Los Nacionales de 2013 versus los Mets de 1986

12:42 ET
Actualizado el
por David Schoenfield
"Este es uno de los mejores clubs de pelota que he tenido." -- Davey Johnson, el martes en las reuniones invernales.

Ahora, Davey ha dirigido algunos equipos bastante buenos en sus días, pero sólo hay un "mejor" equipo en la lista: los tristemente famosos Mets de Nueva York de 1986. Aquel equipo ganó 108 partidos -- ningún equipo de la Liga Nacional ha ganado tantos desde entonces -- y sobrevivieron a una postemporada animadísima para ganar la Serie Mundial. Con la firma de Dan Haren, la rotación de los Nacionales de Washington está ahora preparada para el 2013 y uno tiene la idea de que Davey está bastante entusiasmado con lo que su club puede hacer en el 2013 después de ganar 98 partidos la temporada pasada.

Así que vamos a divertirnos un poco y comparar a los Nats con uno de los grandes equipos de la historia de la Liga Nacional.

Receptor: Gary Carter versus Wilson Ramos
En la última temporada buena de Carter, el jugador fue el líder vocal del club, aunque no era necesariamente muy querido ya que era visto como un poco mojigato por sus compañeros de equipo fiesteros duros. Bateó .255/.337/.439, pero remolcó 105 carreras y terminó tercero en la votación del Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. No fue realmente el tercer mejor jugador de la liga, pero mantuvo el pulso del cuarto turno al bate en la alineación y manejó el cuerpo de lanzadores. Ventaja para los Mets, aunque si Ramos regresa de su lesión, tal vez no sea tan grande como crees.

Primera base: Keith Hernández versus Mike Morse/Adam LaRoche
Hernández estuvo excelente en el 1986, su última gran temporada. (¿Recuerda que los jugadores comienzan a declinar después de los 32 años?) Bateó .310/.413/.446, lideró la liga en descansos para cigarrillos en el juego y aunque nunca tuvo el gran poder que deseas en una primera base (13 jonrones), fue segundo de la liga en OBP y séptimo en OPS. Desempeñó una defensa sobresaliente en la primera base y su 5,2 de WAR ocupó el quinto lugar entre los jugadores de posición en la Liga Nacional. Los Nacionales pueden o no traer de vuelta LaRoche, pero incluso si regresa y lo hace con sus números del 2012, Hernández es un jugador más valioso debido a sus habilidades en la bases y la defensa. Ventaja: Mets

Segunda base: Wally Backman versus Danny Espinosa
Johnson fue pelotón de Backman -- que no tenía ningún poder, pero bateó .320 ese año con un OBP de .376 -- y Tim Teufel, y los dos se combinaron para 3,4 de WAR. Espinosa fue el tercero con más ponches en las Grandes Ligas en el 2012, pero tiene algo de poder, roba unas cuantas bases y juega una defensa sólida. Con una pequeña mejora de Espinosa me inclino a llamar esto un empate.

Tercera base: Ray Knight versus Ryan Zimmerman
Knight tuvo una buena temporada -- .298/.351/.424 -- pero no puede igualar el poder de Zimmerman. Los problemas en la espalda y el hombro de Zimmerman le han restado algo de su valor defensivo durante los últimos dos años, pero aquí la ventaja va para los Nacionales.

Torpedero Rafael Santana versus Ian Desmond
Estadística increíble: Kevin Mitchell comenzó 20 juegos en el campocorto de los Mets. Sí, hubo un momento en que la defensa no fue la prioridad número 1 de Johnson. Santana tuvo un buen guante, pero su bate tenía poder tanto como un papel toalla mojado, así que Johnson le dio a Mitchell y Howard Johnson 42 comienzos en el campocorto. Ventaja: Nacionales.

Jardín Izquierdo: Mookie Wilson versus Jayson Werth
George Foster comenzó la temporada como jardinero izquierdo regular, pero no bateó y jugó el jardín izquierdo casi tan bien como Kevin Mitchell jugó en el campocorto. Fue liberado en agosto. Mookie bateó .289/.345/.430, se robó 25 bases y tenía alcance para jugar en el central. Werth fue un jugador de 4 victorias con los Filis de Filadelfia en el 2009 y 2010, pero no ha igualado eso con los Nacionales. Es una competencia cerrada, pero no podemos asumir que Werth se pondrá mejor y se mantenga saludable durante 150 partidos. Ligera ventaja a los Mets.

Jardín Central: Lenny Dykstra versus Denard Span
En poco menos de 500 apariciones en el plato, Dykstra produjo 4,5 de WAR. Span es un jugador bastante similar al pre musculoso Dykstra, aunque un poco inferior en velocidad y habilidad en las bases. Las métricas defensivas ayudaron a Span a generar 4,8 de WAR en el 2012, el registro, más alto de su carrera. Ligera ventaja a los Mets.

Jardín derecho: Darryl Strawberry versus Bryce Harper
El Strawberry de 24 años de edad comparado con el Harper de 20: ¿A quién tienes? Straw bateó .259/.358/.507 con 27 jonrones y 28 bases robadas en 136 juegos -- números bastante grandes para el año 1986, ya que ocupa el segundo lugar en la liga en porcentaje de slugging. No sé si Harper terminará segundo en slugging, pero puede llegar a 30 jonrones y a mejores registros que Strawberry en el terreno y en las bases. Ventaja: Nacionales.

Banco
Mets: Kevin Mitchell, Tim Teufel, Howard Johnson, Danny Heep, Ed Hearn, Lee Mazzilli Nationals: Roger Bernadina, Tyler Moore, Steve Lombardozzi, Chad Tracy, Kurt Suzuki

Los Mets utilizaron su mucho su banco y fue fantástico. El novato Mitchell jugó de todo y tuvo un OPS de .811 en 364 apariciones al plato. Johnson jugó tercera y campocorto y tuvo .787 de OPS. Heep fue el mejor bateador emergente del club y fue sustituto en los jardines y tuvo un OBP de .377. El banco de los Nacionales también podría ser uno de los mejores de la liga, sobre todo si Morse acaba aquí como una especie de jugador súper utility, (aunque parece más bien probable que sea canjeado si LaRoche renueva su firma. Ventaja: Mets.

Abridor 1: Dwight Gooden versus Stephen Strasburg
Vamos a hacer coincidir a los dos jóvenes fenómenos. Gooden, de 21 años de edad en 1986, no empató sus números históricos de 1985, pero se fue con un récord de 17-6, promedio de efectividad 2,84, ocupando el quinto lugar en la Liga Nacional en efectividad y el sexto de WAR entre los lanzadores (4.2). Strasburg no empatará las 250 entradas de Gooden, pero creo que puede ser un abridor de 5 de WAR en el 2013, ya que tira alrededor de 200 entradas. Ventaja: Nacionales.

Abridor 2: Bobby Ojeda versus a Gio Gonzalez
Los Mets le robaron a Ojeda a los Medias Rojas antes de la temporada del 1986 a cambio de unos pocos prospectos, incluido un lanzador llamado Calvin Schiraldi. Ojeda tenía un año de carrera en el 86, con un récord de 18-5 y una efectividad de 2.57 más 217 entradas. Eso fue suficiente para 4,5 de WAR. González en el 2012: 4,5 de WAR. Los periféricos de González son un poco mejor y su nivel verdadero de talento es un poco más alto. Ligera ventaja a los Nacionales.

Abridor 3: Ron Darling versus Jordan Zimmermann
Este también resultaría ser el mejor año de la carrera de Darling, al acumular 15-6, promedio de efectividad de 2.81 y lanzar 237 entradas. Esta competencia es muy pareja, también: 4,3 de WAR para Darling, 4,4 para Zimmermann en el 2012. En función de cada inning, Zimmermann fue mejor, pero hay una gran cantidad de valor invertido en esas 40 entradas adicionales. Ventaja: Empate.

Abridor 4: Sid Fernández versus Dan Haren
Los envíos del brazo corto de Fernández y su capacidad de ocultar la pelota le hizo uno de los lanzadores más difíciles de batear en la historia del béisbol, a pesar de que no lanzaba tan duro. La durabilidad siempre fue un problema para él, pero tiró 200 entradas en 1986, cuando registró 16-6, efectividad de 3.52. Haren ciertamente tiene la capacidad de mejorar sus números del 2012, si está saludable, pero ahora mismo tiene que ser considerado con pequeño signo de interrogación. Ligera ventaja a los Mets.

Abridor 5: Rick Aguilera versus Ross Detwiler
Aguilera tuvo más tarde una larga carrera como cerrador, pero era un hombre de dos posiciones en su segundo año en el 86, con 20 aperturas y terminó con 10-7, efectividad de 3.88. Eso no fue mucho mejor que el pitcheo a nivel de reemplazo en ese entonces -- la efectividad de la Liga Nacional fue de 3,72 en 1986. Detwiler es mejor. Ventaja para los Nacionales.

Bullpens
Mets: Roger McDowell, Jesse Orosco, Doug Sisk, Randy Niemann, Rick Anderson
Nationals: Drew Storen, Tyler Clippard, Craig Stammen, Ryan Mattheus, Zach Duke, Christian Garcia

Las cosas eran muy diferentes en el 86, ya que Johnson tenía esencialmente un bullpen de tres hombres: McDowell y Orosco compartían los deberes de las últimas entradas, con el lanzador de sinker McDowell tirando 128 entradas. Los Mets obtuvieron 392 entradas de su bullpen en ese año y McDowell, Orosco y Sisk tiraron 279 de ellos. Los Nacionales necesitaron 515 entradas del bullpen en el 2012. Los Nacionales probablemente añadirán otro zurdo para sustituir a Sean Burnett de su personal del 2012, pero esto parece a un bullpen muy profundo, sobre todo si el tirador fuerte de García asume un papel destacado. Pero McDowell y Orosco aportaron bastante embrague en 1986. Vamos a llamar a este empate.

Recuento final: ¡6 a 6 con tres posiciones empatadas! ¿Hemos consagrado a los Nacionales como favoritos de la Serie Mundial del 2013? Sí, lo hicimos.

Sobre otras similitudes entre ellos: Los Mets, al igual que los Nacionales, tenían muchos jóvenes talentos. Strawberry tenía 24 años, Dykstra 23, Backman 26, Mitchell 24, HoJo 25. En el cuerpo de lanzadores, Gooden, Darling, Fernández, Aguilera y McDowell tenían 25 años o menos. Los aficionados de los Mets saben muy bien que este grupo de jugadores volvería a los playoffs sólo una vez más y nunca retornaría a la Serie Mundial. El futuro de los Nacionales parece brillante, pero el éxito nunca es una cosa segura.