¡Qué tal amigos de ESPNdeportes.com! ¿Tantos siglos no? Hacía rato que no tenía tiempo para sentarme y poder escribir mi blog, pero sinceramente no me quejo. El no tener tiempo en mi vida por lo general es sinónimo de que estoy haciendo muchas cosas productivas, y si estoy haciendo muchas cosas productivas, significa que el poker está creciendo, ¡y cómo!

PokerStars.net - Juan Sebastián Verón
Gentileza PokerStarsblogVerón regala camisetas de Argentina autografiadas

Realmente extrañaba poder hacer una entrada, recostado en mi sillón, notebook en mano, tranquilo, relajado, luego de una muy buena jornada laboral, contento, muy contento por la evolución de nuestro deporte y por las cosas que sé que vendrán y que pronto les podré contar. Sin embargo, esto quedará para algún otro post...

En esta ocasión, me pidieron que les cuente sobre ¡Mi debut televisivo! ¿Cómo dijo? Así es, habrá un antes y un después en mi carrera en el poker, luego de participar en la nueva publicidad de PokerStars.net y ser bluffeado públicamente con 7-2 por "La Bruja" Verón.

Hace unos meses me convocaron para acompañar a uno de los emblemas de la Selección Argentina de futbol, Juan Sebastián Verón, en su debut como nuevo embajador de PokerStars.net. Lógicamente no dudé en aceptar, ya que figuras de su peso y relevancia son las que ayudan a aumentar la popularidad del poker, y poder formar parte de semejante engranaje, realmente era un orgullo.

La publicidad está enfocada en una nueva promoción, que consiste en una serie de torneos gratuitos en los que puedes ganarte una camiseta de la selección argentina autografiada por Verón. Realmente una interesante iniciativa de la gente de PokerStars.net, que ya había dado sus primeros pasos en el fútbol patrocinando al club River Plate y a varios jugadores de las Chivas de México.

Pero volviendo a la filmación, ¿Qué contarles? Fue súper divertida, creo que foldié 783 veces mis cartas, acto que captaron las cámaras desde 92 diferentes ángulos. Hablando en serio, realmente fue larga, muy larga, pero no dejó de ser entretenida, ya que todo el entorno tenía la mejor de las ondas.

PokerStars.net - Gaston Catzman
ESPNdeportes.comSonriente, a pesar del bluff de La Bruja Verón

El momento en el que más me divertí fue cuando estábamos filmando una de las tomas y yo tenía que mirar mis cartas, apostar, y foldear a la resubida de Verón. La luz era ténue, el clima tenso, se entrecruzaban las miradas y era mi turno de hablar. El flop mostraba un As como carta alta, y cuando descubro mi cartas ¡BANG!... Me descostillo y no puedo parar de reirme, toda la toma estaba arruinada, había que volver a empezar... ¿Qué había pasado? Mi amigo, el croupier, había acomodado las cartas de tal manera, que al repartir me dio par de ases, y al ver mi trio y tener que foldearlo, no pude contenerme y estallé. Es que por momentos uno sentía que estaba realmente jugando poker.

¿Qué decir de La Bruja? Es realmente un grande. Si bien el futbol no es una de mis debilidades fue un honor haber compartido tiempo con él. Un tipo muy centrado, humilde y atento. No me caben dudas que PokerStars eligió a un gran embajador. En cada corte o break, se lo veía muy interesado en conocer más a fondo la trastienda del poker, también preguntando sobre formas de juego. Si bien está en sus comienzos, por las preguntas que hacía, se ve que toma muy en serio a nuestro deporte.

Sin más rodeos, les presento a continuación el comercial. Espero que les guste y aguardo sus comentarios.

Seguramente mi próxima entrada sea desde Las Vegas, en donde estaré presente para el Main Event de las WSOP. Desde acá les deseo el mejor de los éxitos a toda la tropa latina y quiero felicitar públicamente a mis amigos José Paz de Bolivia por su puesto 20 en el evento #25 Omaha Hi-Low Split-8 or better Championship, y a Pedro Fernández de México por su 48º lugar en el evento #26 No Limit (6 Handed). ¡Vamos por más muchachos!

MELINCUÉ -- Ya tenía armado el plan, así que apenas me bajé del avión me pasó a buscar mi socio, Fernando Romano, para empezar la travesía.

Las mini vacaciones en Río de Janeiro me dejaron una insolación incómoda para jugar poker, pero había asumido el compromiso de visitar Melincué en la tercera fecha del Santa Fe Poker Tour y no podía bajarme.

Hugo Mariscotti, Gastón Catzman, Nicolás Ravaglio
ESPNdeportes.comLa cordialidad con los organizadores es total
La última vez que había jugado esta serie fue hace casi dos años, ni bien empezaban a organizar torneos en el Casino. Por aquel entonces, el torneo era súper turbo. A las cuatro horas ya estabas re contra comprometido con cualquier pozo y casi no se podía jugar. A pesar de la buena atención y un mega buffet que recuerdo era excelente, decidí no volver más porque la estructura no me favorecía.

La realidad es que siempre busco donde poder cobrar más fácil, y a pesar de que el nivel era bastante básico, resultaba muy difícil ganar porque te la ruleteaban. Había recompra y add-on y si no ligabas, era imposible ganar.

Ahora, afortunadamente la cosa cambió. Mucho me habían hablado de las renovadas estructuras, y pude comprobarlas en esta visita. El torneo vale 1500+200, con ciegas de 40 minutos, y para esta fecha agregaron niveles de ciegas, estableciendo una estructura definitiva muy interesante.

Cuando me sacaron en el nivel 15, en el puesto 29, todavía se podía jugar. Incluso durante el torneo perdí cuatro, cinco pozos de 20,25 mil fichas, pozos importantes que en la mayoría de los torneos te dejan afuera, y acá pude remontarlas y volver al juego.

Las ciegas empiezan muy bien, 25-50 con una caja de 20 mil fichas, y se mantienen sin subas bruscas. Tal vez el ante empieza un poco tarde. Yo lo pondría antes, porque a los jugadores agresivos como yo, nos conviene más. En este torneo no tuve cartas y entonces traté de jugar lo más tight posible, bastante fuera de mi estilo, llevándome una mano, mano y media por vuelta y me mantuve siempre en promedio.

El único moco fueron tres, cuatro calls bastante malos. Hice tres call con As high que los tres me costaron fichas. Uno con As high lo gané, después hice otro call con K High que también perdí. Perdí color contra color, algo inesperado porque me habían pagado un reraise preflop con K-6 y no esperaba que lo forme. Después tuve un poco de mala suerte con un par de Ases que terminé empatando en quinta con A-10, formando escalera ambos. Y con un par de reyes que nadie me quiso ver.

El objetivo era la mesa final, pero salvo un par de calls controvertidos, quedé conforme con mi juego.

Para analizar más en detalle, permítanme repasar algunos puntos del torneo para tener en cuenta:

NIVEL DE JUGADORES
El nivel de juego en general es bajo. Está la "secta" de los de siempre, de buen nivel, pero después tenés una media de juego bastante accesible, ideal para poder sorprender con juegos marginales. Por ejemplo, con 8-9 dejé girando en calesita a más de uno, formando pares dobles, y jugadas que no se esperan.

Realmente es un torneo ideal para un jugador que más o menos entiende, porque puede hacerse de fichas relativamente fácil. Ni hablar si tenés cartas. Imagínense que sin tener cartas llegué hasta el puesto 29 entre 125.

Casino Melincué
ESPNdeportes.comEl salón es muy amplio y está bien decorado
HOTEL Y CASINO
El hotel está buenísimo, las habitaciones son muy cómodas. La atención es muy buena. Incluso pude tomar el desayuno, ¡Creo que por primera vez en cinco años!

Marketineramente hablando, el torneo es una bomba. Por la puesta en escena y el hecho de tener a PokerStars como sponsor, lo que les da mucho prestigio. Sin dudas, cuando empiecen los clasificatorios van a seguir creciendo muchísimo.

Las mesas son cómodas, aunque hubo un par que no me gustaron demasiado porque tenían la línea divisoria muy cerca y no podía jugar con las fichitas. Pero para el segundo día, cuando quedábamos menos, usaron las mesas sin división y estuvieron bien.

DEALERS
Los croupiers son buenos, bastante buenos. Quizás en algunos momentos hablaban demasiado con los jugadores. Justamente acá se armó una comunidad de amigos y había momentos en los que el croupier se ponía a hablar con los jugadores cinco minutos, que si bien es divertido no está bueno con el juego. Me van a odiar, pero no está bueno.

CONVOCATORIA
Para este año hubo muchos cambios, por eso bajo un poco la cantidad de gente. Pero de acá a unos meses va a venir más gente que el año pasado. No es una contra. El tema es que hay jugadores que estaban acostumbrados a venir a jugar bomba todos los tiros, all-in, all-in, all-in y ahora tienen que jugar poker. Eso también está bueno. La mayoría de los que estuve hablando es gente de la zona, que quiere aprender a jugar. Le interesa y entienden que no es un juego de azar. Los que dicen que es un juego de azar están afuera. Esa es la realidad.

Un flaco de mi mesa, el primer día quedó con 120 mil fichas, una animalada, 4, 5 veces más que el promedio. Y se fue antes que yo. ¿por qué? Porque jugaba azarosamente. Se terminó yendo con K-7 con 80 mil fichas contra par de Ases. Voló el Rey en el flop y aunque toda la mesa sabía que el otro tenía Ases este se fue con todo.

COMUNIDAD
Acá hay gente que viene jugando hace dos, tres años. Hay 40, 50 tipos que son siempre los mismos. Se conocen, son amigos, tienen buena onda, comparten comidas, asados, viajes... por un lado está buenísimo por la comunidad, pero en el juego a veces es contraproducente, porque se nota en algunos casos que hay un poco de amiguismo.

Igualmente creo que con estos nuevos cambios y el crecimiento que está teniendo el circuito van a estar más encima y lo controlarán con advertencias y demás. Los organizadores son muy pro y van a tener que hacer eso porque éste ya no es un torneo regional, sino uno de los más importantes del país. Es una piedrita, pero la van a revisar.

ENTRETENIMIENTO, OPCIONES
PokerStars.net - Gaston Catzman
ESPNdeportes.comEl nuevo sponsor va a ayudar a crecer al torneo
Hay buenas partidas de cash, como punto a favor. Mi socio, Fernando, tuvo un poco de suerte y se llevó lindos pocitos en los dos días, después de quedar afuera.

Es una contra no tener torneo revancha. ¿Te quedás afuera y qué haces? Anoche armamos una partida entre amigos y estuvo super divertida, con gente que donaba la plata... pero seguramente en los próximos torneos van a agregar alternativas para que los jugadores se queden y tengan cosas para hacer.

Acá en Melincué no se puede salir a ningún lado a tomar algo porque el pueblo está rodeado de campos. En la sede de Santa Fé ya es otra historia. Acá si arman uno o dos torneos más seguramente los jugaría. Torneos turbo y demás para que la gente se divierta.

DURACIÓN DEL TORNEO
Me gusta que el torneo sea en dos días, aunque sería ideal que fuera en tres porque el segundo día se hace muy largo. Probablemente los que jueguen la mesa final van a estar hasta las 5 am y es largo. Pero está bien igual, jugar una jornada de 12 horas es bastante normal acá. Y además, hay que tener en cuenta que el torneo se realiza en un día no tradicional, y para los que vivimos del poker, tener estas opciones es espectacular.

CONCLUSIÓN
Hacía rato que quería volver y quería ver realmente si había mejorado como decían. Si valía la pena seguir viniendo o no. Además, en CodigoPoker la gente nos suele preguntar cómo está el torneo y la mejor manera de poder contarlo es viviéndolo de adentro. Me voy de Melincué super contento, al margen de haber quedado fuera de los pagos, que es un detalle más. El objetivo era mesa final, no se logró, pero me voy contento por todo el contexto. Buena atención, calidez, cordialidad, amistad, buenos periodistas... jeje

Este es un lugar para hacer 150 mil pesos en el año. Es una serie que está buena, te atienden bien, hay lindas promotoras, buenos premios, se van a generar mejores pozos, es super jugable y el nivel te da para hacer plata. Esa es la realidad. Hay que tratar de venir una vez por mes acá. Es cierto que hay muchos torneos en el país pero creo que vale la pena. Como elijo a Puerto Madero y Rosario, lo pondría en esa categoría de los torneos para no faltar.

Volviendo al ruedo

Actualizado el 27 de octubre de 2009
por Gastón Catzman
Hacía varias semanas que no jugaba póker en vivo y las ganas de sentarme en una mesa con rivales de carne y hueso empezaban a calar profundo.

Estuve algo corto de tiempo para jugar y sin tiempo no se pueden hacer las cosas bien, tanto en el póker como en la vida. Por eso no hice más entradas en el blog hasta ahora.

PumaRock, Germán Catzman, Gastón Catzman, Fernando Romano
ESPNdeportes.comEl Codigo Poker Team en plenitud en Mina Clavero
¡Ojo! No les voy a mentir. No es que dejé de jugar por completo. Alguna que otra noche me di una vueltita por PokerStars y logré ganar un torneo de inscripción media, que me reportó 4000 dólares. Pero no mucho más.

Por eso para cortar un poco los espesos aires de la cómicamente llamada Buenos Aires, necesitaba un viaje, salir por el interior del país, jugar un buen torneo...

Por haber ganado la etapa anterior del Córdoba Poker Tour, la organización me extendió una invitación para participar de la séptima fecha y no hubo mejor excusa entonces para volver a salir a las rutas.

Mina Clavero era el destino, casi 900 km por delante. La opción elegida: auto y buena compañía.

El viaje comenzó de la mejor manera, esta vez decidieron acompañarme varios amigos: mi socio Fernando Romano, mi hermano Germán, y el debutante en torneos presenciales, PumaRock, quien pidió que su identidad no fuera revelada (verídico).

A los pocos kilómetros de viaje lo que se presentaba como una excelente aventura, se fue transformando en una pesadilla dantesca. El cielo empezó a ponerse oscuro en el horizonte y parecía que nos ibamos a encontrar con la tormenta del siglo. Pero metro a metro lo lluvia no aparecía, aunque el ambiente se sentía extraño, y sí, de repente el famoso viento Zonda apareció y la odisea comenzó.

Para que se den una idea, no se veía ni siquiera la trompa del auto. Así recorrimos varios kilómetros, por momentos acompañados por la policia caminera, pero por suerte nosotros pudimos saltear el mal trago.

Lamentablemente, otros no fueron tan afortunados como nosotros. Al recuperar la señal de los celulares, tristemente nos enteramos que la tormenta había dejado múltiples choques con varias víctimas fatales. Terrible hecho...

Ya en suelo Cordobés pudimos respirar aliviados, la tensión del viaje nos había dejado extenuados. ¿Qué hicimos entonces?

¿Nos fuimos a la cabaña a descansar? Naaaaa, obvio que no. Nos dirigimos al casino para encontrarnos con los amigos del circuito y ver en qué partida podiamos participar.

Algunos eligieron torneos satélites, otros nos sentamos en las mesas vivas... lo importante fue que el día terminó alegre, entre amigos y sonrisas.

Ya en la cabaña, tuvimos la charla táctica con los debutantes PumaRock y Nico Ponce, hermano del editor de póker de ESPNdeportes.com, Nahuel, quienes se embarcaban en su primera aventura en las mesas.

El torneo comenzó sobre las 17:00 del sábado. Mi mesa estaba un tanto pesada, pero nada que no se pudiera manejar. Poco a poco fui incrementando mi stack y las ganas de repetir el triunfo me ayudaban para concentrarme, hasta que llegó una mano fatal.

La acción llegó con tres limpers. Miro mis cartas y llevo 8-3, puaj, pero las ciegas eran tan bajas que complete mi SB y la BB hizo check. Flop 8, J, 3. Uuuuu, esta ya la ví jaja. Apuesto de frente una suma baja tratando de esconder mi fuerza y simular tal vez un draw a color (había dos corazones), la BB foldea, y el primer limper resube x4. El segundo limper paga y el tercero foldea. Yo acá estoy convencido que llevo la mano ganadora, pero honestamente no quería que se viera una sola carta más y empujo mi stack al frente. El raiser luego de pensar un rato hace el call, y el otro jugador fold. Enseguida enseño muy confiado mi par doble y mi rival voltea ofuscado J-K y me dice: "Estaba seguro que mentías". ¡¿Qué mentía?! ¡Por Dios! Pero bueno, me imagino que se darán cuenta lo que vino en el turn....

La K, por supuesto. Hospital para el gatito.

Aun me quedaba la opción de recompra, ya que el evento era con rebuy y add-on y obviamente la usé, pero las escasas 20 ciegas me duraron poco con mi juego agresivo. Para colmo, mis compañeros mas experimentados, me acompañaron enseguida al banquillo de los desalmados.

La sopresa: los menos experimentados seguían acumulando fichas y se los notaba confiados.

Ya en el Día 2 nos dispusimos a alentar a nuestros compinches. PumaRock pudo escalar hasta el puesto 40 y Nico Ponce resultó ser el mejor del grupo, finalizando 17° a solo dos puestos del payroll. Mis mas sinceras felicitaciones a los debutantes y ahora ¡A seguir entrenando señores!

En este día también se realizó un torneo "Second Chance". Ahí nos presentamos en los paños casi 60 jugadores sedientos de revancha. La estructura turbo con add-on y recompra hizo que este evento fuera super entretenido y pase un buen rato compartiendo mesas con varios amigos del circuito, entre ellos Eduardo "Titolatín" Camia.

Del torneo no hay mucho que decir, salvo que nos divertimos como hacia tiempo no lo haciamos. Repleto de jugadas ridículas, y shoves sin sentido, la sentencia fue decretada cuando con par de 10s me estrellé frente a las damas de mi rival. A la postre el ganador resultó el amigo mendocino, Pablo Andreu.

En cuanto a la organización, me veo obligado a comentar que finalmente hicieron algunos de los cambios prometidos y los implementaron de forma muy prolija. Faltan aun cosas por pulir, pero sé que están trabajando sobre ellas. Les agradezco la hospitalidad y buen trato que han tenido, y les deseo el mejor de los éxitos en la proxima fecha.

Ya sin más paño que pisar, y habiendo pasado muy buenos momentos, lamentablemente tuvimos que emprender el regreso.

En el horizonte ya se asoma la primera fecha del Latin American Poker Tour de Costa Rica. Desde allí seguramente haré una nueva entrada.

¡Hasta la próxima y éxito en las mesas!

Travesía al título

Actualizado el 1 de octubre de 2009
por Gastón Catzman
Cuando mi amigo y socio en CodigoPoker, Fernando Romano, me dijo que tenía planeado viajar a Río IV para la sexta fecha del Córdoba Poker Tour, no dudé un instante en acompañarlo. Córdoba es uno de las provincias más lindas de Argentina, por sus paisajes, su cocina y su gente.

Giménez, Catzman, Rodríguez
Gentileza Martin Blass MurtUn placer recibir el premio al lado de dos mendocinos
En el último año ya había participado en dos etapas previas del tour, el cual considero uno de los mejores de Argentina, principalmente por la excelente atención por parte del personal y de los organizadores. En general, nos tenemos un gran cariño, ya que a fines de 2008 fui el ganador del primer torneo legal organizado en suelo cordobés, lo que generó una silenciosa amistad. Luego a principios de este año volví a Carlos Paz para un evento con récord de inscriptos, aunque esa vez finalicé en la burbuja luego de ser líder en fichas por largo tiempo.

Estos buenos recuerdos fueron los que encendieron los motores, y bolsito en mano, me embarque en este nuevo viaje junto a mi compañero de andanzas. La travesía fue laaaarga y aburriiiiida, pero seis horas de vacas, ovejas y pasto siempre es mejor que una interminable hora de avión.

Finalmente llegamos a Río IV y me llevé una grata sorpresa, con una ciudad decorada por un casino acogedor y excelentes restaurantes. Lo único malo fue el frío polar que nos acompañó durante todo el fin de semana ¡Brrrrr!

El torneo comenzó el sábado con una estructura clásica en Argentina: 10.000 fichas iniciales; ciegas cada 40 minutos en los primeros nueve niveles y cada 30 minutos en el resto del evento; posibilidad de una recompra y un add-on que puede ser canjeado por una segunda recompra en caso de agotar el reenganche antes del quinto nivel; estructura semi turbo, tirando a turbo, en la que hay que hacerse de muchas fichas o rezar para ganar varios coin flips.

En esta oportunidad, el pozo garantizado por Loterías de Córdoba era de 150 mil pesos (aprox. 45 mil dólares), pero los 211 participantes llevaron la bolsa total a 250 mil pesos. El ganador tenía destinado un premio de $84.000, nada mal considerando que la inscripción era de 700 pesos.

El día empezó de forma violenta. En la tercera mano ya había perdido la mitad de mi stack, aunque a priori esa posibilidad estaba dentro de los planes. La estrategia era jugar la mayor cantidad de pozos posibles desde el arranque, teniendo siempre la opción de recomprar en caso de cometer algún gran error o sufrir un doloroso bad beat.

La estrategia empezó a funcionar al poco tiempo. Mis 5000 se transformaron en 12 mil, 20 mil, 50 mil y casi 150 mil antes del quinto nivel. Para la hora del primer break, mi stack estaba en 138 mil, por lo que decidí no realizar el add-on, dado que sumar 15 mil fichas más no tenía sentido cuando la media era de 32 mil.

Las cosas se complicaron luego del break, cuando trajeron a mi mesa al segundo jugador con más fichas, quien acumulaba alrededor de 100 mil. Mi idea allí fue tratar de ganarle sus fichas, para poder sacar una gigantezca ventaja al resto del grupo. Pero los planes no salieron como me hubiese gustado. En un parada decido subir desde el cut-off 2.2 ciegas y mi rival desde la ciega grande me resube x2.5. Sin dudarlo pago, ya que a priori a este rival le podia jugar con any2cards. El flop trajo Q-7-2 y él me apuesta el 40% del pozo de frente. Yo no tenía nada pero decido hacer el call para ver como se movía en cuarta y en base a eso tratar de robarle el pozo. El turn enseñó un 10 y mi rival pasó, a lo que respondí con una apuesta mediana simulando un value bet, aunque aplicando algo de presión, para tratar de tirarlo o de al menos tener una mayor lectura sobre su fortaleza. Lógicamente no se dejó intimidar y pagó. El river no cambió el desarrollo y mi rival volvió a pasar. Ahí decidí continuar con el bluff, porque vi debilidad en él y estaba seguro que podía sacarlo de la mano, así que aposté el 70% del pozo. Pero para sorpresa mía, automáticamente y con gestos de nerviosismo mi rival decidió jugar su resto y me obligó foldear, dado que no podía pagar con K high. Cuando muestra par de 9s mi deshazón es ¡Enorme! Si hubiera tenido media carta lo habría mandado a pasear. Con esta mano mi stack se redujo a 65 mil fichas y aunque seguía arriba de la media, mi cabeza empezó a dar vueltas con un alto sentido de incomodidad.

Catzman, Organizadores CPT
Gentileza Martin Blass MurtLos organizadores de Córdoba me dieron su respaldo
Poco tiempo después, la organización me envió a otra mesa por lo que no pude recuperar mis fichas, y para peor, cometí tres errores seguidos que me dejaron con sólo 20 mil fichas a menos de una hora del final de la tanda. Estaba en modo súper tilt pero era la hora de jugarme con todo. ¡All-in Time! Entonces robé una ciega, robé otra y al tercer jugado, me pagan: A-10 mi rival, K-K para mí. 83 mil para terminar el día y las esperanzas intactas.

A la etapa final clasificamos 94 players, entre los cuales se encontraban varios amigos del circuito: el mejor argentino de la última WSOP, Fernando Gordó, el finalista del LAPT de Viña del Mar, Eduardo Camia, el ganador de varias etapas en Uruguay, Fabián Turc, el subcampeón de la Copa América, Martín Ballesteros, el reconocido jugador del equipo Uva Team sponsoreado por PokerStars.net, Diego Sobrino, y mi amigo, Fernando Romano.

En la mesa inicial del día dos me encontré con dos viejos conocidos: "Titolatín" Camia a mi derecha y Gerardo "Newells1" Lovagnini a mi izquierda. Los dos me conocen lo suficiente y podían arruinar mis planes, pero desafortunadamente para ellos, ambos quedaron eliminados rápidamente dejándome el camino libre. Fue así como paso a paso, y sin mayores sobresaltos, pude acumular fichas hasta que me cambiaron de mesa y llegué al break con 130 mil fichas en mi caja.

Luego de la pausa, los 40 sobrevivientes nos presentamos en un nuevo salón especialmente preparado para el último tramo. Allí, las cosas se pusieron bien intensas. Todos queríamos llegar a los 20 puestos premiados y se vivieron momentos de dura batalla. Finalmente, la burbuja se rompió con la despedida de mi amigo Chiqui Sobrino, quien salió 21 y desató el festejo de todos los demás competidores.

Minutos después de retomada la acción, y previo a un nuevo break, sucedió algo impensado para mí. Me gustaría contarlo con lujo de detalles para que ustedes puedan darme su opinión y hacerme saber si estuve bien o no con mi accionar, quizá fue un poco exagerado, peeeero... uno vive para y por esto ¿vio?

Dos jugadores de mi mesa, luego de haber tenido acción pre-flop, acordaron a viva vos pasar hasta el final cayera lo que cayera en el flop y así como si nada voltearon sus cartas. El croupier sin abrir la boca fue descubriendo una a una las cartas comunitarias, dándole por ganada la mano a uno de los jugadores. Como agregado les cuento que uno de los jugadores llevaba 9-9 y el otro A-K, revelando el flop A-9-3... ¡Imaginen lo que hubiese sucedido si la jugaban!

Viendo esto, comencé a reclamar y a pedir explicaciones pero no tuve respuestas inmediatas de la organización. Y para peor, recibí un insulto de uno de los implicados, lo que obviamente devino en discusión y mi posterior planteo de retirarme del torneo a menos que el director tomara una resolución acorde a la gravedad del asunto.

Finalmente, luego de una extensa charla privada con los organizadores, decidí volver al juego conforme con las promesas de mejoras en el reglamento. Como dije antes, creo que la organización del Tour Cordobés es una de las mejores y confío plenamente en su palabra para realizar las mejoras necesarias para que nuestro deporte siga creciendo.

Volviendo al encuentro, y ya con las aguas calmas, retomamos la acción pero pocos minutos después, hubo un nuevo incidente. Restando solo 17 jugadores, uno de los participantes que había enseñado las cartas en la mano de la disputa, volvió a hacer lo mismo. La cosa fue así, un jugador subió fuerte y él fue all-in y bajó sus cartas antes de recibir una respuesta. La organización esta vez no dudo y tomó sus cartas como foldeadas, dado que ya había sido advertido y no podía cometer el mismo "horror".

¿Qué piensan ustedes? Yo creo que estuve correcto en mi reclamo y que para que el nivel argentino mejore tenemos que comprometernos a ser lo más profesionales posible, tanto los jugadores como las organizaciones.

Volviendo al ruedo, y dejando de lado la filosofía, unas horas más tarde llegó la hora de la burbuja de la mesa final, junto a la trágica caída en el puesto 12 de mi amigo Fernando Romano. Dos niveles después finalmente quedó definida la mesa final de la siguiente manera:

Enzo Rauna (La Rioja) - 888.000 fichas
Germán Giunzi (Mendoza) - 728.000
Gastón Catzman (Buenos Aires) - 691.000
Adolfo Glendes (San Luis) - 602.000
Martín Giménez (Mendoza) - 500.000
Omar Allende (Córdoba) - 470.000
Fabián de la Fuente (La Rioja) - 444.000
Alejandro Rodríguez (Mendoza) - 334.000
Fernando Gallardo (Córdoba) - 282.000
Nicolás Velardes (Córdoba) - 282.000

La estrategia a seguir: algo de paciencia, aprovechar la imagen, utilizar la posición y esperar una oportunidad. Así fue como llegó la mano esperada: all-in por 250.000 fichas del UTG, yo pienso un rato, pienso otro rato y hago el call, y el jugador ubicado en el botón también decide hacer el call. Flop: 8-8-3. Acá dudo un segundo, medio ofuscado miro a mi rival y hago el check, a lo que él responde con su all-in. Automáticamente pago y enseño A-A. No hay sorpresas en el Turn ni el River y así me llevé el pozo más grande del torneo. De aquí en adelante comencé a ejercer mayor presión y logré eliminar a varios contendientes. Paso a paso pude entonces sellar mi triunfo y quedarme con la pulsera de plata y el muy simpático trofeo.

Es así amigos como finalizó una nueva aventura, la que estuvo cargada de sensaciones y sucesos. Nuevamente agradezco a los organizadores por la predisposición a la mejora constante que demuestran, a los espectadores y jugadores por el apoyo y a los premiados por su gran juego.

Todavía no he decidido cuál será mi próxima parada, pero les confirmo que voy a volver a Córdoba a finales de octubre para defender el título, así que ¡Cuidado!

¡Saludos para todos y nos vemos en las mesas!

Cruzando el charco

Actualizado el 21 de septiembre de 2009
por Gastón Catzman
Este fin de semana comenzó una nueva serie de torneos organizada por TPT Producciones y Gambling TV en el Mantra de Punta del Este, Uruguay, y hacia allí me embarqué.

Claro que no fue a la hora que tenía programada. El viernes debía tomar el Buquebus desde Buenos Aires bien temprano en la mañana, pero una fuerte tormenta retrasó mi viaje y me obligó a cambiar el rumbo. Cuando estaba todo organizado para llegar a Montevideo, debimos tomar el desvío a Colonia del Sacramento y desde allí seguir la travesía por tierra.

Si bien el viaje fue de sólo 75 minutos, no faltaron los gritos desesperados de algunos pasajeros. No era para menos, el barco se movía casi como una montaña rusa. Pero bueno, antes que viajar en avión, siempre es mejor una coctelera acuática.

Ya en tierra, subimos al micro y cinco horas más tarde llegamos a nuestro destino final: el hermoso Mantra Resort Spa & Casino, considerado en 2005 como el mejor paraje de Sudamérica y una de las sedes del Latin American Poker Tour.

La llegada no fue alentadora; me enteré que los vuelos también se encontraban con demoras y resonaban los rumores de cancelación en los pasillos del hotel. Afortunadamente, uno a uno fueron llegando los jugadores, y pasada la medianoche, 57 invitados especiales nos sentamos en las mesas a disputar la primera Master Series.

Algunas de las caras más reconocidas del ambiente dieron el presente: el mejor latino de la última WSOP, Fernando Gordó, el único latino ganador de un LAPT, Fabián Ortiz, el subcampeón del LAPT de Punta del Este, Alejandro de Arruabarrena, el reciente ganador en la LUPT y el TPT de Colonia, Fabián Turc, el reconocido escritor y jugador, Juan Zubiri, el finalista de Viña del Mar, Don Jaime Atelenoff, el reciente subcampeón de Puerto Madero, César Mostafá, y los participantes de la Copa América, Martin Ballesteros y el chileno Mauricio Zeman, entre otros habitués del circuito.

La estructura nos agasajaba con ciegas de 45 minutos y 20.000 fichas iniciales. Les recuerdo que el torneo tenía una valor de inscripción de 1000 dólares y add-on de 500, y era sólo por invitación.

Mi participación fue prácticamente irrelevante, quedando eliminado en un elaborado bluff sobre el final del Día 1. Con par de 3s, fui subiendo hasta tirar jugado en el river y tuve la mala fortuna de que Gastón Ruzo me pagara con K-10 y un 10 en el flop.

En total fueron 44 jugadores los que arribaron al segundo día, entre ellos Julián de Berti, Julio Arocena, Alvaro González, Fernando Odriozola y Martín Fuentes.

Luego de una larga competencia, llegó la mesa final y en tres horas de acción pudimos apreciar grandes jugadas que definieron la posición de cada contendiente. Me puso contento ver a dos amigos en la definición: De Berti y Turc.

Y para demostrar que lo suyo no fue casualidad, el cordobés Fabián Turc volvió a dar la nota en Uruguay. Ya había ganado en Montevideo y Colonia, y le faltaba Punta del Este. Y con una pierna de 8s liquidó el mano a mano frente a De Berti, un excelente jugador que llegó lejos este año en la final del LAPT en Mar del Plata.

En lo personal, no fue un gran torneo y el clima no ayudó demasiado, pero me gustó la Serie, la calidad de los jugadores y la organización. Seguramente en octubre, cuando se juegue la segunda fecha, las cosas saldrán aun mejor.

Las posiciones finales:.
1. Fabian Turc
2. Julian De Berti
3. Martin Fuentes
4. Julio Arocena
5. Germán Fernández
6. Mauricio Antuña
7. Carlos Segarra
8. Alvaro González
9. Fernando Odriozola
10. Miguel Gonzalvo

La semana que viene voy a estar viajando a Río Cuarto, para una nueva fecha del Córdoba Poker Tour, y me gustaría escuchar también sus experiencias. Espero sus comentarios. ¡Un saludo para todos amigos!

Una experiencia increíble

Actualizado el 8 de septiembre de 2009
por Gastón Catzman
El segundo día de competencia ya era un hecho, argentina se enfrentaba al equipo más fuerte de la copa: Canadá.

Mi rival fue nada más ni nada menos que el capitán canadiense Darus Suharto, Team PokerStars Pro y sexto finalista en el Main Event de la Serie Mundial de Poker 2008.

Gastón Catzman, Leo Fernández
Carlos MontiLeo Fernández fue un capitán muy valioso
Mi enfrentamiento frente al mejor jugador chileno en el repechaje el día anterior había sido un factor psocilógico muy importante para mi confianza, ya que a priori todos daban por descontado su triunfo, y no solo le gané, sino que lo hice por amplio margen.

El match frente a Darus fue muy lento desde el comienzo y con mucho tanteo por parte de ambos, aunque se notaba que él lo daba por ganado. Después de un largo rato, intentó intimidarme no sólo con su juego, sino también con palabras, pero eso hizo que yo confiara más en lo que estaba haciendo. Se lo notaba preocupado y llegó al punto en que lo tuve contra las cuerdas dos veces, pero sobrevivió.

Ya con las ciegas más altas tuvo la oportunidad de vencerme con una clara ventaja en fichas, pero el apoyo de toda la hinchada argentina me hizo tomar coraje. Empecé a jugar super suelto, yendo all-in sin mirar las cartas, y eso empezó a frustrarlo, al no animarse a pagar en ninguna oportunidad. El cansancio se apoderó de él y logré que trastabillara; entonces cometió un error y me regaló la mayoría de sus fichas. Luego de un par de minutos, logré obtener ese importante tercer punto para Argentina, que nos dejaba al menos en el desempate.

Justamente la serie terminó 3-3 y tuvimos que ir a desempate: Leo Fernández vs Darus en el cara a cara decisivo. Afortunadamente, Leo logró dar la última estocada y llegamos a la final.

Del otro lado Brasil, con sus importantes estrellas. Antes de la final, desafié al capitán brasileño, el Team PokerStars Pro Alex Gomes, pero no obtuve la respuesta deseada. Alex eligió enfrentar a nuestro amigo Mariano Bloglioti y la jugada le salió bien, porque en un muy corto duelo puso a Brasil 1-0, dejándonos contra las cuerdas a Leo y a mí. (La final era al mejor de tres duelos)

Ya pasadas cuatro horas de juego, tanto mi capitán como yo, habíamos tenido a nuestros rivales cuatro veces en situación de jugado y en todas lograron sobrevivir. Y como si esto fuera poco, la fortuna también los ayudó en la mano decisiva. Leo Fernández recibio un extraño call por parte de su rival Joao Monte y la ayuda en las comunitarias le dio a Brasil el segundo y definitivo punto. Yo ni siquiera pude terminar mi duelo y tuve que sufrir el festejo brasileño.

Mesa Final PPC
La mesa final del PPC fue dura y terminé 4º
Sabor amargo nos dejó este encuentro, ya que realmente pensamos que fuimos superiores, pero el póker es así señores y seguramente tendremos revancha.

¿Qué me queda para rescatar de esta Americas Cup? La satisfacción personal por el trabajo cumplido, muchos nuevos amigos, el reconocimiento de los medios y la admiración por mi capitán, que fue determinante para obtener este gran resultado.

Como decía antes, el póker siempre da revancha y yo la tuve casi inmediatamente en el Patagonia Poker Challenge que se realizó post-Americas Cup. Aunque hubo sólo 69 jugadores, el nivel fue muy bueno, dado que participaban muchos de los participantes de la Copa, y me generó mucho orgullo alcanzar la mesa final.

En la definición compartí cartel con mis amigos Rodo Galán, del UVA Team, y Ángel Guillén, del Team PokerStars Pro, y aunque no pudimos hacer el triplete soñado, nos divertimos bastante. Ángel fue el primero en quedar afuera en el noveno lugar y el cansancio me dejó llegar solamente hasta el cuarto puesto. Rodo fue el mejor de los tres, obteniendo el tercer puesto.

Así finalizó una larga semana de póker, emociones y diversión. Espero en el futuro encontrarlos en algún torneo y seguir compartiendo experiencias con ustedes.

Ha sido un placer amigos ¡Nos vemos donde viva el póker!

Del infierno al cielo

Actualizado el 3 de septiembre de 2009
por Gastón Catzman
El día uno de competencia comenzó de la peor manera para mí. Luego de sólo cuatro niveles de ciegas por altoparlantes anunciaron la primera eliminación de la Copa América: Yo.

Gastón Catzman
Carlos MontiEn el heads up me tomé revancha y pude festejar
La estrategia plasmada del team argentino se desmoronó desde un primer instante, dado que contábamos con al menos sumar un cuarto puesto mío. Pero lo lindo de este tipo de competencia es que es por equipo y las esperanzas seguían en pie.

En el segundo break, nuestro capitán nos reunió a todos, y nos comentó la nueva estrategia a seguir: sumar a como de lugar.

Los niveles siguieron pasando y uno a uno fueron cayendo mis compañeros, pero todos lograron sumar y dejaron una luz de esperanza en el fondo del camino.

Quedando tres mesas con al menos cuatro jugadores cada una, Leo Fernández era el único argentino en carrera y necesitábamos si o si un primer puesto para clasificar al repechaje en el quinto lugar.

Su labor fue indescriptible, un verdadero monstruo. Con una desventaja superior a 2.5/1, supo torcer el braso de su rival brasilero y con ello conseguir la ansiada clasificación al repechaje y darme un alivio grande en lo personal.

Nuestro rival: Chile. Sus jugadores: Excelentes. Ardua tarea por delante pero con esperanzas e ilusiones.

Entre fase y fase hubo un descanso de una hora y media para cenar y allí nuestro capitán decidió que los tres representantes responsables de definir la historia ibamos a ser él, Mariano Bogliotti y quien les escribe.

A priori, Leo tenía la ventaja en su duelo y tanto Mariano, que enfrentaba al capitán chileno Mauricio Zeman, y yo, que tenía delante al profesor del sitio pokerextremo.com, José Luis Capdevilla, la teníamos difícil.

Pero para alegria de la tribuna, luego de dos horas de duelo pude vencer a mi rival y otorgarle el importante punto visagra a mi selección. 30 minutos después, Leo sentenciaba la historia a nuestro favor y Argentina clasificaba al segundo día.

Los duelos del día 2 quedaron definidos entonces así: Argentina vs Canadá y Brasil vs Costa Rica, midiendonos en seis duelos cara a cara.

Esperemos seguir con esta escalada de menor a mayor y podamos levantar la copa. A priori nos enfrentaremos con el más duro rival, pero nada esta escrtio, todo puede pasar.

Felicitaciones a todos los participantes en carrera y eliminados, más alla del alto nivel de juego demostrado, han sabido crear un clima excelente y una competencia sana.

Preparándome para jugar

Actualizado el 2 de septiembre de 2009
por Gastón Catzman
Dos horas de atrasó tuvo el vuelo antes de partir desde el Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires hacia la ciudad de San Carlos de Bariloche, en la Patagonia Argentina. Destino: Copa América de Poker. Expectativas: Muchas.

Gastón Catzman
Carlos MontiEl equipo argentino completo con el capitán
Sobre el atardecer del lunes, llegué y vi lo que era un paisaje realmente imponente. Picos de montañas nevados se veían por todo nuestro alrededor, el sol estaba a pleno y no hacía el frío que uno a priori esperaba, al menos hasta ese momento.

Ya instalado en el hotel y con las valijas desempacadas, hice lo que cualquiera hubiese hecho en mi lugar: me encerré en mi habitación a jugar poker online... jaja nooooo mentira, me fui a dar una vuelta de reconocimiento por la zona.

En el lobby pude empezar a respirar poker, ¡Y de qué manera! Jugadores de todas las naciones empezaban a conocerse en medio de la parafernalia habitual de los torneos de PokerStars.

Así transcurrió la tarde, y al caer el sol, el frío empezó a hacerse sentir y opté por la mejor opción disponible: room service, notebook, poker, y largo descanso para recuperar energías.

El martes finalmente me reuní con mis compañeros de mi equipo. Sobre las 19:00 nuestro capitán, el Team PokerStars Pro Leo Fernández, nos hizo entrega de los uniformes (unos buzos celestes y blancos de Argentina) y nos dio una charla técnica donde se habló el tema de la estrategia, el timming y la confianza.

Alrededor de las 20:00 la gente de la organización reunió a todos los equipos para dar comienzo a la ceremonia de bienvenida. Una a una las selecciones subimos las escaleras que dirigían al salón principal, y cual partido de futbol, ingresamos al evento. Flashes, reportajes, presentaciones, saludos, aplausos, abrazos y mucho, pero mucho cariño por parte de los presentes.

El salón en que se realizó el evento parecía extraído de una película hollywoodense. Hubo tiempo para comer algunos canapes y tomar algo mientras disfrutábamos del momento. Para destacar: las chicas de PokerStars. ¡Increíbles!

Durante el evento estuve charlando con los Team PokerStars Pro Ángel Guillen, Humberto Brenes, Dennis Phillips, Alex Gomes y Vero Dabul, y tuve la oportunidad de hacer sociales con varios simpáticos integrantes del resto de las selecciones.

Gastón Catzman
Carlos MontiEn la fiesta de bienvenida hay tiempo para relajarse
Sobre el final de la jornada nos comunicaron cómo estarían conformadas las mesas y para mí sorpresa, el reciente ganador de un brazalete dorado del WSOP, Ángel Guillen, será uno de mis inmediatos rivales. Lo cómico de la historia es que durante la velada había estado bromeando con él y diciéndole que me encantaría que estemos en la misma mesa para poder sacarle sus fichas. Ahora habrá que hacerse cargo, tarea difícil pero no imposible.

Cual cenicienta, antes de que suenen las campanas de la medianoche, decidí retirarme de la fiesta y me dirigí a mi habitación. No me faltaban ganas de quedarme dando vueltas por Bariloche, pero el torneo comienza al mediodia y hay que estar bien fresco para afrontar este inmenso desafío.

Por lo general, la noche anterior de cada torneo me gusta acostarme temprano, comer liviano, jugar unos Sit&Go´s en PokerStars y hacer un par de ejercicios de elongación. No es tarea fácil afrontar la presión de este tipo de eventos, y es mejor estar preparado. Son muchas horas las que uno se sienta en la mesa de juego, y debe estar super atento y concentrado, ya que cualquier error te puede dejar afuera.

Las expectativas siguen siendo altas, mis compañeros de equipo parecen estar preparados, Leo Fernández super confiado, y al ser locales el apoyo de la gente es inmenso. Esperamos estar a la altura de las circunstancias y podamos cumplir un gran papel.

Con respecto al resto de las selecciones, los vi también muy unidos, super entretenidos, y esperemos que por sobre todas las cosas prevalezca la cordialidad y el compañerismo. Todos nosotros somos parte de un hecho sin precedentes: seremos testigos en primera persona de la primera Copa América de poker de la historia.

De corazón éxitos para todos y más allá de los resultados, disfrutemos este deporte que tanto amamos.

No recuerdo que edad tenía, con quien estaba, ni como se dio. Lo único que me viene a la mente es el living de la casa de mis abuelos, donde muchos viejitos se reunían a jugar con cartas y fichas multicolores.

Gastón Catzman
ESPNdeportes.comBúsquenme en Bariloche debajo de mi capucha
En ese entonces no entendía bien lo que sucedía, pero recuerdo que me atrapaban esos amigos concentrados, con miradas profundas, y los gritos de felicidad que escapaban por el pasillo de aquel antiguo comedor.

Muchos años después conocí el Texas Hold'em Poker y, como a muchos de ustedes, enseguida me atrapó.

Mi nombre es Gastón Catzman y soy un jugador de póker convertido en periodista. Hace cuatro años fundé el sitio especializado Código Póker y actualmente escribo para diversos medios del rubro, como Bluff, Intellipoker, World Game Magazine y el Diario Olé de Argentina.

Pero mis años de jugador no han quedado de lado. A los 31, logré clasificar a la Americas Cup of Poker y seré uno de los representantes de Argentina en la final en vivo que se jugará esta semana en Bariloche.

No quiero mentirles, ni hacer alarde de mi talento, pero realmente empecé a jugar con fines netamente comerciales. Desde mi sitio alenté a la gente a jugar la Copa porque me parecía un torneo interesante y comencé a seguirla esperando que alguno de mis usuarios pudiese clasificar.

Pero lo que comenzó como algo divertido y entre amigos, se fue convirtiendo con el correr de las fechas en algo un poquito más serio y estimulante. Sobre los últimos días de la fase online en PokerStars me di cuenta que estaba cerca de clasificar y necesitaba un podio para llegar a Bariloche. Sobre el final logré un tercer puesto y con él la impensada clasificación.

Ahora tengo expectativas muy altas porque realmente soy más jugador de torneos en vivo que online. Una de mis virtudes es la lectura del rival y saber encontrar oportunidades en base a gestos, comentarios y nervios, por eso creo que en Bariloche podré hacer mi mejor juego.

De todos modos, la final dependerá mucho de la estrategia de equipo que plantemos y de la alineación de los astros de ese día. He investigado al resto de los países un poco, creo que el que más me preocupa es Canadá, y tal vez un poco Brasil, pero en todos hay buenos jugadores.

Sé que no vamos como favoritos, ni mucho menos, pero estoy convencido que podremos hacer un muy buen papel. Además tenemos como capitán al Team PokerStars Pro, Leo Fernández, que está teniendo un excelente año y eso nos va a ayudar sin dudas.

Sólo me queda por decir que el póker es una constante búsqueda de oportunidades, solamente hay que saber encontrarlas.

¡Nos vemos en Bariloche!