Bourn es una mejora, pero no encaja bien en Cleveland

9:40 ET
FECHA
12/02
2013
Michael Bourn no llena una necesidad para los Indios de Cleveland, pero inmediatamente se convierte en uno de los mejores jugadores del equipo, principalmente por el valor de su guante en el jardín central.

El equipo ya tenía a Drew Stubbs y Michael Brantley, dos jardineros centrales competitivos, bajo contrato para este año, pero Bourn es mejor que los dos y se quedará con el puesto en el jardín central, empujándolos hacia el jardín izquierdo o hacia el mercado de cambios. Asumiendo que ninguno sea cambiado, esto probablemente empujará a Nick Swisher a la primera base, lo que le hará algo de daño a su valor, y Mark Reynolds al puesto de bateador designado, con el mismo resultado.

Michael Bourn Atlanta
Daniel Shirey/US PresswireBourn terminó segundo en robos en la LN en 2012.
El valor de Bourn de varias victorias por encima del nivel de reemplazo -- lo que de nuevo significa una gran mejoría por su defensiva superiora -- pero en el caso de Cleveland, en realidad él no está reemplazando un jugador de nivel reemplazo, así que probablemente no va a dar más valor al equipo del que le están pagando para dar. Es un contrato razonable (cuatro años, $48 millones), un año más que el deseado para un tipo veloz que acaba de entrar a sus 30 años, pero muy justo para el equipo considerando el tipo de salarios que se han estado dando en este invierno.

Lo que no veo aquí es lo que hay al final para Cleveland. El equipo todavía no es lo suficientemente bueno como para alcanzar a los Tigres de Detroit sin que haya una candidad sustancial de suerte en ambas direcciones -- mala para Detroit y buena para Cleveland -- porque los Indios no tienen el pitcheo para competir en esta división.

Los abridores del equipo tuvieron efectividad de 5.25 el año pasado y la única adición es el novato Trevor Bauer, quien tiene gran potencial pero que no se cree que pueda bajar ese número por si solo. Para que sus adquisiciones de temporada baja de Bourn, Swisher, Reynolds y Stubbs hagan algún sentido, ellos necesitan salir de alguno de sus jardineros en exceso -- Stubbs o Brantley -- en cambio por ayuda en el pitcheo.

Como están construídos en la actualidad no son un equipo para llegar a los .500, aún con las mejoras hechas en la ofensiva y en la defensiva en sus jardines, aún si asumimos que uno de estos jugadores: Carlos Santana, Jason Kipnis o (menos probable) Lonnie Chisenhall da un paso adelante. De hecho, a pesar de lo bueno que es Bourn, Brantley tuvo mejores números el año pasado mientras jugaba en una mejor liga, a pesar que ni se le acerca a Bourn en defensiva o en velocidad en las bases.

La única otra explicación para sus firmas en este invierno es que estén apilando activos que puedan aparecer como depreciados de aquí a un año, y por ende aparecer como valiosos en el mercado de cambios -- y quizás tengan razón, ya que ni Swisher o Bourn firmaron por tanto dinero anual como se hubiese esperado en un mercado de alta inflación. Es posible que todo esto termine siendo algo bastante inteligente para la oficina central, pero que quizás mientras tanto no pueda evitar una temporada de 85 derrotas. Cleveland también perdió el turno 71 en general en el sorteo, una selección de balance en la lotería, porque Dios no lo quiera le damos a los equipos de ingresos menores cualquier tipo de ventaja en la manera principal de adquirir talento barato en este juego.

Los perdedores en esto son los Mets de Nueva York y quizás los Reales de Kansas City. Los Mets supuestamente querían a Bourn pero se rehusabab a entregar su turno en el sorteo -- la 11ª selección en general -- que quedó desprotegido cuando ambas partes se durmieron durante esa porción de las más recientes negociaciones colectivas. Ahora van a tener que utilizar unos jardines con Wynken, Blynken y Nod, que podrían ser catalogados como uno de los peores en la historia moderna de las Grandes Ligas, esto a pesar del fuerte brazo de Nod y el buen ojo en el plato de Blynken.

Por otra parte, los Reales dependen de las debilidades de su división para intentar hacerse de un puesto de comodín, así que cada movida que hagan Cleveland, Minnesota o los Medias Blancas para mejorar lastima las oportunidades de Kansas City de llegar al territorio de las 88 victorias. No hay nada que puedan hacer los Reales al respecto, pero imagino que un calendario débil los ayudará a sentirse confiados de cambiar a Wil Myers por James Shields y Wade Davis -- un calendario que se ha convertido en menos débil desde que ocurrió dicho cambio.