Pella venció a Bellucci en Brasil

Actualizado el 28 de noviembre de 2012
ESPNtenis.com

SAN PABLO -- Gran victoria frente al mejor local. El argentino Guido Pella (124º del mundo) se recuperó y logró un duro triunfo sobre el brasileño Thomaz Bellucci (33º) en la jornada inicial del Challenger Tour Finals, en Brasil. En el otro choque del Grupo A, e rumano Adrian Ungur (112º) venció al español Rubén Ramírez Hidalgo (96°). Además, el italiano Paolo Lorenzi (63°) superó al portugués Gastao Elias (144°) y se unió al rumano Victor Hanescu en la cima del Grupo B, verdugo del esloveno Aljaz Bedene (98°).

En el partido destacado de la jornada, en el cierre, Pella logró su mejor victoria profesional al imponerse a Bellucci por 4-6, 7-6 (5) y 7-5 en dos horas y 53 minutos de juego.

Fue el primer enfrentamiento entre ambos: el brasileño -invitado especial- disputó apenas tres torneos del circuito Challenger en los últimos tres años, mientras que el argentino, de 22 años, recién en esta temporada pudo tener su bautismo en partidos ATP: fue nada menos que en el US Open, ante el ruso Nikolay Davydenko (cayó en cuatro sets).

Guido Pella
Getty ImagesPella triunfó en Brasil por 4-6, 7-6 (5) y 7-5

De esta manera, Pella jugará el miércoles con Ungur y el jueves le tocará ante Ramírez Hidalgo, en este torneo especial del circuito.

Ungur superó a Ramírez Hidalgo por 6-4, 4-6 y 6-2, en dos horas y cuatro minutos, tras conectar seis aces. Así, el rumano quedó 5-1 contra el español, con un triunfo en el ATP de Belgrado 2011, sobre polvo de ladrillo. Ungur también se impuso en tres de los otros cuatro partidos (todos, también, en clay), en certámenes Challengers.

Más temprano, Lorenzi, que atraviesa la mejor temporada de su carrera y ostenta su ranking más alto en el circuito, estuvo firme con su servicio en el debut, salvó la única chance de break con la que contó Elias, y quebró cuatro veces a su rival para quedarse con la victoria 7-5 y 6-2 en una hora y media de juego y desnivelar un historial que hasta hoy mostraba un éxito por lado.

Misma suerte, aunque con un poco más de trabajo, corrió Hanescu, que dio cuenta del esloveno Aljaz Bedene (98°). El rumano, con 31 años y 372 partidos en su carrera, tiró sobre la cancha de San Pablo toda su experiencia frente al joven de 23 años y que por primera vez finaliza una temporada dentro de los 100 mejores del mundo. El potente sacador, de casi dos metros (1.98 cm), se impuso por 7-6 (5) y 7-6 (5) en casi dos horas y 20 minutos de partido, en los que apenas hubo dos quiebres de servicio -pese a que hubo 21 break points-.

Sin dudas, Hanescu -con nueve temporadas como top 100 en la década- manejó mejor los hilos en los momentos clave. Victoria clave de cara al futuro del torneo para el rumano, quien fuera 26° del mundo en 2009, ganador del título de Gstaad en 2008 y con cuatro finales sobre sus espaldas: Niza 2011, Casablanca 2010, Stuttgart 2009 y Bucarest 2007.