Verdasco luchó y cantó victoria

Actualizado el 8 de septiembre de 2010
por Luis Alfredo Álvarez

NUEVA YORK -- Cuando se disipaban en nuestra memoria las hazañas alcanzadas por Fernando Verdasco el año pasado, anoche revivió en el estadio Louis Armstrong la melodía con la cual nos contagió en Australia 2009.

Fernando Verdasco
Getty ImagesFernando Verdasco es suplente en la Copa Masters de Londres

Aunque su concierto comenzó algo desafinado y perdiendo algunas notas, al final terminó siendo un verdadero recital en un estadio que lleva el nombre de unos de los mas notables músicos de todos los tiempos. Es que Verdasco pudo encontrar la partitura que tenía perdida y remontó un partido increíble de 4 horas y 23 minutos, que culminó a altas horas de la noche levantándose de una pizarra adversa de 2 sets abajo. Estuvo en desventaja de 2-4 en el quinto set y 1-4 en el tie break, ganando los últimos 6 puntos del desempate y sellando la epopeya con un espectacular tiro ganador.

Este es el Verdasco que muchos señalan como talento en bruto, el que ayudó a España a llevarse el último punto de Copa Davis, el mismo que brilló a pesar de la derrota, ante Nadal en SF de Australia del año pasado, para justamente dejar la mesa servida para otra confrontación entre ellos en los cuartos de final.

Pero esta remontada, quizás la mas grande de su vida tenística, deja en el olvido el tremendo esfuerzo realizado por David Ferrer, porque para que se de un gran partido, se requiere de un gran rival y Ferrer fue una vez mas un verdadero guerrero.

El Valenciano opuso resistencia, estuvo al frente todo el tiempo y contuvo como pudo la presión, aunque al final su contraparte haya sido mejor. Ver a Ferrer y a Verdasco el martes por la anoche fue tan cautivante, que Nadal y López quienes tenían que entrar a la cancha central para su partido de trasnocho, no abandonaron el recinto de jugadores hasta incluso ver irónicamente, al ganador tendido en el suelo como si él hubiera caído en batalla.

Será difícil superar este espectacular encuentro. Este será el numero uno de las carteleras. El "hit" de la temporada y un clásico instantáneo del US Open, aunque no desestimamos que en su próximo recital, la nota la pongan del otro lado de la red.