A-Rod metido en otro escándalo de esteroides

11:22 ET
FECHA
29/01
2013
por Buster Olney
Alex RodriguezWilliam Perlman/US PresswireAlex Rodríguez está de nuevo metido en un escándalo de esteroides y su carrera está en el limbo.
Escribimos en este mismo espacio en noviembre pasado sobre las preocupaciones en MLB sobre como una alegada célula de distribución de sustancias para mejorar el rendimiento (PED por sus siglas en inglés) en Miami se pudo haber convertido en algo así como el BALCO del este, y sobre este tema se publicaron varias cosas en ESPN.com y en el Daily News en el fin de semana.

Esta mañana, Tim Elfrink del diario Miami New Times publicó más detalles.

Es una historia en desarrollo, con muchos jugadores alegadamente involucrados, y MLB está tratando de is encarrilar su propia investigación. Entre otros, MLB examinará los vínculos de Alex Rodríguez. Y si lo que se alega en el reporte del New Times es cierto -- que Rodríguez estaba utilizando PED tan recientemente como la temporada pasada -- es posible que la prolífica carrera de Rodríguez haya llegado a su final.

A Rodríguez le quedan cinco años y $114 millones en su contrato. Lo que podría hacer MLB -- tal y como hicieron con Jason Giambi -- es citarlo a Nueva York y presentarle la evidencia que tengan, y presionarlo para que responda sobre el asunto.

Si Rodríguez es suspendido, entonces se presume que los Yankees podrían tener su propio abanico de opciones -- tales como cancelar el contrato por motivo de falsa representación, de la misma manera que han hecho varios ex auspiciadores y socios de negocios de Lance Armstrong en días recientes.

Pero enfrentemos esto: Rodríguez va a ser evaluado por los Yankees (y otros equipos) en un nivel muy práctico, como si fuera una ecuación matemática. En un lado de la medida está la posible producción del jugador, y en el otro lado están sus problemas fuera del terreno. Se le podría llamar la Escala Manny, en nombre de Manny Ramírez -- porque una vez que Manny dejó de ser un jugador élite o siquiera un buen jugador ofensivo, los equipos dejaron de darle la oportunidad.

Para un receptor joven como Yasmani Grandal, quien fue suspendido por los primeros 50 juegos de la temporads 2013 pero a quien le quedan muchos años de carrera, los números futuros sobrepasan el riesgo de mantenerlo -- y los Padres no han considerado dejarlo libre.

Pero Rodríguez ahora tiene 37 años, y esa ecuación es muy diferente. Sus mejores días ya han quedado atrás, y dada la gran cirugía de cadera a la que se sometió a principios de mes, ni siquiera se sabe si podría jugar en el 2013 -- y cuando vuelva, no se sabe si podrá ser siquiera un jugador promedio. Si MLB lo declara culpable de violar la política anti dopaje y es suspendido, es posible que la Escala Manny se vire de una vez y para siempre en contra de Rodríguez.

Es posible que los Yankees vayan detrás de él para tratar de extraerle el mayor alivio financiero posible por el dinero que todavía le deben. Es posible que la carrera de Rodríguez en Nueva York haya terminado con esas horribles actuaciones en postemporada ante los Orioles y los Tigres. Es posible que otros equipos tampoco lo quieran, de la misma manera que han rechazado a Ramírez.