Lo mejor del 25 de diciembre

Actualizado el 23 de diciembre de 2012
por Víctor O López

Llegó la Navidad, y para muchos, comienza en serio la NBA.

Tan significante como la NFL jugando el día de Acción de Gracias, la NBA en acción el 25 de diciembre es un valioso tesoro para los fanáticos que la siguen con fervor, anticipando los juegos y canasteros que le darán vida a la festiva jornada.

La jornada navideña tiene un lugar muy especial para la liga, que utiliza el escenario para celebrar la época y la tradición que comparten desde 1947. El día también sirve para recordar y apreciar a algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos que sacrificaron su tiempo familiar para regalarnos una linda Navidad.

En términos de récords, Wilt Chamberlain tuvo 36 rebotes (con 59 puntos) en 1961, como parte de la temporada que promedió 50,4 ppj y 25,7 rpj; Nate 'Tiny' Archibald repartió 18 asistencias en 1972 rumbo a convertirse en el único jugador en la historia en ganar el título de anotaciones (34,0) y de asistencias (11,4) en la misma campaña; y cómo olvidar a Bernard King, quien quemó la malla en el Madison Square Garden para 60 puntos en 1984.

Otros que brillaron y dejaron su marca en el día de Navidad fueron: Bill Russell (34 rebotes, 1965), Rick Barry (50 puntos, 1966), Dominique Wilkins (45 puntos, 1987), Tracy McGrady (46 puntos, 2002), Dwyane Wade (40 puntos, 2006) y LeBron James ('triple doble', 2010).

Así que celebremos el pasado, presente y futuro de la NBA con recuerdos navideños que hacen sonreir hasta al más 'grinch' de los fanáticos.

MJ corona año de ensueño 1992

Michael Jordan
Lou Capozzola/Getty Images
Michael Jordan abusó una y otra vez de los Knicks de Pat Riley durante el primero de su dos 'threepeats' con Chicago. Aunque New York se fajaba y lo dejaba todo en cancha con un juego físico y rudo, el astro de los Bulls -en el mejor momento de su carrera- simplemente no tenía oposición.

Siete mese después de promediar 31.2 puntos en una aguerrida serie de siete juegos para eliminar a New York camino a su segundo título corrido, el astro de los Bulls anotó 42 tantos con ocho rebotes, cinco asistencias y tres robos de balón en una victoria 89-77 sobre Patrick Ewing y compañía que cerró un espectacular 1992 para el seis veces campeón.

Jordan hizo historia al ser el primer canastero en ganar un campeonato de la NBA, un oro olímpico, un premio del MVP de la NBA y un MVP de la Final de la NBA en un año natural; fue quizás el mejor momento en cancha para el mejor jugador de todos los tiempos.

Toma nota LeBron.

Barkley gana duelo a Olajuwon 1993

Charles Barkley
Andrew D. Bernstein/NBAE/Getty Images
Con Jordan probando su suerte en el diamante de las ligas menores, la NBA era tierra de nadie para la temporada 1993-94.

Varios futuros miembros del Salón de la Fama buscaban aprovechar la ausencia de Jordan para escribir su propia historia titular, incluyendo Charles Barkley y Hakeem Olajuwon, quienes se vieron las caras como protagonistas el día de Navidad.

Barkley -el MVP vigente- lució inmenso con 38 puntos y 18 rebotes para que los subcampeones Phoenix Suns salieran por la puerta ancha 111-91 sobre Olajuwon (27 puntos, 13 rebotes, seis asistencias) y los Houston Rockets con un triunfo que se supone enviaría un mensaje directo al resto de la competencia.

Sin embargo, Olajuwon terminó riendo mejor meses más tarde con el primero de sus dos campeonatos, más el premio de MVP que le arrebató a 'Sir Charles'.

Los Bulls de Pippen 1994

Scottie Pippen
Andy Hayt/Getty Images
Scottie Pippen se estableció como uno de los grandes de todos los tiempos al lado de Jordan, pero también dejó su marca durante la temporada 1993-94 cargando a los Bulls a 57 victorias y una sufrida derrota en siete juegos contra los Knicks en la final de la Conferencia del Este.

Uno de sus mejores momento como solista fue el día de Navidad de 1994, cuando vengó la derrota ante Nueva York en los playoffs con un brillante desempeño de 36 puntos, 16 rebotes y cinco robos que impulsó a los Bulls a un triunfo 107-104 en tiempo extra.

El estelar alero hizo de todo en el juego, y fue 'clutch' en la prórroga con los siete tantos de Chicago y dos tapones en intentos del área de tres puntos al final para preservar la victoria.

Shaq vs Kobe 2004

Shaquille O'Neal
Andrew D. Bernstein/NBAE/Getty Images
El primer juego entre Shaquille O'Neal y Kobe Bryant se produjo el 25 de diciembre de 2004, un regalo de Navidad para todos los fanáticos que fueron testigos del drama que protagonizaron el corpulento pívot y el sensacional escolta con el violeta y oro de los Lakers.

El agrio divorcio llegó a su fin previo a la campaña 2004-05, luego de cuatro finales -con tres campeonatos- en ocho turbulentos pero entrenidos años juntos en Los Angeles.

O'Neal y sus nuevos compañeros en el Miami Heat ganaron ese primer asalto, 104-102 en tiempo extra, a pesar de 42 puntos de Bryant. El tres veces MVP de la Final tuvo 24 puntos y 11 rebotes, dominando la pintura y ayudando a Miami a frustar en defensa a Bryant, quien a pesar de su producción, cometió nueve turnovers y solo encestó 12 de 30 tiros de campo.

Renace la mejor rivalidad 2008

Pierce/Kobe
Brian Babineau/NBAE/Getty Images
Los años finales de la década vieron a los Lakers y Boston Celtics regresar al tope de la NBA y escribir el más reciente capítulo en la rivalidad más legendaria en la NBA.

En el 2008, los Celtics dominaron en seis juegos a los Lakers -incluyendo una paliza de 39 puntos en el juego decisivo- para ganar su primer campeonato desde 1986 y el 17mo en su historial. Amanecieron el 25 de diciembre de ese año en Los Angeles con una racha de 19 victorias y récord de 27-2 como campeón defensor.

Pero los Lakers estaban listos y ganaron 92-83 para no solo vengar la derrota en el final y frenar la racha ganadora de su archirival; el triunfo también fue el 1,000 para Phil Jackson como dirigente e impulsó a Los Angeles a eventualmente regresar al trono de la liga en el 2009 con el primero de sus dos campeonatos corridos.

Lakers y Celtics tendrían su revancha en la Final de 2010, con el violeta y oro ganando en siete cerrados juegos para el 16to título de la franquicia.

Bono de Navidad 2011

LeBron James
Ronald Martinez/Getty Images
La NBA se vistió de Santa Claus hace un año, regalando el día inaugural de una temporada que muchos pensaron que no se iba a jugar debido a un paro laboral.

Con el conocimiento de que por poco arruina las festividades de todos, la NBA presentó una tanda de juegos que sirvió para disculparse con los millones y millones de fanáticos alrededor del mundo que soportaron las niñerías entre billonarios y millonarios que amenazaron con robarles una temporada de su liga favorita.

En el tabloncillo presenciamos a LeBron y el Heat vengar la derrota en la Final contra los Dallas Mavericks; vimos a Chris Paul debutar con los Clippers; Derrick Rose y Carmelo Anthony se vistieron de héroes contra los Lakers y Celtics, respectivamente; y el Thunder de Kevin Durant tuvo más magia que Orlando rumbo a lo que sería una aparición en la final.

Más que nada, había NBA. El día de Navidad no sería lo mismo sin ella.