Problemas fuera del ring

El boxeador puertorriqueño Miguel Cotto enfrenta un juicio en el mes de junio por acoso sexual, luego de ser demandado por una ex empleada

18:33 ET
Actualizado el
Por Frances Rosario
El Nuevo Día

 

Miguel CottoAPMiguel Cotto fue acusado de acoso sexual y podría responder a los cargos en el mes de junio
El juicio por hostigamiento sexual contra el boxeador Miguel Cotto ya tiene fecha.

El abogado de la mujer que lo demandó por su alegado acoso sexual, Héctor Eduardo Pedrosa Luna, indicó que el enjuiciamiento fue pautado para comenzar el 18 de junio de 2010. Será por jurado, dijo.

La fecha de inicio del juicio civil se pautó el primero de diciembre durante una vista de descubrimiento de prueba presidida por el juez federal Jaime Pieras. El jurista atiende la demanda que radicó en agosto pasado Martha Chacón Acevedo, una ex administradora del complejo de residencia que posee Cotto.

LA DEMANDA
La demanda contra Miguel Cotto en su totalidad (en inglés).

Por este caso, el boxeador tendrá que emitir una deposición en la que explique sus lados de los hechos. La misma fue repautada del 18 de enero al 18 de marzo, mencionó el abogado.

Junto al púgil, también se acusa a otros tres hombres de la familia por supuestamente hostigar sexualmente a la mujer de origen venezolano y rozar su cuerpo de forma indecorosa.

La demanda también incluye a la esposa de Cotto, Melissa Guzmán, quien tendrá que comparecer el 22 de marzo a dar su versión de los hechos.

Se alega en la demanda que los celos de Guzmán fueron lo que provocó que el padre boxeador, Miguel Cotto Carraquillo, despidiera a Chacón Acevedo de su empleo el 31 de octubre de 2008, tras casi un año de administrar el complejo de residencia Villas del Turabo.

Pedrosa Luna no pudo especificar la razón por la que la mujer alegadamente soportó un año de hostigamientos sexuales de los Cotto y otro año más sin reportarlos. Sólo se limitó a indicar que su clienta radicó junto a la demanda una declaración jurada en la que confirma todo lo que aparentemente vivió.

Eso sí, dejó claro que antes de demandar a los Cotto agotaron "remedios administrativos" para lograr un acuerdo entre las partes implicadas.

Se le preguntó a Pedrosa Luna qué le diría a las personas que piensan que Chacón Acevedo va tras el dinero del boxeador. A lo que contestó: "esa no es la realidad en el caso. Este caso se tramitó en octubre, se trató de mantener en la mayor confidencialidad para evitar ese tipo de especulación. Da la casualidad que esa persona es conocida, que es admirada y tiene fanaticada, pero si no fuese él la persona que es, la demandante tendría derecho a su reclamación. Da la casualidad que él es una persona famosa".

El abogado no dio más detalles del caso, ya que cuida que sus posibles jurados en el caso no se contaminen por la exposición mediática, según dijo.

LA DEMANDA
En la demanda civil, Chacón Acevedo solicita una compensación por daños y angustias mentales de $250,000. Además, exige otros $11,000 para compensar las licencias y permisos que tuvo que obtener como parte de su labor como administradora del complejo de residencia y $250,000 por daños punitivos sufridos ante los actos de hostigamiento sexual que alega sufrió de parte de Cotto, de su padre, así como del hermano del boxeador, José Cotto, y de su primo, Carlos Cotto.

El reclamo especifica que la mujer venezolana comenzó a trabajar con la familia Cotto el 20 de diciembre de 2007 por un pago mensual de $1,300 y la renta gratuita de un apartamento, valorado en $700 mensuales. La supervisión de su trabajo estaba a cargo del púgil y su padre, establece la demanda.

"Mientras conducía sus responsabilidades como administradora de Vistas del Turabo, Cotto hostigó sexualmente de Chacón, al hacer insinuaciones sexuales y acciones físicas indeseadas y no bienvenidas. Además, Cotto ofreció a Chacón dinero y otros beneficios a cambio de sostener relaciones sexuales", detalla la demanda federal de 13 páginas, suscrita por los abogados de la mujer, Luis Miñana y Eduardo Pedrosa Luna.

La descripción de los hostigamientos sexuales que se hacen en el documento legal incluyen que Cotto rozaba su cuerpo contra la mujer en innumerables ocasiones y que ésta lo rechazaba. Dice que también la acechó cuando se encontraba en el apartamento que ocupaba como parte de su función de administradora del complejo residencial, ya que entraba ilegalmente o la ligaba por las ventanas. También se destaca que el boxeador le pedía que no lo tratara como su jefe, sino como su amante ('lover').

Indica, además, que en una reunión a la que asistió con sus hijos, Cotto "procedió a poner una imagen en la televisión de la serie Nip-Tuck, que contenía numerosas imágenes sexuales". Dice, de hecho, que le regaló la serie completa de las películas pornográficas para que alegadamente en otra ocasión pudieran verla cuando estuvieran solos.

"Más aún, en febrero de 2008, y cuando Cotto se encontraba en Miami, Florida, por razones profesionales, él llamó a Chacón y le preguntó por sus medidas porque estaba en la tienda (de ropa interior) Victoria's Secret y deseaba comprarle una lencería sexy con la intención de que se la modelara", sostiene la demanda.

Añade que la mujer se negó a continuar la conversación y le indicó al padre del boxeador lo que ocurría. No obstante, detalla que Cotto llegó del viaje con cremas y lociones, así como con una 'indumentaria íntima' para que se la modelara.

Se alega que la mujer rechazó los obsequios y que le dijo a Cotto que sus "acciones y pedidos eran impropias, indecentes e ilegales y denotaban total falta de respeto hacia Chacón y las leyes. Cotto se río y le dijo a Chacón que él era un campeón y que podía hacer cualquier cosa para complacerla", continúa la demanda.

Pero el acoso sexual que alega la venezolana no sólo fue de parte del boxeador. La mujer también señala a su padre, Cotto Carrasquillo, como uno de los que la acechó.

La demanda destaca que el hombre supuestamente le dijo en una ocasión: "Martha, tu no debe estar sola& Necesitas un hombre que cuide de ti& Yo cuidaría de ti".

Mientras que del hermano del boxeador, Chacón Acevedo alegó que éste le decía que si ella estuviese con él no tendría que volver a trabajar y no estuviese sola. La demanda indica que las expresiones las hacía en medio de comentarios sexuales e insinuaciones explícitas.

Del último de los Cotto acusado, de nombre Carlos, la demanda menciona que le agarró los senos a la demandante.

También dice que Chacón Acevedo le llegó a mencionarle su miedo a estar sola con el boxeador por los constantes acechos sexuales de la que era víctima.

De inmediato, los abogados de Cotto, Elsa Abreu García y Gabriel Peñagaricano, no pudieron ser contactados para una reacción. Mensajes fueron dejados en sus teléfonos celulares.