Bradley viene a golpear fuerte

19:55 ET
Actualizado el
Por Julio González
Especial para ESPNDeportes.com

Timothy Bradley
Getty ImagesTimothy Bradley está enfocado en demostrar que su victoria ante Manny Pacquiao no fue casualidad
LOS ÁNGELES -- Una de las posibles razones por las que Timothy Bradley no ha logrado convertirse en una verdadera súper estrella del deporte es su estilo de boxeo muy técnico pero poco atractivo para el gran público, y por supuesto cuando le ganó a Manny Pacquiao hace nueve meses fue por un inexplicable error de los jueces que le hizo perder crédito ante la afición.

Bradley reaparecerá este sábado en la primera defensa de su cuestionado cetro mundial welter versión OMB y ha prometido entregar sus mismos grandes fundamentos de siempre en el ring pero con un nuevo rostro. Lo que llaman en su campamento el nuevo Timothy Bradley significa un peleador más poderoso, más fajador; un golpeador de mayor impacto.

"Voy a pegar más fuerte", dijo Bradley el miércoles en la última conferencia de prensa antes de su combate contra el ruso Ruslan Provodnikov. "Voy a dar una clínica de boxeo".

Con marca invicta de 29-0 (12 KO), Bradley es normalmente visto como un púgil de calidad, incómodo y sumamente atlético, pero sin pegada. Por ello, el originario de Palm Springs trabajó en este campamento con su entrenador Joel Díaz en hacer cambios.

"El cambio que hicimos fue dejar un boxeo tipo amateur en el que él hacía todo lo que yo le pedía pero sin poder en el puño", explicó Díaz. "No le daba distancia a sus golpes. Tiraba muchos golpes sin efecto. Ahora, en lugar de tirar 5 ó 6 golpes, va a tirar dos pero que hagan efecto. Ya no va a estar cacheteando para ganar puntos, ahora va a tirar para lastimar".

Provodnikov, de 29 años igual que el campeón, es el hombre que empezará a poner a prueba el nuevo estilo de boxeo de Bradley. El originario de Berezovo, Rusia es un peleador caracterizado como agresivo, que siempre ataca al rival.

Eso es lo que su ídolo en el boxeo, Mike Tyson, hacía: atacar, acosar, tirar golpes y terminar al oponente. Provodnikov, que no llega con grandes credenciales al combate del sábado en el Home Depot Center de Carson, se identifica con Tyson, tanto por su historia de vida como por su estilo en el ring.

"Algunas veces pienso que quisiera estrecharle la mano y decirle gracias", dijo Provodnikov sobre Tyson a través de un intérprete.

Otro grande del boxeo asociado con este ruso es Pacquiao, con quien ha tenido muchos rounds de 'sparring' bajo la mirada del entrenador de ambos, Freddie Roach.

"Yo sé que puedo ganar esta pelea", aseguró. "Estar con Manny en el ring por tanto tiempo me ha hecho más fuerte psicológicamente".

El plan de Provodnikov, en sus propias palabras, es salir a hacer lo necesario para ganar, convencido de que una vez que conecte a Bradley se sentirá más y más fuerte.

El asunto es que pueda conectarlo.

"Si mando a Timothy a boxear el sábado, no me lo toca en toda la noche", aseguró el entrenador Díaz. "(Provodnikov) No es muy técnico, es un peleador básico, muy parado.

"Tengo varios planes para la pelea, pero primero esperaremos dos rounds para ver cómo es la pelea. No se sorprendan si en vez de mirar a Provodnikov empujar la pelea, es Bradley quien la empuja. No sabe pelear cuando va hacia atrás".

Bradley dice que lo mejor de este peleador con récord de 22-1 (15 KO) es su mano derecha. También dice que aunque no es muy conocido, es duro. Pero la noción de que Provodnikov no representa una real amenaza se fortalece por las palabras del campeón.

"Dice que ha estado mucho tiempo con Manny Pacquiao en el ring. Yo no soy Manny Pacquiao", dijo Bradley en entrevista. "Yo soy distinto. Yo tengo velocidad, poder, defensa, peleo adentro, peleo afuera y él tiene que vérselas con todo eso".

Bradley dijo que espera a un retador que salga a buscar pelea, pero se dice listo para hacerle pagar cada vez que cometa errores.

"Me encanta pelear contra derechos, es sencillo, no me preocupa; les doy la vuelta, doy un paso atrás y los contragolpeo mucho, he sido con contragolpeador toda mi vida".

Un triunfo por nocaut le vendría muy bien a un Timothy Bradley que ansía peleas y funciones de mayor calibre.

"Voy a ganar respeto. La gente me va a respetar".

Él ya hizo su promesa. Toca ver que la cumpla.