Sin reclamos a Rigondeaux y Lara

Actualizado el 9 de diciembre de 2013
Por Salvador Rodríguez
ESPNDeportes.com

MÉXICO -- ¿Qué se le puede reclamar a alguien que en la línea pone su excelsa defensa, su velocidad, su gran técnica e inmejorable preparación física? Muy poco, en realidad muy poco, quizá un poco de más sabor, agresividad dirán los amantes de las batallas encarnizadas, pero esta vez no se le debe reclamar nada ni a Guillermo Rigondeaux ni a su paisano Erislandy Lara.

A poco más de 200 kilómetros, Lara y 'Rigo' protagonizaron dos peleas que para muchos resultaron monótonas por el amplio dominio de ambos sobre el estadounidense Austin Trout y el ghanés Joseph Agbeko, respectivamente la noche del sábado en Brooklyn, Nueva York, y Atlantic City, Nueva Jersey.

Pero qué se le puede reclamar cuando son tan capaces que hacen que sus rivales luzcan inofensivos y tan poco eficientes. Muchos dirán que les falta explotar ese instinto que ha caracterizado a grandes figuras, pero no es lo mismo que muchos esperan de Floyd Mayweather cuando ya tiene 'listo' a su rival para acabar la pelea.

A Rigondeaux, a Lara, habrá qué agradecerles, así como a Mayweather, el buen boxeo, la esencia misma del pugilismo, pegar sin ser golpeado, aunque eso a muchos no les satisface pues la expectativa puede escapar rápido.

En el caso de Rigondeaux, el aún campeón mundial supergallo pegó 144 de 859 golpes, cifra aceptable tomando en cuenta el control que tuvo, aunque con un promedio de golpes conectados de apenas 12. La cifra que quizá importe aquí es la de golpes recibidos. Joseph apenas conectó 48 de 349, es decir, apenas cuatro golpes por episodio.

A Guillermo se le había recriminado fuerte el no haber dado el espectáculo que muchos esperaban ante Nonito Donaire a mediados de año y eso provocó que tuviera sólo dos combates en 2013, año en el que por cierto se solidificó entre los 10 mejores libra por libra del mundo.

Lara, por su parte, sofocó cualquier intento de rebelión de Trout y lo dominó a placer para llevarse las tres tarjetas de los jueces en un combate que resultó de un solo lado y en el que incluso pudo haber acabado antes si Erislandy se hubiera animado a ir un poco más por el nocaut.

El nocaut no llegó, pero Erislandy demostró estar de vuelta y en fila para un duelo grande ante quien sea, luego de vencer a Alfredo Angulo y a Trout en este 2013, año en el que demostró estar cerca de un duelo millonario, quizá ante 'Canelo' Álvarez.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.