Pensamientos al azar: Los Dodgers se pegan en la lotería

18:42 ET
Actualizado el
por David Schoenfield
De acuerdo a varios reportes, los Dodgers de Los Angeles podrían conseguir un nuevo acuerdo de TV local con FOX Sports que les pagaría de $6 a $7 billones en los próximos 25 años -- o de $240 millones a $280 millones por temporada.

En otras palabras, suficiente dinero para comprar a Zack Greinke y Josh Hamilton y convertir a Carl Crawford en un cuarto jardinero bastante caro.

Sin querer convertir este escrito es uno más propio de la sección de negocios, las ramificaciones de ese acuerdo son ciertamente grandes, y no solo para los Dodgers. Recientemente FOX compró el 49 por ciento de la cadena YES de los Yankees, para utilizarla como punta de lanza de una cadena televisiva de deportes a nivel nacional que rivalice con ESPN. Y aparentemente el tener a los Yankees y los Dodgers como parte de esa cadena es parte de su plan maestro.

Parece haber algún tipo de pánico en el deporte de que eso colocaría a los Dodgers en un terreno de juego injusto, especialmente por el hecho de que sus dueños parecen no estar preocupados por mantener su nómina por debajo del impuesto de lujo. Un terreno de juego injusto  ustedes saben, como el que tienen los Yankees, el equipo que ha logrado una sola aparición en la Serie Mundial en las últimas nueve temporadas y un solo cetro de Serie Mundial en las últimas 12 campañas.

Quizás los Dodgers firmen a Greinke y Hamilton. Pero ellos están lejos de convertirse en uno de los equipos más poderosos ahora mismo. Ellos tienen un gran lanzador en Clayton Kershaw. Ellos tienen a Matt Kemp, quien ha tenido una sola temporada de superestrella. Y entonces ... Adrián González se cayó el año pasado, Hanley Ramírez ya no es Hanley Ramírez, Crawford no ha lucido bien desde el 2010, Andre Ethier es un buen jugador complementario, Dee Gordon no se ha probado a si mismo en el campocorto y Mark Ellis está envejeciendo en la intermedia. Greinke y Hamilton son tremendous juadores, pero no es como que estén firmando al Pedro Martinez de 1999 o al Barry Bonds de 1993.

Otros pensamientos que rondan por el ciberespacio:

  • Primero, un tremendo trabajo de investigación hecho por Wendy Thurm en FanGraphs para listar a todos los contratos de TV locales de cada equipo. Guardé esta página en mi lista de favoritos. ¿Sabían que los Astros -- ¡the Astros!  firmaron un acuerdo cuyo valor reportado es de $3.2 billones con la telecadena Comcast SportsNet Houston que comenzará en el 2013, y les pagará unos $80 millones por temporada. Por supuesto, Houston es un gran mercado televisivo. De todas maneras, uno de los equipos con uno de los contratos televisivos más pequeños: los Cardenales solo recibirán $14 millones por año de parte de Fox Sports Midwest hasta el 2017.
  • Jeff Passan de Yahoo cataloga dicho acuerdo como uno "peligroso" para el deporte: "Esa es la alarma de que ha llegado la nueva era en el béisbol, una era en la que las mejores intenciones de repartición de ganancias en el deporte no se concretan ante la avaricia caníbal que impulsa esos mega contratos de televisión  y que abre una brecha entre los que tienen y los que no tienen más difícil de sobrepasar que el extraer una espada de una piedra". Jeff hace énfasis en que el 34 por ciento del dinero de la TV local es reunido (a pesar que hay una disputa de que los Dodgers solo tienen que pagar el 34 por ciento de los primeros $84 millones de su ganancia), así que también es cierto que lo que es bueno para los Dodgers es bueno para el deporte.
  • Rob Neyer de SB Nation, respondiendo a la columna de Passan, no es tan optimista: "Se puede alegar que las Grandes Ligas han , por el ultimo par de décadas, disfrutado de tanta o más igualdad que cualquiera de los otros deportes profesionales en EEUU. Pero eso no significa que el siguiente par de décadas tiene que ser igual. Pero estas cosas tienen una manera de auto corregirse. Algunos de los equipos con mucho dinero de TV lo gastarán de forma sabia, y serán contendores al campeonato casi todos los años. Pero algunos de ellos no harán eso, lo que dejará espacio para los equipos con menos dinero, pero quienes gastan lo que tienen de forma muy sabia, para meterse en la pelea por uno, dos o tres años. Y si las cosas se ponen realmente malas, con los mismos equipos ganando todos los años, los Diosos del Béisbol meterán su cuchara y harán algo al respecto.
  • Marc W del blog USS Mariner habla sobre el futuro de los contratos de TV local para equipos como los Marineros: "De forma más amplia, el acuerdo de los Dodgers parece ser la señal más clara de que estamos lidiando con una burbuja. Aparte de la competencia y las empresas de cable, cuando pasamos de contratos de $20/30 millones anuales a acuerdos de $150-$300 millones anuales en el transcurso de apenas 5-10 años, tenemos que comenzar a cuestionar las bases bajo las cuales se hacen esos acuerdos. Menos y menos gente ve el béisbol en la TV, como pueden dar fe los bajos ratings de la Serie Mundial de este año. Seguro, los ratings nacionales no cubren a la perfección los acuerdos de TV regional, pero los Astros promediaron 22,000 televidentes por transmisión el año pasado. ¡22,000! Obviamente, no siempre va a ser algo malo, pero los ratings locales para los juegos regionales de MLB no son tan altos. La idea de que las empresas de cable sigan desembolsando cantidad de dinero más grandes por el derecho de servir a grandes pero no enormes segmentos del mercado parece irrazonablemente exhuberante".