Masters: Federer ganó en el debut

Actualizado el 7 de noviembre de 2012
ESPNtenis.com

LONDRES -- Todo muy rápido. La jerarquía de Roger Federer quedó bien clara en su debut en Londres y no pasó mayores sobresaltos ante Janko Tipsarevic, al que venció por 6-3 y 6-1, en apenas una hora y ocho minutos, en el inicio del Grupo B de la Copa Masters. Además logró su victoria 40° en el torneo, récord al superar las 39 de Ivan Lendl, y alcanzó los 876 triunfos (4ta marca en la historia, detrás de Jimmy Connors, Lendl y Guillermo Vilas).

Federer fue más, de principio a fin. Se movió con soltura, sin dudas porque su juego le fue dando seguridad a cada paso, y dominó en todo momento. Fue superior, muy superior, ante un Tipsarevic que jamás le encontró la vuelta al juego. El suizo fue el que impuso las reglas y, sin inconvenientes, se quedó con la primera sonrisa de la zona.

Sí, rápido. Muy rápido. La historia empezó a inclinarse hacia el lado de Federer desde el comienzo. En un abrir y cerrar de ojos el suizo logró sacar la primera diferencia en el encuentro, que en definitiva le sirvió para quedarse con la manga inicial. Luego de ganar su servicio sin perder puntos, quebró al serbio en ventaja: 2-0 .

Roger Federer
Getty ImagesFederer quedó con un récord de 6-0 ante Tipsarevic

Federer, sin lugar a dudas, se sintió cómodo en el indoor inglés. Gran efectividad en el saque (no con el primer servicio, pero sí con puntos ganados) y respuestas superlativas en momentos clave: aces para el 5-2 -game en el que sintió por única vez la amenaza de Tipsarevic- y 6-3.

El serbio no le encontró jamás la vuelta al duelo. El inicio dubitativo le jugó una mala pasada y recién se pudo acomodar en el cuarto game, pero ya era tarde. En el segundo set salió con otro ímpetu, tratando de ser agresivo desde el inicio. Pero Federer volvió a pegar primero y lo derrumbó.

En el tercer game del segundo set, con el marcador en el 1-1, nuevo quiebre. La derecha invertida de Tipsarevic quedó en la red, tras varias ventajas para uno y otro, y otra luz de ventaja para Roger, quien a su vez ratificó la rotura con cuatro puntos ganados en un minuto y 15 segundos. Parecía una historia sentenciada.

Y así lo fue. Para que no quedaran dudas, Federer le hizo perder el eje a Tipsarevic. En un reñido juego, el suizo apostó a los cambios de ritmo y le alternó constantemente el juego: tiros ganadores, variantes con drops -ejecutó dos en el game-, subidas a la red y contragolpes de revés en defensas. El combo dio como resultado otro quiebre.

Las respuestas del serbio intentaron llegar con cargas sobre el revés del suizo, pero ya era tarde. Más bien, siempre lo fue. La pelota de Tipsarevic no le hizo daño a Federer durante todo el partido y el suizo se abrochó sin problemas su primera victoria en su debut en el Grupo B de la Copa Masters.

El suizo, en su undécima participación en el certamen, empezó sólido su camino en busca de su séptima corona. Ahora se le vienen, en los papeles, partidos más duros. Espera por el argentino Juan Martín del Potro, su verdugo en la final de Basilea, y el español David Ferrer, quien viene de consagrarse en Valencia y en el Masters 1000 de París. Estos dos próximos rivales del helvético debutaron en el ciere del martes y Ferrer se impuso por 6-3, 3-6 y 6-4.