Brandon Weeden acepta el reto

El pasador de los Browns está entusiasmado por la competencia para ser titular

17:30 ET
Actualizado el
AP

Brandon WeedenAPRod Chudzinski ha dicho que aún es "prematuro" nombrar titular a Brandon Weeden en los Browns.

OKLAHOMA CITY -- El nuevo régimen a cargo de los Cleveland Browns no ha hecho nada para cimentar la condición de Brandon Weeden como mariscal de campo franquicia, y él no tiene problema con eso.

Después de una irregular temporada de novato, Weeden está entusiasmado por la competencia que el nuevo propietario, Jimmy Haslam, predijo para antes de la próxima temporada.

"Espero la competencia. Así es como son los deportes profesionales. A menos que seas Tom Brady, Peyton Manning, Drew Brees o esa clase de jugadores, puedes esperar que alguien intente conseguir tu puesto", declaró Weeden este viernes durante una aparición en la universidad cristiana de Oklahoma. "Eso es parte del negocio. Pero también es la parte divertida. Tienes la oportunidad de competir y tratar de ser un ganador".

Weeden lanzó para 3,385 yardas con 14 touchdowns y 17 intercepciones la temporada pasada, después de ser reclutado con la selección global N° 22 procedente de Oklahoma State. Los Browns ganaron apenas cinco partidos la temporada pasada, y el nuevo propietario se deshizo del entrenador en jefe, Pat Shurmur, del gerente general, Tom Heckert, y del presidente del equipo, Mike Holmgren.

El nuevo entrenador en jefe, Rob Chudzinski, ha dicho que es "prematuro" nombrar titular a Weeden para la próxima temporada, y Haslam sugirió que se podría traer a un pasador para competir con Weeden. Cleveland tiene la selección global N° 6 en el draft de este año o podría buscar a otro mariscal mediante un canje o en la agencia libre.

"Estamos hablando de una corporación multimillonaria, en esencia", indicó Weeden. "Va a haber cambios. Obviamente, ya hemos visto algunos. Pero va a haber competencia. Los que me reclutaron en el draft ya no están aquí, así que espero que haya competencia. Me gusta la competencia. Quiero salir en el campamento y competir. Si hubiera ganado 10 u 11 partidos el año pasado, este no sería el caso, pero no pudimos hacer eso".

Weeden dijo que está trabajando incansablemente para mejorar su juego, aunque no ha podido coordinarse mucho con Chudzinski o con el coordinador ofensivo, Norv Turner, quien fue contratado después de ser despedido del cargo de entrenador en jefe de los San Diego Chargers al término de la temporada pasada.

"Voy a aprender una ofensiva totalmente diferente. Va a ser completamente diferente de lo que hicimos el año pasado", expresó Weeden. "Pero será para todos, no sólo para mí. Como mariscal de campo, creo que debes tener tanto contacto como sea posible con ellos [Chudzinski y Turner]. He hablado con ellos un par de veces, pero ha sido muy limitado".

Weeden dijo que está impresionado con el historial de Turner, incluyendo su trabajo con Philip Rivers en San Diego, y habló con Troy Aikman acerca de su tiempo con Turner durante el apogeo de los Dallas Cowboys.

"Tiene un gran concepto de Norv, y creo que todos los que han jugado para Norv Turner siempre han quedado extremadamente impresionados y se han vuelto no sólo sus amigos, sino que él es su mentor. Ha sido uno de los mejores en el juego por mucho tiempo", indicó Weeden. "Muchas personas lo consideran uno de los mejores a la hora de enviar jugadas, así que va a ser emocionante jugar para él".

Weeden hizo su aparición para llamar la atención en su colaboración con la The Children's Hospital Foundation, con la esperanza de recaudar fondos para llevar a un cardiocirujano pediátrico a Oklahoma City. Uno de los compañeros de trabajo de su esposa tiene un hijo de seis años de edad, Gavin, quien requirió de tres cirugías después de haber nacido prácticamente con medio corazón, y la familia tuvo que trasladarse a San Diego para recibir tratamiento, después de que un cirujano local se trasladó hacia allá.

"No tenemos ningún cirujano pediátrico, y necesitamos encontrar una manera de conseguir uno", sentenció Weeden, quien recaudó 90,000 dólares para la causa el año pasado y está planeando realizar un torneo de gol y otros eventos para recaudar más fondos este verano.

Antes de darle el micrófono a Gavin, Weeden recordó los momentos buenos y malos de su primera temporada y dijo está buscando dejar de ser un novato. El mejor momento, indicó, fue la victoria sobre sus rivales divisionales, los Pittsburgh Steelers, a pesar de que se perdió el final del partido por una conmoción cerebral y no llegó a celebrar.

El momento que lo hizo reaccionar en la NFL se produjo cuando decidió no usar el protector de costillas en el partido en contra de Green Bay y recibió un golpe tan fuerte en una captura que perdió el aliento tanto tiempo que no pudo llamar las señales en la siguiente jugada, y cuando Ray Lewis, de los Baltimore Ravens, lo golpeó después de lanzar un pase.

Esa sólo fue parte de la experiencia de maduración para Weeden, quien tiene 29 años de edad.

"Creo que como mariscal de campo, hay muchas cosas que pasan a tu alrededor. Hay mucha demanda, creo que esa es la mejor manera de decirlo", indicó. "No sólo estás preocupado por aprender nuestra ofensiva. Tienes que estudiar videos. Hay mucha exigencia en la posición de pasador, todo pasa muy rápido. Todos hablan acerca de la pared de los novatos. Ni siquiera choqué con una pared de novato porque no tuve tiempo de hacerlo".

En ese torbellino, tampoco sintió nunca que se volvió un líder del equipo, y quiere cambiar eso en su segundo año.

"Ahora, este año, ese es mi trabajo", sentenció. "Ahora, es mi ofensiva y es mi torno de tomar la iniciativa y ser el líder".