presente marca una huella y otros animadores deben mirar con atención para evitar engrosar esa lista.

Sin ir más lejos, los ingleses, inventores del deporte blanco, vienen sufriendo en el ascenso europeo y apenas dos veces en esta década, con participaciones inclusive en el Grupo 2 de su región, pudieron llegar a la elite. Perdieron en la primera rueda del Grupo Mundial con Australia en 2003 y con Argentina en 2008, en ambos casos fuera de casa. Su mayor problema es que no siempre juega el escocés Andy Murray, Nº 3 del mundo y campeón del US Open y de los Juegos Olímpicos de Londres. Es más: hace 76 años que Gran Bretaña ganó el último de sus nueve títulos coperos.

Igual, ese es otro caso, porque tiene poco material para elegir y su figura indiscutida privilegia muchas veces su carrera personal. En cambio, Australia, Suecia y Rusia vienen siendo protagonistas más estables del Grupo Mundial, por eso el hecho sorpresivo de que ninguno pertenezca a la "crema" de la Copa Davis en 2013. En cambio, Kazajistán actuará por tercera vez, y seguida, en la elite, siendo además el octavo y último preclasificado en la temporada venidera. Sin dudas, una sorpresa.

Esto no hace más que demostrar lo dinámico y cambiante que suele ser el tenis por equipos. Cada país necesita de sus principales figuras para intentar no sufrir duros golpes y bajar de categoría. El caso de Australia, con 28 coronaciones en la Copa Davis, sólo superado históricamente por Estados Unidos (se impuso en 32 ocasiones), es complicado porque en 2007 se despidió de los top-16 y no logra la ensaladera de plata desde 2003, cuando venció de local a España, la máxima potencia de la actualidad.

Lleyton Hewitt, ex Nº 1 y doble ganador de Grand Slam (perdió otras dos finales), tiene 31 años, está lejos de sus mejores días y hace ya más de dos años que se adjudicó el último de sus 28 títulos de ATP en singles. Aguerrido y fiel exponente de la Copa Davis, siempre se pone la camiseta "aussie" pero esta vez no pudo en la visita a Alemania. Es que Hewitt (101º) perdió un individual, ganó el dobles con Chris Guccione y, con la ayuda del punto en single que aportó Bernard Tomic (42º), la pasó mal al caer en el definitorio quinto punto contra el joven germano Cedrik-Marcel Stebe (131º).

Dutra Silva
Getty ImagesDutra Silva festejó en Brasil el triunfo sobre Rusia

El capitán australiano, el recordado ex rey Patrick Rafter, que obtuvo dos Grand Slam y cayó en otras dos definiciones de ese nivel, optó por la experiencia de Hewitt y no por el empuje de Matthew Edben (63º) en Hamburgo. Pero Stebe y Florian Mayer (25º) mantuvieron a Alemania en el Grupo Mundial y frenaron otro intento de Australia por volver a ascender. Con su irregularidad y falta de un gran recambio, el país oceánico mira de lejos a los grandes animadores de estos años, llámense España, Serbia, República Checa, Argentina, Francia y Estados Unidos.

En mayor o menor proporción, estos seis países vienen haciendo ruido y, de hecho, son los seis máximos cabezas de serie para el año próximo. En esa lista fue perdiendo lugar Rusia y hace ya más tiempo lo hizo Suecia. Los tres ausentes de peso en el Grupo Mundial de 2013 figuran justamente debajo de los mejores 16 en el ránking actual de la Copa Davis, ya que Rusia marcha 17º, Suecia está 18º y Australia se ubica 19º, por delante de Chile (20º).

La debacle de Suecia, siete veces campeón de la Davis, se debe, en gran medida, a la ausencia de Robin Soderling en el circuito debido a un cuadro de mononucleosis, que lo tiene afuera de las canchas desde hace más de un año. El doble finalista de Grand Slam, ex 4º del mundo, no tiene nadie que le cubra las espaldas. Los escandinavos ganaron la Copa en 1997 y 1998 y después sólo llegaron dos veces a las semifinales (2001 y 2007), con buenas actuaciones con Soderling pero derrumbándose sin él. Y no tuvo buenas cartas para elegir el capitán Thomas Enqvist, ex top-10.

Vale la pena detenerse en el hecho de que, desde la creación del Grupo Mundial en 1981, sólo una vez, en 2000, Suecia no perteneció a la elite. A diferencia de la caída de Australia por 3-2 en Alemania, el caso de Suecia fue muy duro porque perdió 5-0 en la visita a Bélgica, en Bruselas, ante los ascendentes David Goffin (56º) y Steve Darcis (73º), más el vigente Olivier Rochus (100º). El drama de los escandinavos es que, sin ránking Soderling por la inactividad, no tiene un jugador entre los 400 primeros de la ATP. Sí, leyó bien. Michael Ryderstedt (458º), más Andreas Vinciguerra, sin posición por venir padeciendo lesiones, y Markus Erikkson (654º), no lograron ni un set entre los cuatro individuales y apenas el doble se llevó un parcial.

En tanto, es distinto el caso de Rusia, que ganó la Davis en dos oportunidades, pero recientes, ya que se consagró en 2002 y 2006. Además, perdió la definición de 2007, en la última coronación de Estados Unidos, y cayó en semi en 2008 en Argentina. Marat Safin, ex Nº 1 y doble campeón de Grand Slam (cedió en otras dos finales grandes), fue muy importante en los dos títulos, pero al retirarse en 2009 dejó un hueco muy difícil de llenar.

Al igual que Suecia, ahora bajó de nivel Rusia con su caída 5-0 en Sao Jose do Rio Preto, en Brasil. Como se bajaron los ex top-ten Mikhail Youzhny (hoy 29º) y Nikolay Davydenko (48º), no le alcanzó al inteligente conductor Shamil Tarpischev para poder mover las piezas y hacerles frente a Thomaz Bellucci (41º), Rogerio Dutra Silva (118º) y la gran dupla que integran Marcelo Melo y Bruno Soares. Debió conformarse con tener a Alex Bogomolov Jr. (88º), Igor Andreev (96º) y Teimuraz Gabashvili (160º). Si faltan los dos mejores, le costará volver a ser noticia, pero de las buenas. Por eso sufre una caída durísima, ya que desde 1992 no bajaba de la elite.


Gustavo Goitía es editor de ESPNdeportes.com. Es periodista especializado en tenis desde 1989, y se desempeñó como redactor en los diarios La Nación, Clarín y en el deportivo Olé, todos de Buenos Aires; además fue comentarista en el canal TyC Sports. En el exterior, cubrió torneos de Grand Slam y Masters y series de Copa Davis. Pueden seguirlo en Twitter. Consulta su archivo de columnas.