Los que señalan el camino

11:58 ET
FECHA
15/01
2012
por Luis Alfredo Álvarez
Murray, Djokovic, Federer y NadalGetty Images

BRISTOL -- Aquí estamos otra vez, encarando una nueva temporada con viejos conocidos y anticipando que no habrá mayores cambios entre los cuatro primeros del ránking mundial.

Los 4 Fantásticos llegan al primer torneo de Grand Slam de la temporada acaparando toda la atención del público. El numero uno del mundo, Novak Djokovic, nos pone a cuestionar si la temporada que tuvo en el 2011 fue un sueño o una pesadilla. Sueño, porque la temporada del serbio ha sido una de las mejores de la historia del otrora deporte blanco. 3 títulos en cuatro finales de GS, racha de partidos ganados de manera consecutiva y el numero uno del mundo. Pesadilla, porque cada torneo que juegue, será con la presión extra de salir a defender los puntos, defender su reino y su reputación. Una reputación bien fundamentada, pero que tiene como antecedente años de dominio de quizás, las dos estrellas mas rutilantes que ha dado este deporte.

Rafael Nadal es una de esas dos estrellas. Su temporada del 2011 fue fantástica, únicamente superada por Djokovic, quien logró descifrar la manera de contrarrestar el juego incomodo del Manacorí venciéndolo en seis finales y desplazándolo como monarca mundial en el intento. Pero la historia entre ambos apenas comienza. Djokovic tendrá que convivir con la presión que sólo el Matador sabe ejercer, por su ya conocida terquedad y espíritu de pelea.

Rafa pondrá todo su esfuerzo en recuperar su estatus, un estatus que se ganó a fuerza de perseverancia, siendo por años segundo de quien él considera el mejor de todos los tiempos: Roger Federer.

Su Majestad regresa en el 2012 enfocado en los cuatro torneos grandes, los Juegos Olímpicos y la Copa Davis. Su corte se niega a verlo desvanecer. Él también. Su pasión por el tenis y su conocimiento de los campos de batalla, le dan un margen de optimismo a recuperar el dominio general, aunque en el fondo de sus pensamientos encara la realidad del ocaso de su carrera, un fin que cada vez está mas cerca. Pero Roger administrará su participación en el tour enfocándose en esos torneos que le han dado la gloria y los que terminarían de consagrarlo como a otros grandes, tales como Laver, Sampras, Borg, Agassi, Lendl.

Mencioné a Lendl. El checo es la nueva fuente de energía con la que encara el 2012 el último miembro de los 4 fantásticos: Andy Murray. El escocés llega decidido a ir a la caza de los tres mejores, con el antecedente de haber llegado a tres finales de Grand Slam y dos de ellas en los dos últimos Abiertos australianos.

Murray es, sin lugar a dudas, uno de los fuertes candidatos a tener un año mágico, pero la varita está en sus manos y no en el del gran maestro Ivan Lendl, quien viene a aportarle espíritu competitivo en los partidos que importan y mente de vencedor para completar el proyecto británico como el próximo monarca del Reino Unido y, por qué no, del mundo.

Así vemos que tomará forma esta temporada, con los 4 Fantásticos señalando el camino, con algún que otro guerrero asomando su rostro en el campo de batalla, dándonos a entender que habrá peleas a otro nivel, con nuevos soldados solidificando sus carreras.

Un año donde, en definitiva, se marcará el dominio de una generación, la de Federer, Nadal, Djokovic y Murray.