Para Inter

Fue una fecha increíble para Inter: le ganó a Juventus mientras atrás todos frenaron

12:57 ET
Actualizado el
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPNdeportes.com
Archivo
Inter derrotó 3-1 al Juventus
Inter interrumpió la invencibilidad de Juventus al vencerlo 3-1 en el el Juventus Stadium.Tags: serie a, inter, juventus

ROMA -- El veredicto de la onceava jornada de la "Cátedra de la Táctica" fue que Juventus tiene un rival muy peligroso y de todo respeto en la lucha para el título: Inter.

El nerazzurro alcanzó esa hazaña que en muchos anhelaban pero que ninguno había aún logrado: expugnó el Juventus Stadium y, por encima, lo hizo con grandes méritos, para ponerse así a un punto de los bianconeri y asechar oficialmente la primera posición.

A todo eso, Nápoli se dejó empatar por Torino en el San Paolo en tiempo de descuento, regalando dos puntos que ya tenía en el bolsillo, mientras que Lazio fue goleado en Catania: la peor manera de acercarse al clásico capitalinos, especialmente porque, en la noche del domingo, Roma le pasó por arriba a Palermo.

Milan dio señales de despertares, pero el desafío ante Chievo no puede ser del todo indicativo y para conocer la verdad sobre el Diávolo habrá que esperar un desafío de otro nivel. Desafío que llegará ya la próxima semana, cuando los rossoneri recibirán a Fiorentina, uno de los mejores cuadros de este torneo.

Atrás, Siena y Bologna confirman sus ganas de jugársela hasta el final, mientras que la situación se pone muy complicada para Palermo, Sampdoria y Genoa.

UNA EXCEPCIÓN
Los errores de los referís y sus colaborados, cuando graves, suelen ser determinantes, pero en enfrentamientos en los que hay mucho margen entre dos cuadros, por estado de forma, inspiración de los jugadores o suerte, o todo junto, al final gana el que está mejor, a pesar de jugar "contra viento".

Eso pasó en el Juventus Stadium: Inter, protagonista de un partido extraordinario, superó al anfitrión a pesar de los graves yerros del árbitro y el juez de línea, quienes no anularon el gol de Vidal, viciado por un clamoroso off-side, ni le mostraron al minuto 37 la segunda amarilla a Lichtsteiner por una falta que, por sí sola, valía una tarjeta "naranja".

La clave del juego estuvo en la presión de los tres delanteros visitantes, que junto a las subidas bien alternadas de los externos fueron los factores que obligaron a la Vieja Señora a estar muy baja, sin poder jugar como sabe ni mucho menos lograr aguantar el esférico arriba.

Ese trabajo, cumplido en particular por Palacio, encontró su apoteosis táctica con el ingreso de Guarín, quien se puso a marcarlo prácticamente a "hombre" a Pirlo, para darle al partido esa vuelta de rosca necesaria para transformar el dominio milanés en goles y en triunfo.

Pero ojo a no hacerse una idea equivocada: Juventus se enfrentó en uno de sus peores momentos a un Inter que, en cambio, pasa por su mejor período en los últimos dos años y medio. En realidad, entre los dos no hay toda esa diferencia que se vio en la cancha. Al revés, los nerazzurri deberán demostrar continuidad para poder decirse mejores que los bianconeri.

De todas maneras, Inter sale con una gran confianza tras este triunfo. Lo más importante ahora es que Stramaccioni y sus muchachos no pierdan la brújula y sigan trabajando como lo estuvieron haciendo: si así será, si el tridente seguirá tan inspirado y si atrás mantendrán la concentración, las posibilidades de vencer el Scudetto serán cada día más reales.

Juventus, por su parte, nos deja con la gran curiosidad de saber como reaccionará a cuanto sucedido. Por un lado, perder el invicto a pocos partidos del récord del Milan de Capello (por encima en el "virgen" Juventus Stadium) y dejar de sentirse invencibles, en un momento delicado de la campaña y con la Champions a riesgo, parecen un duro golpe para digerir.

Pero en fin de cuentas la Viaja Señora sale de este tropezón bastante bien parada, porque sigue primera y sumó una lección importante para el futuro: Inter, en efecto, le recordó el poder de la humildad y del trabajo, factor determinante para Juventus en la pasada temporada, pero que en esta los bianconeri habían un poco olvidado.

Culpa también de los triunfos de Catania y Bologna, uno inmerecido y el otro afortunado, que escondieron a los ojos de los bianconeri la gravedad del momento por el que estaban pasando, haciendo que Conte, sus muchachos y todo el ambiente juventino exhibieran algo de presunción.

EN PRO DE LOS CANDIDATOS
El empate de Nápoli y la caída de Lazio fueron dos resultados muy positivos para Juventus e Inter, que prácticamente así, cuanto menos por un poco de tiempo, deberán preocuparse únicamente el uno del otro, sin tener que mirar a los equipos que llegan desde atrás.

Especialmente el resultado del Burro hace sonreír los dos pretendientes. Por calidades técnico-tácticas, el conjunto de Mazzarri podría realmente apuntarle al título, que con algo de suerte podría también llegar. Sin embargo, contra Torino los celestes mostraron todos sus viejos y nunca olvidados defectos, demostrando una vez más que, hoy por hoy, les falta "el cuero" para poder pelear el Scudetto.

De Laurentiis debería empezar a pensar en traer en enero jugadores de categoría y de experiencia internacional, que puedan hacerle cumplir al equipo ese salto de calidad psicológico determinante para poder triunfar, más o menos lo que hizo Pirlo en Juventus en la pasada campaña.

Lazio, por su parte, desilusionó enormemente porque demostró que aún no aprendió a reaccionar mentalmente a las dificultades, a pesar de las lecciones que le pasaron Nápoli y Fiorentina.

A propósito de los violetas, el equipo de Montella logró treparse al cuarto escalón y se puso a dos puntos nomás del tercero. El Giglio juega muy bien y está en esa posición con mérito, como demuestran con toda claridad los cuatro goles que le metió a Cagliari, equipo que venía de cuatro triunfos al hilo en lo que había concedido apenas dos goles, ambos en un solo enfrentamiento.

Ahora Fiorentina tendrá otra importante chance para demostrar su nivel, de visita a Milan en San Siro. Ese enfrentamiento será un examen muy importante también para el Diávolo, que llega de tres resultados útiles consecutivos, el último una goleada casera contra Chievo, y necesita confirmar su buen momento ante un equipo fuerte.

En nuestra opinión el cuadro aún no está en condiciones de ganarle a los violetas, si es que éstos jugarán como saben. Pero mucho dependerá de la confianza con la que llegarán los rossoneri, que tienen un importante desafío en Champions contra Málaga ya este martes.

En fin, dos palabras sobre Roma: los giallorossi finalmente lograron disputar un partido entero de altísima calidad, jugando ese fútbol hermoso de Zeman por 90 minutos y no sólo por media hora. Sin embargo, también en este caso tuvo mucho que ver el rival, puesto que Palermo es uno de los peores equipos de la Serie A, actualmente.

Será determinante, por todo esto, el clásico capitalino: tras un 4 a 1 favorable a los giallorossi y una goleada por 4 a 0 sufrida por parte de los albicelestes, la Loba realmente no puede fallar, porque una derrota podría ser la causa de una rebelión en la ciudad como no se ven desde los años del emperador Nerone.

DESCENSO CALIENTE
Como dicho, en este momento Palermo es uno de los peores equipos del campeonato. Los que le pelean ese "título" son los dos cuadros genoveses, Genoa y Sampdoria.

Entre los tres sumaron poco y nada en las últimas seis fechas, los dorianos realmente nada con seis derrotas consecutivas, y lo peor es que ninguno de ellos luce estar construido para poder luchar con conciencia y serenidad en zona descenso.

Siena y Pescara finalmente reaccionaron, los albinegros regresando a mostrar el carácter típico de los equipos de Cosmi, único factor que podría hacerles conquistar la permanencia, mientras que el Delfino por primera vez en once jornadas mostró una actitud y una madurez dignos de esta categoría.

Los dos necesitan confirmarse y darle continuidad a sus performances, lo que no será fácil. Pero jugándosela contra equipos poco acostumbrados a los pisos

bajos como Palermo, Sampdoria y Genoa, cuentan con una ventaja psicológica importante, que aumenta sus posibilidades de salvarse.

Ojo también a Chievo, porque la goleada sufrida quema y arriesga ser un bajón tan grande que afectará también los próximos encuentros, así como Bologna. Bien en cambio Atalanta, que se sigue alejando y demuestra todo el gran potencial de un equipo bien construido y aún mejor entrenado.

LOS NÚMEROS
Otra vez más el Calcio nos regaló grande espectáculo: esta vez fueron nada menos que 34 los goles anotados, con un promedio impresionante de 3.4 tantos por partido.

El dominio localista fue evidente: 24 de las 34 anotaciones totales fueron internas, por un total de seis triunfos, a frente de dos empates y otros tantos éxitos de los visitantes.

A una gran jornada de la Serie A corresponde siempre una gran actuación de los hispanoamericanos, que esta vez fueron protagonistas absolutos en el fútbol italiano; alcance pensar que todos los goles del gran clásico de Italia entre Juventus e Inter fueron hispanohablantes.

Al final se contaron 12 realizaciones, casi un tercio del total, y un 50% de figuras de la cancha: 5 de 10. Los goles llevan las firmas de Pablo Barrientos, Edinson Cavani, Juan Cuadrado, Erik Lamela, el mejor de su desafío, Alejandro Gómez y Diego Milito, autores de dobletes y figuras de sus respectivos partidos, Pablo Osvaldo, Rodrigo Palacio, Javier Gonzalo Rodrígue y Arturo Vidal.

Los jugadores que se llevaron la mención de "hombre del encuentro" sin anotar fueron Juan Quintero en Pescara vs. Parma y Germán Denis en Sampdoria vs. Atalanta.

En fin, respecto a la tabla de goleadores, el Faraón Stephan El Shaarawy mantiene el liderazgo, ahora con 8 centros realizados, pero el Matador Edinson Cavani, Totó Antonio Di Natale, Erik Lamela y el Príncipe Diego Milito mantienen el paso, todos segundos con 7 goles cada uno.

LA PRÓXIMA JORNADA
La doceava fecha del Calcio italiano de Primera División se abrirá el sábado a las 13 ET, cuando Cagliari reciba a Catania, para seguir dos horas y 45 minutos más tarde en Pescara, donde llega Juventus. El domingo, a las 7,30 am ET, Palermo hospedará en el Barbera a Sampdoria, mientras que a las 10 am ET el programa incluye Chievo vs. Udinese (Bentegodi), Genoa vs. Nápoli (Ferraris), Lazio vs. Roma (Olímpico), Milan vs. Fiorentina (San Siro), Parma vs. Siena (Tardini) y Torino vs. Bologna (Olímpico). Cierre a las 15:45 ET con el posticipo Atalanta vs. Inter, en el Atleti Azzurri d'Italia.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.