Miami: Serena, otra vez campeona

16:33 ET
Actualizado el
ESPNtenis.com
Serena Williams se consagró en Miami
La estadounidense superó a la rusa Maria Sharapova por 4-6, 6-3 y 6-0 y consiguió su sexto título en Key Biscayne (récord en la historia del torneo).Tags: tenis, wta miami, williams, sharapova

MIAMI -- Indomable. Serena Williams dio vuelta un gran partido ante Maria Sharapova y se consagró campeona del WTA Premier Mandatory de Miami por sexta vez en su carrera; récord para la historia del torneo, 48° trofeo para la colección y segundo en el año (Brisbane, el otro).

La estadounidense se impuso por 4-6, 6-3 y 6-0 en dos horas y ocho minutos, en una final que la vio de ir menor a mayor, sufriendo en un principio la consistencia de la rusa pero luego desplegando toda su fuerza dentro de la cancha.

WTA MiamiGetty Images

Es que el primer tramo del partido mostró a la N°1 del mundo más cercana a la que muy cerca estuvo de perder con Cibulkova en octavos de final; en efecto, aquel escenario se repitió este domingo: set y quiebre abajo, más errores que tiros ganadores...

Sharapova aprovechaba esa irregularidad, le robaba una manga a Serena por primera vez desde Charleston 2008 (sí, cinco años y seis enfrentamientos después) y veía acercarse la primera corona en Miami, luego de perder cuatro finales en el pasado (las últimas dos, de manera consecutiva).

Pero para vencer a Serena hay que noquearla varias veces. La rusa la tuvo contra las cuerdas; no alcanzó. La menor de las Williams resurgió ofreciendo su mejor versión, esa que sufrió Agnieszka Radwanska (campeona en 2012) en semifinales.

La N°1 redujo la cuota de errores no forzados, comenzó a encontrar más espacios con sus golpes, recuperó el quiebre de distancia y ya a partir de allí dominó la historia. Sharapova no volvería a ganar un solo juego en todo el partido. De 6-4, 3-2 y saque a 4-6, 3-6, 0-6.

Sí, diez games consecutivos conquistó Serena para remontar la cuestión. Pudo perderlo; lo ganó con autoridad. Una estadística es contundente: Sharapova debió lidiar con siete chances de quiebre. No salvó ninguna. Por instancia y por rival, demasiada licencia.

Así, decíamos, la norteamericana se convirtió en la campeona récord de Miami, donde ya se había consagrado en 2002, 2003, 2004, 2007 y 2008. Superó a la alemana Steffi Graf, dueña de cinco cetros de Key Biscayne.