Los mejores 25 jugadores menores de 25

14:28 ET
FECHA
12/01
2013
25 menores de 25Ilustración de ESPN.comVarias de las grandes estrellas jóvenes del momento no están ni cerca de los 25 años

Bienvenidos a la segunda edición de mi calificación de los mejores jugadores de Grandes Ligas menores de 25 años. La lista de este año incluye 25 jugadores, con mis comentarios sobre cada jugador divididos en dos secciones -- una sobre el valor actual del jugador y otra de su proyección para el futuro. También he incluido una línea con algunos jugadores que quedaron fuera, enumerados en orden alfabético.

Para que quede claro: Esta es una clasificación de cómo yo evaluaría a estos jugadores si estuviera inaugurando una franquicia y los tuviera disponibles por los próximos años, no sólo en el 2013.

Para ser elegible en esta lista, un jugador debe tener 24 años o ser más joven hasta el día de hoy, (por ejemplo, haber nacido en o después del 11 de enero de 1988), y que hayan agotado su elegibilidad para el premio del Novato del Año. Así que jugadores como Jurickson Profar y Dylan Bundy no cumplen estos parámetros -- ellos aparecerán en mi lista de Los 100 Mejores Prospectos a principios de febrero -- mientras que jugadores como Mike Minor y Mat Latos apenas sobrepasaron el límite de edad.

Ahora, vayamos al ranking.

1. Mike Trout

Actualmente: Trout fue el mejor jugador de béisbol en el 2012, y debió ser el Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Demostró más poder de lo esperado pero con la velocidad que cambia el juego, defensa y habilidad de embasarse previsto desde su primera temporada completa en las menores en el 2010. El enfoque de Trout en el plato sería excepcional para un veterano de 10 años, y a diferencia de muchos jugadores jóvenes, no se destiñó en septiembre, con una línea de .400/.500 de OBP/SLG desde el día 1 del mes.

Aparte de una ligera debilidad por las rectas altas, es un out extremadamente difícil y le da a los Angelinos -- junto con Peter Bourjos -- dos defensores legítimos de talla extra en la lista para el jardín central.

Futuro: Es difícil de imaginarse a Trout mejor de lo que fue en el 2012, pero tiene las herramientas, el reconocimiento de los lanzamientos, y los instintos para lograr varias temporadas más con calibre de Jugador Más Valioso en la próxima década. Incluso si su BABIP cae al punto en que llega a un promedio de .290 en vez de .320, sus habilidades secundarias aún lo pondrían en el territorio de 7 de WAR.

Los Angelinos pueden querer ver una temporada completa más de actuaciones locas de Trout, pero en algún momento tienen que considerar ofrecerle un contrato por 10 años para asegurarlo durante sus mejores años potenciales antes de que se acerque a la agencia libre.

2. Bryce Harper

Actualmente: Fue precipitado a las Grandes Ligas antes de demostrar un crecimiento suficiente como bateador por encima de la Clase A baja, y aunque comenzó con fuerza, Harper tropezó con un obstáculo cuando los lanzadores encontraron una manera consistente para sacarlo out -- tirándole duro bajo las manos, y luego suave y afuera.

Pero hizo un ajuste sustancial a mediados de agosto y terminó con fuerza suficiente como para merecer y ganar el premio del Novato del Año, por lo que el 2012 no sólo fue una temporada exitosa para su rendimiento de producción sino también un año más sólido de desarrollo.

Futuro: El poder natural de Harper rivaliza el de cualquier bateador en el deporte, y la mejoría de su enfoque es un buen augurio para su capacidad de seguir demostrando ese poder en el futuro. Tendrá algunas temporadas de 40 jonrones en la década de sus 20 años y es uno de los dos jugadores actuales, junto con el número 4 en la lista, con una probabilidad no trivial para llegar a los 50 vuelacercas, incluso en esta era de menos ofensiva.

También mejoró bastante en la defensa, es probable que con su guante y con su brazo figure entre los mejores jardineros derechos de la liga en los próximos años.

3. Jason Heyward

Actualmente: La lesión del hombro así como el swing defensivo generador de roletazos que provenía de ello, son dos cosas del pasado, ya que Heyward restauró finalmente su swing anterior a la lesión a finales de mayo/principios de junio y demostró el poder que se esperaba de él -- .506 de slugging desde el 1 de junio en adelante -- cuando era prospecto del juego de cara al 2010. También se ha convertido en el mejor jardinero derecho defensivo de la Liga Nacional.

Futuro: La paciencia que demostró como novato no era tan evidente en el 2012, pero cuando unifique eso con el poder redescubierto estará entre los primeros de una media docena de jugadores de la liga. Conseguir que su manager lo coloque en la parte alta de la alineación, preferiblemente segundo en vez de sexto o séptimo bate, podría ser el mayor reto de Heyward en el futuro, ya que es una de las mejores armas ofensivas de Atlanta ahora que está plenamente saludable otra vez.

4. Giancarlo Stanton

Actualmente: Hay un puñado de jugadores contemporáneos de Grandes Ligas con 80 de fuerza bruta (en la escala 20-80 de los escuchas), y Stanton está en la parte superior de esa lista sagrada. Casi seguro que hubiera liderado la Liga Nacional en jonrones en el 2012 si jugaba la temporada completa, y aun así lideró la liga en porcentaje de slugging mientras se desempeñaba por encima de la media en defensa en el jardín derecho.

Su swing todavía es largo, pero ha mejorado su reconocimiento de los lanzamientos en cambio de velocidad hasta el punto de que no tiene una debilidad evidente que los lanzadores puedan explotar. Así que a pesar de que su tasa de ponches es un poco alta, puede hacer mucho daño cuando hace contacto.

Futuro: Stanton tuvo cerca de 1,500 turnos al bate en las Grandes Ligas antes de cumplir los 23 años de edad, dándole la apariencia de ser un veterano a pesar de que es más joven que muchos prospectos y novatos. La otra cara de esto es que probablemente ha llegado al máximo del conjunto de sus habilidades actuales, lo que significa que va a ser un jugador de 45-50 cuadrangulares en el futuro, pero necesita mucha suerte o un nuevo enfoque para mejorar su paso luego de un valioso año 2012.

5. Stephen Strasburg

Actualmente: Aparte de la controversia por las entradas, Strasburg fue tan bueno en función de cada entrada en el año 2012 como cualquier otro lanzador de Grandes Ligas, y fue líder de la Liga Nacional en promedio de ponches, así como en los registros periféricos de efectividad basados en estimaciones como las de xFIP y SIERA. La cirugía de Tommy John no afectó su material y fue duradero dentro de los límites que le impone la gerencia de los Nacionales. Eliminados los grilletes o al menos aflojados en 2013, sería uno de los candidatos principales para el Premio Cy Young de camino la temporada.

Futuro: Se trata de la carga de trabajo y el manejo de su brazo, ya que Strasburg opera con un ligamento del codo nuevo y tiene la entrega y la capacidad atlética para mantener ese codo sano en el futuro -- por no hablar de que los Nacionales lo envuelven en una burbuja de plástico si apenas estornuda.

Su única vía de mejorar sería reducir su tasa de bases por bolas, pero los lanzadores de poder extremo de este molde a menudo sacrifican algo de control como parte de un plan de lanzamiento para lograr más turnos al bate fallidos, y el control de Strasburg es de un promedio sólido, y aun si no mejora ni un ápice seguirá como un as.

6. Clayton Kershaw

Actualmente: Simplemente el mejor abridor zurdo del béisbol, incluso mejor que el hombre de Tampa Bay, y en términos estadísticos el mejor lanzador de la Liga Nacional el año pasado. Kershaw cuenta con una recta extra y dos lanzamientos rompientes más y que Dios te ayude si usas un bateador zurdo frente a él -- tampoco los bateadores derechos tienen un día en la playa con Kershaw en el montículo.

Futuro: La ventaja de Kershaw sobre Strasburg en el 2012 fue más acerca del cúmulo de entradas que de un desempeño superior, ya que los dos fueron bastante comparables en función de cada entrada, Strasburg acumula unos cuantos turnos al bate más, pero Kershaw trabajó más profundo en los juegos (y quizás como resultado fue un poco más conservador al lanzar). Si la salud se lo permite -- y Kershaw ha hecho 98 aperturas en los últimos tres años -- debe seguir siendo una de los cinco abridores principales para el futuro previsible.

7. Manny Machado

Actualmente: Machado fue llamado a las Grandes Ligas en el 2012 por las necesidades de la franquicia a nivel de las mayores -- la mejor opción de los Orioles en la tercera base resultó ser su torpedero de 20 años de edad de la Doble A.

Machado hizo lo que se espera de un joven prodigiosamente talentoso que juega una nueva posición mientras saltaba dos niveles para las Grandes Ligas: Jugó una gran defensa, incluida la jugada más comentada del año cuando agarró a Rich Thompson fuera de tercera base, demostró algún poder y tuvo dificultades para llegar a las bases. Esta prueba de fuego podría ser su versión de Mike Trout del 2011, un aprendizaje antes de la explosión al estrellato del próximo año.

Futuro: Machado puede y debe jugar campocorto, pero los Orioles tienen una opción cara en esa posición con J.J. Hardy y nadie detrás de Machado en tercera, una posición donde todavía hay poca profundidad en las mayores de cualquier manera.

Si se queda en la antesala por largo plazo, Machado seguirá como una estrella, pero hay una cierta pérdida de valor cuando pudo haber jugado un campocorto promedio o mejor y ser un bate aún más valioso. Si Baltimore desafía las probabilidades de nuevo y vuelve a los playoffs en el 2013, Machado será una razón importante.

8. Starlin Castro

Actualmente: La velocidad del bate de Castro y la coordinación vista/manos han producido resultados muy impresionantes para un jugador que todavía está por cumplir 23 años, recibe bases por bolas alrededor de dos veces al mes y sólo es un corredor de la media. El total de 529 hits de Castro en su temporada con 22 años de edad ocupa el lugar 20 de todos los tiempos, y ha jugado menos partidos que cualquier otro jugador por delante de él, excepto Ted Williams (563 hits en nueve partidos menos). También mejoró hasta el punto en que puede jugar en el campocorto y podría verse obligado a abandonar el puesto por otro jugador, en lugar de obligarse a sí mismo a salir del agujero por un juego pobre.

Futuro: Aunque Castro apenas mejore a partir de aquí, es un jugador de gran valor porque puede manejar el campocorto y es probable que batee al menos para .300 con pleno poder para conectar dobles. Creo que con el tiempo va a desarrollar un poder de 20 jonrones, y aun cuando su tasa de bases por bolas es bastante baja, no está sin esperanzas en el plato, y me da alguna razón para pensar que eventualmente podría añadir 15-20 paseos al año.

9. Madison Bumgarner

Actualmente: Bumgarner fue electrizante a principios de la temporada y parecía que podría sobrepasar tanto a Cain como a Lincecum como el as de San Francisco, pero se gastó a medida que avanzaba el año y fue inestable en la postemporada, consiguiendo (y obviamente necesitando) un descanso extra entre aperturas. Cuando está al 100 por ciento, su recta está justo por encima de la media, pero su slider de rompimiento fuerte es uno de los más efectivos en las mayores, incluso contra bateadores derechos.

Futuro: Considera esto un voto de confianza de que la fatiga de Bumgarner fue sólo eso -- una larga temporada para un lanzador joven que podría necesitar tomar un ritmo más lento en el 2013, o fortalecerse más antes de comenzar la temporada. Su entrega no es fácil, sin embargo, y hay un riesgo de que lo que vimos en octubre, con todo el material moviéndose de la misma manera y plano porque no podía mantener el brazo en alto, sea un signo de que la acción del brazo de Bumgarner no está edificada para largo plazo.

10. Elvis Andrus

Actualmente: Andrus es la niña de los ojos de todos los demás gerentes generales, ya que ven al súper prospecto Jurickson Profar justo detrás de Andrus, y asumir los dos torpederos está provocando un agujero gigante en el bolsillo del gerente general de los Vigilantes, Jon Daniels. Se ha convertido en un jugador muy valioso y en una materia prima, un defensor de valor extra en el campocorto que ha tenido que desarrollarse como bateador a nivel de Grandes Ligas porque su guante estaba muy por delante de su bate cuando llegó a las mayores por primera vez.

Futuro: Creo que bate Andrus tiene otro nivel que saltar, uno que pondrá su promedio en los .300 bajos y traerá a su OBP a un punto donde ayudaría a casi cualquier equipo en la parte superior de la alineación -- la cuestión operativa sería, por supuesto, cuál sería el club cuya alineación podría encabezar.

Si llega a la agencia libre después de la temporada del 2014, habrá que vigilarlo porque va a obtener el acuerdo que le volará la cabeza a todo el mundo en ese invierno, ya que la escasez en el mercado del campocorto conduce a un frenesí de hacer una oferta por una de las pocas cosas seguras disponibles en la posición.

11. Brett Lawrie

Actualmente: El explosivo desempeño de Lawrie en el 2011 generó expectativas demasiado altas para su primera temporada completa, y una lesión de oblicuo que sufrió a mediados de julio le costó todo el mes de agosto, a pesar de que no hizo mucho daño en contra de nadie, excepto contra los opositores de los Azulejos en la Liga Nacional antes de ese punto. El único punto brillante para Lawrie fue la mejora de su defensa en la tercera base hasta el punto en que es probable que se quede allí a largo plazo.

Futuro: Cuando está sano, Lawrie tiene uno de los mejores swings del lado derecho en junto con muy buena velocidad en las manos y siempre y cuando alcance toda su extensión debe tener un poder de 20-25 jonrones, si no más. Es un corredor por encima de la media y un buen atleta en general, razón por la cual la tercera base funcionó para él a pesar del escepticismo general (incluyéndome a mí) de que pudiera controlar su cuerpo lo suficiente como para manejar la esquina caliente.

Me gustaría ver lo que puede hacer Lawrie en una temporada completa sin lesiones, pero los chicos que lo entregan todo, todo el tiempo, como lo hace Lawrie, a menudo se encuentran en la sala del entrenador más veces de lo que quisieras.

12. Salvador Pérez

Actualmente: Su temporada cayó por debajo del radar, ya que fue tan corta -- de hecho, desde su debut en Grandes Ligas el 10 de agosto de 2011, todavía no ha llegado a las 500 apariciones al plato la carrera.

Ya demostró que es uno de los mejores receptores puramente defensivos en el béisbol, pero también está comenzando a verse el desarrollo de poder para acompañar su tasa de contacto consistente, que le ha producido un promedio de .311 en las mayores y .287 de carrera en las menores. En una posición que carece gravemente de jugadores con potencial ofensivo, Pérez debe unirse a Matt Wieters como uno de los dos mejores receptores en general de la Liga Americana.

Futuro: Pérez perdió casi tres meses de la temporada 2012 debido a un desgarro del menisco lateral de la rodilla izquierda, una lesión que probablemente quedaría olvidada si no fuera por la posición de Pérez en el diamante. Siempre y cuando sus rodillas lo mantengan y pueda jugar aproximadamente 130 partidos al año, me siento cómodo con su potencial de tener una carrera sólida de temporadas con 4 de WAR, tal vez un poco por encima de eso, debido a su poder emergente. Si tiene que salir a jugar otra posición fuera del plato, sin embargo, su valor se desplomaría.

13. Aroldis Chapman

Actual: A los efectos de esta lista, voy a contar a Chapman como titular, que era su papel cuando lanzaba para el equipo nacional cubano antes de desertar. Hemos visto lo que puede hacer como relevista -- asentado entre las 98-100 millas por hora, llegando hasta 104, con un slider devastador y un cambio que le estaba haciendo casi un favor a los bateadores porque llegaba a una velocidad bateable. Tendrá que rebajarlo un poco para poder ser abridor, pero su entrega debe soportar 100 lanzamientos por juego, si lo hace, y creo que su cambio, con el que ha demostrado buena velocidad del brazo, se convertirá en un arma más eficaz a medida que logre usarlo más.

Futuro: Si Chapman cumple con mis expectativas de él como titular va a estar entre los 10 mejores del deporte, con un material que rivaliza a Strasburg y Kershaw. Si no es así, ya sabemos que puede ser tan valioso como lo puede ser cualquier otro relevista, bajo el tarado paradigma actual sobre el uso del relevista, donde los relevos están sujetos a la decapitación espontánea si se les permite obtener más de tres outs en un juego.

14. Matt Moore

Actualmente: Moore terminó en el número 10 en la Liga Americana en ponches en una temporada de novato muy prometedora que lo vio mejorar mientras avanzaba el año, con pequeñas mejorías en su tasa de ponches y bases por bolas entre la primera y la segunda mitad de la temporada. Su curva sigue siendo un lanzamiento por encima de la media y su cambio fue lo suficientemente bueno para mantener a los derechos bajo control, ya que no demostró diferencias marcadas entre bateadores zurdos y derechos.

Futuro: Debería romper el umbral de 200 ponches este año cuando le permitan realizar 33 aperturas, y espero que su total de bases por bolas se caiga también (tenía el séptimo mejor registro en la Liga Americana en el 2012). Lo hace todo con tanta facilidad, incluso la ejecución de su recta de hasta 97 millas por hora, que me siento muy bien acerca de sus posibilidades de mantenerse saludable y unirse a David Price como la segunda estrella más importante de la rotación de los Rays.

15. Jarrod Parker

Actualmente: Parker superó en pitcheo al hombre por el cual fue cambiado, Trevor Cahill, con una campaña debutante superior que lució aún mejor gracias a un parque local favorable. Parker era un tirador de cuatro costuras/slider antes de una operación de Tommy John en el 2009, pero desde entonces se reinventó como un hombre de envíos de dos costuras/cambios/slider, mitigando la carencia de un plano bajo en su recta con una versión del mismo lanzamiento que sí lo hace. Su cambio debe ser uno de los más subvalorados en el juego.

Futuro: Siempre fue un muchacho de mejor control en las menores que en Grandes Ligas en el 2012, y no obtuvo tantos abanicados fallidos el año pasado como yo hubiera esperado dada su materia prima, aunque lo último que hizo fue en parte resultado de un intento de conseguir más rodados y generar outs más rápidos. Parker tiene una de las oscilaciones de brazo más limpias de la liga, y me gustan sus probabilidades de ser un hombre consistente de 200 entradas con una efectividad inferior a 3.50 durante los próximos años.

16. Chris Sale

Actualmente: Siempre he sido un gran escéptico de Sales, gracias a que representa el peor accionar del brazo entre cualquiera de los abridores de Grandes Ligas en este momento, pero Sales lanzó como un as durante la mayor parte del año y hubiera estado en mi papeleta para el Cy Young de la Liga Americana si yo hubiera votado por eso premio. En su primer año como titular en los profesionales, su cambio se convirtió de nuevo en su mejor lanzamiento (como lo fue en la universidad), mientras que lanzó con una recta por encima de la media y todavía mostraba el buen slider que era su lanzamiento del año anterior cuando era relevista.

Futuro: ¿Por qué Sales no está entre los 10 mejores? La razón principal es ese extraño accionar del brazo, así como las tres ocasiones en que algo salió ligeramente mal con el brazo de Sales en el 2012, resultando en un retorno abortado al bullpen y una apertura evitada en julio. Es muy raro ver a un pitcher provenir de un turno tan bajo y conseguir sacar outs a bateadores de ambos lados del plato, lo cual hace que Sales sea divertido de ver, pero siento que ya estamos pidiendo tiempo prestado si tomamos en cuenta cómo funciona su brazo al final de la entrega.

17. Matt Harvey

Actualmente: La primera apertura de Harvey en Grandes Ligas ha sido una de las más electrizantes que he visto, porque durante cinco entradas estaba lanzando fuego y azufre, con un control del slider malicioso y una recta de hasta 98 millas por hora, lo cual no debe servir para despreciar su curva o el cambio de velocidad. No fue un producto terminado y preciso en cada salida, y su dominio todavía no es muy consistente, pero tiene una mezcla de cuatro lanzamientos que funcionaría en los dos primeros puestos de la mayoría de las rotaciones de Grandes Ligas, y justo a la cabeza si lanzara más y mejor calidad de strikes.

Futuro: Su entrega es mucho más limpia de lo que era cuando fue un seleccionado de tercera ronda de la escuela secundaria o relevista en dificultades en la Liga de Cape Cod antes de su primer año de universidad, así que no hay razón física que le impida mejorar su dominio y control por lo menos a un promedio sólido. También ha demostrado la capacidad de hacer ajustes importantes a su entrega, un buen augurio para su capacidad de perfeccionar su plan de pitcheo y trabajar a fondo para mejorar su ubicación.

18. Anthony Rizzo

Actualmente: Los Cachorros adquirieron a Rizzo por el tirador duro y constantemente lesionado Andrew Cashner antes de la temporada del 2012, y ayudaron a Rizzo a recortar su swing para que le permitiera hacer contacto, sobre todo, contra los zurdos. Los cambios en gran medida funcionaron: Rizzo recortó drásticamente su tasa de ponches frente a su tendencia del 2011 con los Padres, incluso haciendo más contacto contra zurdos.

Es un jugador excelente de primera base defensivo y ha obtenido una calificación alta por su carácter en las tres organizaciones que lo han empleado.

Futuro: Una temporada completa de Rizzo en el 2013 debería verlo batear cerca de 25 jonrones con un promedio en los .200 largos, junto con la gran defensa en primera. Es paciente sólo de forma moderada, a pesar de que podría mejorar a medida que se convierta en una amenaza mayor de poder. La gran pregunta es si puede evitar convertirse en un jugador de pelotón: Acabó ante los zurdos en la Triple A el año pasado, pero tuvo un OPS de sólo 0.599 contra ellos en las mayores, aunque con un BABIP de .221. Tomando en cuenta su edad y la velocidad con la que ha hecho los ajustes, me gustan sus probabilidades de lograr desentrañar a los zurdos.

19. Freddie Freeman

Actualmente: Freeman ha tenido dos temporadas muy sólidas, casi idénticas en las Grandes Ligas, que lo establecieron como un primera base regular de promedio sólido, pero poco espectacular, con un ojo de bateador mediocre y un poco de poder por encima de la media, junto con el trabajo con el guante por encima de la media en primera. Lidió con una lesión de la córnea en la primera mitad del 2012, y jugó un poco mejor, con más poder, después de que se resolvió el problema.

Futuro: Me gusta Freeman, pero no lo veo teniendo el mismo techo como los primeras bases de esta lista, hombres con mejor velocidad al bate o más poder. Por otro lado, Freeman tiene un nivel bastante alto de desempeño establecido en las Grandes Ligas, no es inútil contra los zurdos, y podría encabezar un repunte en la producción ahora que el tema córnea fue dejado atrás.

20. Yasmani Grandal

Actualmente: Se perderá los primeros 50 partidos de la temporada 2013 debido a una prueba positiva de drogas para mejorar el rendimiento, pero no creo que afecte gravemente su perspectiva a largo plazo como receptor regular común y corriente que produce al batear a la zurda, es un bateador derecho tolerable y puede controlar el juego en el terreno con un brazo fuerte y preciso. También tiene una larga historia de pedir buenos lanzamientos, algo que compensa por el hecho de que sus manos no son muy fuertes para la posición.

Futuro: Grandal tiene poca ventaja remanente, y a menos que pienses que su línea ofensiva del 2012 estuvo toda potenciada por el dopaje, (y yo no lo pienso), el futuro debe parecerse mucho a la actualidad, con poder y paciencia en una posición en la que cualquier tipo de ofensiva es bienvenida. El área que le queda para mejorar es su tiro, ya que atrapó apenas el 23 por ciento de los ladrones de base en las mayores, muy por debajo de su 34 por ciento en las menores.

21. Andrelton Simmons

Actualmente: Es el mejor campocorto defensivo de Grandes Ligas, y punto. Simmons es un defensor de 80 (en la escala 20-80 de los escuchas) con un brazo de 80 -- llegó a registrar hasta 98 millas por hora como lanzador preuniversitario, pero la mayoría de los evaluadores no creían que fuera a batear. Ha hecho mucho contacto desde su entrada en el béisbol profesional e hizo bastante de eso en un número limitado de apariciones en Grandes Ligas el año pasado para hacerse algo más que un especialista defensivo.

Futuro: La esperanza es que se convierta en Elvis Andrus. Simmons ya es superior a Andrus con el guante, pero las pocas bases por bolas, el pobre enfoque en el plato que aun así resultó en promedios de bateo altos en las menores no aseguran que pueda hacer lo mismo en las mayores. El swing de Simmons es largo y no tiene mucho reconocimiento de los envíos, así que tal vez nunca se convierta en un gran acumulador de pasaportes, pero si puede marcar un OBP de .360 y más con el guante, será un candidato a Jugador Más Valioso por muchos años.

22. Will Middlebrooks

Actualmente: Middlebrooks comenzó encendido después de su promoción a principios de mayo, pero una vez terminados los juegos de interligas a finales de junio, su forma de swing libre lo entrampó, con una línea ofensiva de sólo .244/.277/.423 desde la reanudación de la Liga Americana hasta que su temporada terminó el 10 de agosto debido a una fractura en la muñeca. Tiene poder por encima de la media con un alcance promedio, buenas manos y un brazo plus en la tercera base.

Futuro: Un tercera base de OBP bajo, 25-30 cuadrangulares, que suma algunas carreras a la defensiva (impedidas) es un buen jugador, incluso si está limitado por el número de outs que produce con su bate. Mi preocupación con Middlebrooks está más en el corto plazo, pues podríamos ver una caída en su producción de poder cuando los lanzadores exploten su falta de paciencia absoluta en el plato.

23. Craig Kimbrel

Actualmente: Es difícil superar lo que hizo Kimbrel en 63 entradas el año pasado a menos que esté dispuesto a pensar fuera del molde de relevista de una entrada. El material de Kimbrel es absolutamente dañino, el cambio en su control es notable: en 2009, lanzó 60 entradas de ligas menores y caminó a 45 muchachos, pero en el 2012, lanzó 63 entradas y transfirió sólo a 14.

Futuro: No hay nada mejor que esto, y no lo hará. Pero disfrútalo mientras dure, porque las estadísticas de Kimbrel, al menos las basadas en cada entrada o cada bateador, son históricas, y acredita al manager Fredi González -- se retractó la temporada pasada después de trabajar demasiado duro con Kimbrel y los relevistas medios de Atlanta en el año 2011.

24. Eric Hosmer

Actualmente: Hosmer fue el mejor bateador en la Liga del Cactus en la primavera pasada, y cuando sonó la campana en el Día Inaugural, el tipo se evaporó en el aire. Hosmer pasó gran parte del año sosteniendo sus manos en alto y apretadas, así que mientras seguía trabajando en el conteo y el encuadre de muchas bolas, también estuvo tarde en muchos lanzamientos que podía haber utilizado y nunca demostró el poder puro y duro que fue evidente en su temporada de novato.

Futuro: todavía soy un creyente en el potencial de Hosmer como bateador, tanto en su capacidad de batear para promedio (y llegar a las bases), así como su habilidad para batear con poder. Los Reales dejaron ir al coach de bateo Kevin Seitzer después de la temporada, y sólo puedo asumir que lograr que Hosmer consiga de nuevo a su configuración de 2011 será una de las prioridades principales para Jack Maloof, el reemplazo de Seitzer.

Hay potencial de equipo de estrellas aquí, alguien alrededor del cual los Reales pueden construir su alineación por años, pero el 2012 fue un obstáculo sorprendente en el camino de Hosmer y no es seguro que los Reales puedan ayudarlo a superarse.

25. Chris Tillman

Actualmente: Tillman parecía una causa perdida en el inicio de la temporada del 2012, pero cuando regresó de su exilio en julio, comenzó a parecerse al hombre que era cuando conformó la lista de los 40 mejores en el deporte de cara a la temporada del 2009. La velocidad de Tillman en la recta ha regresado, mientras que estuvo asentado en las 90 millas por hora nuevamente y tocando 95-96, y su curva recuperó la picada de madurez. El elemento nuevo es el cambio de velocidad muy mejorado -- 80-84 con una disipación tardía -- un envío que a Tillman le gusta tirar a media distancia o hacia abajo y alejado para los zurdos como lanzamiento para sacar el out.

Futuro: Como prospecto, Tillman se proyectó como un abridor número 2 cuya curva era su envío para sacar out y cuyo cambio sería lo suficientemente bueno. Probablemente está de regreso a ese pico potencial, pero ahora es más una cuestión de mejorar su control de la recta que de llevarlo a ese punto. Para un hombre que parecía un quinto abridor o peor hace sólo siete meses atrás, este es un giro excepcional.