Robert, un verdadero Guerrero

Actualizado el 24 de noviembre de 2012
por Bernardo Pilatti
Guerrero-BertoAP Photo/Jae C. HongRobert Guerrero usó la distancia corta para castigar a Andre Berto y llevarse la victoria.

Podremos decir que Robert El Fantasma Guerrero es un paracaidista en la división de las 147 libras, pero no podremos negar que ante André Berto, a quien venció en forma unánime este sábado en Ontario, California, se ganó un lugar de honra entre los welter.

El combate, candidato a estar entre las mejores batallas del 2012, respondió a las expectativas por su emoción ya que hubo intercambio "palo a palo" de principio a fin. Sin embargo sorprendió y mucho, por su trámite y en especial en el estilo de Berto.

Cuando todos esperaban que, como es su costumbre, el haitiano-americano saliera a avasallar a su rival en los primeros asaltos, ocurrió todo lo contrario. El gran protagonista en el arranque de la pelea fue Guerrero, campeón interino welter. Tan así fue que Berto se fue a la lona en el primero y en el segundo asalto, además de terminar ese episodio con una enorme inflamación en el ojo derecho.

Guerrero (31-1-1, 18 KOs), se sorprendió cuando vio a su rival tratando de pelear a lo Floyd Mayweather y eso le facilitó las cosas. En base a una presión asfixiante, llevó la batalla a la distancia corta y jamás paró de golpear en gancho por abajo y por arriba. Cuando Berto (28-2, 22 KOs), reaccionaba y conseguía aplicar algún golpe poderoso con su derecha, la barbilla del campeón aguantaba todo y con movimientos de cabeza o salidas por piernas hacia la derecha de su oponente terminaba con el peligro.

Luego, cuando empezó a sentir el cansancio y se veían las heridas de la sangrienta batalla en su rostro, a fuerza de coraje se siguió llevando por delante a su rival y además, tuvo el instinto técnico necesario para golpearlo sobre el ojo inflamado más de una vez. Al final, incluso casi lo noquea en medio de una andanada de golpes tan furiosa que ni siquiera escuchó el campanazo ante la pasividad del árbitro. El referí Lou Moret cumplió un pésimo papel, no castigó las infracciones de ambos, fue pasivo a la hora de separar y al final ni siquiera escuchó el campanazo final.

LO BUENO Y LO MALO DE GUERRERO
La gran virtud deGuerrero fue su estrategia, eligió la pelea en corto y por dentro con lo que consiguió anular totalmente lo más peligroso de Berto: su potente golpe de derecha. Fue persistente y constante en su ataque de principio a fin, eso le rindió frutos muy temprano .Acertó también en su plan defensivo, es decir moverse hacia la derecha de su oponente cuando este encontraba algo de distancia para soltar algún buen golpe.

Guerrero asimiló esporádicas, aunque tremendas derechas mostrando que no es una broma la fama de que su barbilla es de granito. También se muestra fuerte y sólido, algo increíble en un hombre que saltó dos categorías para brillar en los welter.

Lo negativo del californiano, tal vez sea su poco trabajo en distancia. Ni jab ni rectas de izquierda. Es verdad que pudo ser una estrategia, pero mantengo la duda sobre su potencial con esas herramientas.

LO BUENO Y LO MALO DE BERTO
El mérito de Berto, a mi juicio, fue su entrega y deseo de dar espectáculo pese a estar herido desde el primer asalto. El resto es todo negativo.

Eligió de manera absurda utilizar el estilo Mayweather y como un mal bailarín no supo cordinar los movimientos del cuerpo con los de la música. Eso de entrada le facilitó las cosas a Guerrero. Su golpe de derecha, la más peligrosa de sus armas, lo lanzó de manera intermitente y siempre a destiempo. Así y todo consiguió conmover y lastimar al campeón, pero le faltó continuidad.

También careció de fortaleza mental en el momento que más la necesitaba, del primero al cuarto asalto. Asimismo, el óxido de catorce meses de inactividad le pasó factura como lo reconoció al final de la pelea. Berto no debió aceptar esta pelea, era muy peligrosa y así le fue.

EL FUTURO
En resumen, esta derrota le complica la vida a Berto que deberá volver al gimnasio y a la escuela para definir su estilo. Tal vez lo veamos contra rivales de segundo nivel por un buen tiempo antes de volver a los primeros planos.

Lo de Guerrero sorprende por su rápida adaptación a los welter y es obvio que le aguardan grandes cosas en esta categoría. A todos les envió un mensaje que será difícil despojarlo de su cinturón interino y también mostró que van por los mejores rivales. Claro, ahora habrá que esperar que ellos le acepten el reto y esa es otra historia.