La transformación de los Colts

10:21 ET
HACE
1 hrs
16min
por Sebastián Martínez Christensen
Erik WaldenTMB/Icon SportswireLa defensiva de los Colts cobró a su más reciente víctima en Andy Dalton y los Bengals
MIAMI -- El inicio de 0-2 ya es un recuerdo lejano para los Indianapolis Colts.

La preocupación tras haber perdido por toda la temporada a Robert Mathis, quien lideró a la NFL en capturas en el 2013, también.

Es que desde aquel pobre comienzo, los Colts han ganado cinco partidos en fila y son el único equipo en la liga cuyda defensiva y ofensiva están ranqueados entre las primeras cinco unidades.

La defensiva está ranqueada tercera, y la ofensiva primera para ser exactos, aunque es la mano del ahora entrenador en jefe y ex coordinador defensivo de los Ravens, Chuck Pagano, la que se está sintiendo.

Pocos esperaban este dominio por parte de la defensiva de Indianapolis, pero su entrenador en jefe siempre fue optimista.

"Desde que llegué aquí, Chuck nos dijo que seamos agresivos y que confiemos en nosotros", sentenció el liniero defensivo Cory Redding. "De hecho nos dice que nos alegremos cuando nuestra ofensiva comete un error porque significa que es otra oportunidad para que brillemos nosotros".

La defensiva de los Colts está tercera en capturas con 21, son la mejor unidad de la NFL en terceros intentos y en un momento dado habían forzado 10 tres y fuera en 11 posesiones ante los Bengals la semana pasada.

Pagano alteró el esquema a 3-4 cuando llegó a los Colts, pero como todo cambio, toma su tiempo, y la defensiva --lado del ovoide por el cual es conocido Pagano-- fue una decepción.

A tal punto que Indianapolis permitió 87 puntos en dos juegos de postemporada el año pasado.

Esta franquicia ya conoce todo acerca de pobres defensivas, dado que en los años de Peyton Manning parecieron muchas veces quedarse cortos debido al pobre nivel de sus defensivas, y en los playoffs que finalmente apareció esta unidad, ganaron su único Super Bowl.

¿Entonces que cambió del año pasado a este?

En nombres llegaron el profundo Mike Adams y el apoyador D´Qwell Jackson, pero más que nada se trata de jugadores que ya estaban y han elevado considerablemente su nivel.

La carrera del esquinero Vontae Davis había sido una decepción hasta el momento, y este año está jugando como un todo estrella. De hecho conforman un dúo más que respetable junto a Greg Toler.

El resto debe ser crédito para el coordinador defensivo Greg Manusky, quien ha estado creativo con sus diseños de carga, a tal punto que seis jugadores de los Colts tienen al menos dos capturas.

Y la realidad es que el resto de la liga debe estar asustado.

Porque si a eso le sumamos que del otro lado del ovoide, hay un tal Andrew Luck en los controles, que entre otras cosas lidera a la liga con 80 jugadas por partido; aunque no es una ecuación directa el tiempo de posesión muchas veces significa victorias.

Más allá de que esta tendencia cambie a futuro o no, la realidad es que todos sabemos lo que puede hacer esa ofensiva, sobre todo ahora que Ahmad Bradshaw y Trent Richardson han jugado mejor de lo esperado y le han dado un ataque terrestre decente a esta unidad.

Luck guió a este equipo a 11 victorias como novato, y su defensiva empieza a decir presente, el cielo podría ser el límite para los Colts.

Siete partidos son una muestra respetable, aunque no definitiva.

Pero si la defensiva de Indianapolis sigue jugando así, los Colts empezarán a escalar posiciones y los Broncos tendrán que cuidarse la espalda.

Colts 2.0.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Manning desafía al padre tiempo

9:50 ET
FECHA
20/10
2014
por Sebastián Martínez Christensen
MIAMI -- No hay una explicación lógica.

Peyton Manning tiene 38 años, cuatro cirugías de cuello, y acaba de romper el récord de touchdowns de Brett Favre.

Aún más increíble es el hecho que Manning parece tener unos 100 touchdowns más en su haber.

Después de todo, contra todo pronóstico, la versión de Denver parece ser hasta mejor que la de Indianapolis; al menos los números dicen eso.

En 208 juegos con los Colts, Manning promedió 1.92 touchdowns por partido, 263.6 yardas por encuentro y un índice de pasador de 94.9. En 38 partidos con Denver, sus respectivos números son 2.92 touchdowns por encuentro, 315.4 yardas y un índice de 111.9.

Peyton Manning
AP Photo/Jack DempseyPeyton Manning ya lleva 510 touchdowns, y está jugando en el nivel más alto de su carrera.
No me pueden mirar en este momento, pero estoy con la boca abierta.

Es que en un momento dado se dudó si Manning podría volver a jugar al fútbol americano. Yo vi con mis propios ojos, como le costaba lanzar el ovoide con firmeza hacia las laterales.

Pero el físico mejoró, y su cerebro no tiene rival.

El propio DeMaryius Thomas admitió que Manning "le enseño a correr las rutas como a él le gustaba". Obviamente, nadie va a tener problemas en hacerle caso considerando que los números de todo receptor mejoran con Manning detrás de centro.

Fue Thomas quien atrapó el touchdown 509, y cuando estaba a punto de realizar una entrevista post partido tras demoler a los 49ers, Manning lo llamó al vestidor y le pidió que la demorara unos minutos.

Thomas volvió al vestuario y allí estaba Manning con un papel que decía 509, listo para sacarse una foto que quedará para el recuerdo.

El ovoide ya está camino a Canton, y estará en el Salón de la Fama.

A fin de cuentas, Manning se hizo de otro récord que probablemente perdurará por mucho tiempo.

Todo jugador tiene sus críticos, y los de Manning salieron de inmediato a las redes sociales a decir: "Qué importan los récords, debe ganar anillos".

Por más válido que pueda ser un argumento, la realidad es que este lunes no es tiempo para críticas.

Es tiempo de apreciación, de haber podido ser testigo del mejor mariscal de todos los tiempos en temporada regular, de un talento que aparece una vez que cada muerte de obispo.

Por esa razón, le digo gracias a Manning por regalarnos tan lindos recuerdos. Y como a lo largo de toda su carrera, manejó el momento con una humildad extrema.

"Es probable que algunos de los mariscales jóvenes rompa mi récord", dijo Manning tras el encuentro. "Quizás Aaron Rodgers o alguno de los chicos. Hoy fue una noche especial porque ganamos gracias a un esfuerzo de equipo".

Más allá de la declaración de Manning, la realidad es que difícilmente se rompa este récord en los próximos años.

Muchos me hablan de proyecciones, pero poco significan. Jugar a un nivel muy alto es posible, hacerlo mejor que nunca a los 38 años es prácticamente imposible.

Y la realidad es que Manning hoy parece estar pasando por su mejor momento. Hasta quien poseía este récord hasta el día de ayer --Manning lo rompió en 56 juegos menos que Favre--, se da cuenta de esto.

"Camino a los 600", sentenció Brett Favre.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La mejor defensiva de la NFL es...

10:53 ET
FECHA
13/10
2014
por Sebastián Martínez Christensen

LionsHannah Foslien/Getty ImagesLa defensiva de los Lions está permitiendo apenas un promedio de 13.7 puntos por partido
MIAMI -- Todas las reglas están hechas a favor de la ofensiva en la NFL contemporánea.

Hay más banderas en el emparrillado que en una embajada, y prácticamente cualquier contacto es considerado una penalidad.

En otras palabras, la labor de las defensivas está más cuesta arriba que nunca.

Por esa razón, si una unidad permitió 44 puntos en los últimos cuatro partidos, debe ser considerada una labor superlativa.

Eso es lo que está haciendo la defensiva de los Detroit Lions en este momento; dominando a los rivales.

No teman decirlo, es la mejor defensiva de la NFL.

Siempre supimos que la línea defensiva sería dominante, anclada por el feroz Ndamukong Suh, quien demandará un contrato más que jugoso después de esta temporada, con un ascendente Nick Fairley y Ezequiel Ansah que ayer dominó a los Vikings.

La defensiva de Detroit capturó ocho veces al novato Teddy Bridgewater, y no le dio tiempo en todo el partido.

Además de las ocho capturas, los Lions golpearon otras 12 veces a Bridgewater, y se hicieron con tres intercepciones.

Porque aunque la secundaria no es su fuerte, es una unidad muy mejorada con respecto al año pasado, y DeAndre Levy es uno de los mejores jóvenes apoyadores de la liga.

Detroit va en serio, aunque quizás no tanto como piensa Fairley.

"Podemos ser la mejor defensiva de la historia", sentenció el liniero defensiva.

No tan rápido Nick...

Al momento la defensiva de los Lions está ranqueada número 1 en general, y en puntos permitidos, pero todavía no es la sombra de los Seahawks del año pasado ni de otras unidades de antaño como los Bears de 1985 o los Ravens del 2000.

Pero me gusta la confianza, y el crédito es más que merecido.

Ayer no estuvieron presentes ni Calvin Johnson ni Reggie Bush, pero con esa defensiva, los Lions no los necesitaron.

Imagínense dónde estarían los Lions si no hubiesen fallado ¡10! goles de campo esta temporada; el debutante Matt Prater falló dos más ayer.

Hay quienes la llaman "La Madición Jason Hanson", considerando que desde que se fue ha sido una pesadilla, y en su peor año, Hanson falló nueve patadas, una menos de las que han errado los Lions este año.

Aún así, los Lions están en la cima de su división y controlan su propio destino.

Si bien es cierto que Jim Caldwell le ha agregado más disciplina a este conjunto, la principal razón es sencilla de determinar.

Son la mejor defensiva de la NFL.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


¿Fin de era en New England?

10:44 ET
FECHA
03/10
2014
por Sebastián Martínez Christensen

MIAMI -- Es como si todos estuviésemos esperando que la madre naturaleza le termine pasando factura a uno de los mejores mariscales de todos los tiempos como Tom Brady.

Después de todo, los New England Patriots no son el equipo más querido.

Sin embargo, mariscales como Brady no aparecen todos los días, y creo que sería más aconsejable disfrutar sus últimos años en lugar de esperar que su carrera llegue a su fin.

Un inicio de 2-2 tiene a toda la prensa y a los fans haciéndose la misma pregunta que se han hecho en los últimos años cuando New England tiene un mínimo tropezón, que no sucede muy a menuda: ¿Se habrá acabado una era con los Patriots?

New England ha ganado 10 de los últimos 11 títulos divisionales, y la única temporada que no lo hicieron se lesionó Brady e igual ganaron 11 partidos con Matt Cassel.

Ahora bien, hay algunas señales de decadencia que son imposibles de ignorar.

No es fácil ganar el Super Bowl, pero el último lo ganaron en el 2004, y se han despedido prematuramente en sus últimas ocho apariciones en postemporada a pesar de que jugar en una "débil" AFC.

Igualmente prefiero enfocarme en las deficiencias de la versión 2014 de los Patriots.

Podríamos apuntar a un número de razones por las cuales New England no luce tan solido esta temporada.

La línea ofensiva ha sido un desastre, han utilizado tres centros distintos y están sintiendo la partida de Logan Mankins.

La defensiva, que se suponía mostraría su mejor versión desde los años dorados, ha decepcionado. No hay presión sobre el mariscal contrario y están siendo dominados en las trincheras.

Los receptores abiertos dejan bastante que desear. Armas jóvenes como Kembrell Thompkins y Aaron Dobson han decepcionado hasta el momento. Danny Amendola tiene apenas tres recepciones en toda la temporada, Rob Gronkowski todavía no está al 100 por ciento y Julian Edelman no puede hacerlo todo solo.

Como si fuese poco, la madre naturaleza no perdona a nadie, y aunque Brady sigue siendo un mariscal por encima del promedio, la realidad es que luce incómodo en el bolsillo con tanta presión, y ha estado curiosamente inconsistente con los pases a larga distancia.

Más allá de que todas estas razones han aportado su granito de arena al mal momento de los Patriots, no creo que ninguna de ellas sea la razón principal.

Bill Belichick es a mi juicio el mejor entrenador de la NFL. Ahora bien, Bill Belichick el gerente general, ha dejado mucho que desear.

Cuando un hombre está a cargo de dos funciones tan importantes, no hay nadie allí para decirle que no, para darle una visión diferente.

El resultado es que los Patriots a veces han pecado por soberbios a la hora de tomar ciertas decisiones como las partidas de Richard Seymour, Aqib Talib, Wes Welker y Logan Mankins por nombrar algunas...

Es esa confianza en su capacidad como entrenador que le hace pensar que puede brillar con cualquier jugador, cuando la realidad está indicando que quizás ya no sea así.

Nadie pudiese haber anticipado la situación de Aaron Hernández o la lesión de Rob Gronkowski, pero la realidad es que Belichick ha fallado más de la cuenta en el draft.

Como gerente general, Belichick está fallando, y a mi juicio esa es la principal razón por la decaída de los Patriots.

Sin embargo nunca es bueno hablar en absolutos, sobre todo cuando estamos hablando de una dinastía sin muchos precedentes, de un conjunto que ha probado una y otra vez aprovecharse de una débil división.

¿Se acabó una era en New England?

Me niego a creerlo.

En lo personal considero que los Patriots siguen siendo favoritos en la AFC Este, y sólo cambiaré de opinión cuando todo esté dicho.

Porque más allá de los gustos de cada quien, existe una realidad ineludible.

Mientras Tom Brady esté detrás de centro, los Patriots seguirán siendo el rival a vencer.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Punto de inflexión para Eli Manning

9:43 ET
FECHA
28/07
2014
por Sebastián Martínez-Christensen

Eli ManningAP Photo/Seth WenigEli Manning debe tener una buena campaña si quiere terminar su carrera con los Giants

MIAMI -- Generalmente ganar dos Super Bowls significa que estarás libre de críticas por el resto de tu carrera.

Algo así le pasó a Joe Montana, John Elway, Tom Brady, Roger Staubach, Bart Starr, Terry Bradshaw y Troy Aikman por nombrar a algunos.

Pero no necesariamente será el caso de Eli Manning si vuelve a tener una mala temporada.

Manning viene de tener su peor temporada como profesional. Marcó un nuevo récord de franquicia con 27 intercepciones, los Giants iniciaron 0-6 y no clasificaron a los playoffs por cuarta vez en los últimos cinco años.

Siendo justos, no fue todo culpa de Eli, dado que la línea ofensiva fue un desastre (lo capturaron 39 veces), las llamadas dieron pena, Hakeem Nicks decidió desaparecer y el ataque terrestre fue inexistente.

Pero la rienda estará más corta que nunca para Eli Manning esta temporada.

Los Giants saben que Eli tiene el gen ganador --fue dos veces MVP del Super Bowl--, y no pretenden rendirse cuando tienen en sus ojos a un mariscal franquicia.

Por esa razón, le trajeron a un gurú de mariscales como nuevo coordinador ofensivo. Ahora ingresa Ben McAdoo a la ecuación y con él llega una ofensiva de costa oeste que tendrá como base pases más cortos y menos riesgosos.

Ese mismo cambio hizo milagros para Philip Rivers en San Diego, que resucitó su carrera el año pasado en San Diego, cuando muchos ya consideraban que sus mejores momentos estaban en el pasado.

Como si fuese poco, los Giants gastaron más de 115 millones de dólares para reforzar la línea ofensiva, los corredores y los receptores abiertos entre otras posiciones.

En otras palabras, no quedan más excusas para Eli.

Curiosamente, Rivers y Manning estarán eternamente conectados por aquel intercambio entre New York y San Diego luego de que Eli le dijera que no a los Chargers.

Ahora Manning espera repetir lo hecho por Rivers la temporada pasada, aunque claro está que el primero tuvo el éxito que nunca pudo tener en postemporada el segundo.

Los Giants saben que el talento está allí, pero también saben que estamos hablando de un mariscal de 33 años que tendrá que aprender un nuevo sistema y viene de operarse el tobillo.

La afición en New York es probablemente la más exigente de la NFL. Es la misma que abucheó a Phil Simms en 1991 luego de ya haber sido campeón.

Los fans esperan ver más a un equipo de los Giants que terminó 7-3 la temporada pasada, y menos al que inició 0-6.

Si eso sucede, ni Eli Manning se salvará de las críticas.

Cuando el tiempo pase, Manning será siempre recordado como uno de los grandes mariscales de la historia de los Giants, pero en el presente las dudas están a la orden del día.

El gerente general Jerry Reese tiene la esperanza de que la ofensiva de costa oeste sea justo lo que el doctor ordenó para Manning.

Pero si termina teniendo otra temporada errática cuando ya las piezas indicadas parecen estar a su alrededor, el futuro podría no ser tan próspero; al menos no con los Giants.

Manning está ingresando en el quinto año de su contrato de seis temporadas y 97.5 millones de dólares que firmó temporadas atrás.

Y la pregunta que se planteó con Rivers, ahora se plantea con Manning: ¿Será que ya vimos lo mejor de Eli?

Si tiene otra mala temporada, los Giants empezarán a mirar en otra dirección.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El draft de los Dolphins fue...

9:40 ET
FECHA
14/05
2014
por Sebastián Martínez-Christensen

TennesseeAP Photo/Wade PayneJa'Wuan James (izquierda) intentará romper la mala racha de jugadores de Tennessee con Dolphins.

MIAMI -- El flamante gerente general de los Miami Dolphins, Dennis Hickey, había despertado elogios en cuanto al trato de agentes libres se refiere.

Noche y día en comparación a su predecesor Jeff Ireland.

Sin embargo, por lo general los gerentes generales vivirán o morirán según los jugadores que elijan en el sorteo.

Lo cual nos lleva a nuestro siguiente paso; dar nuestra opinión acerca de la ciencia inexacta que es el draft.

ATACARON NECESIDADES
Ryan Tannehill fue capturado en 58 ocasiones la temporada pasada, y los Dolphins habían perdido a todos sus linieros ofensivos titulares del año pasado a excepción de Mike Pouncey, quien para colmo de males, aún podría ser suspendido.

En otras palabras, reforzar la línea ofensiva era una necesidad.

Invirtieron selecciones de primera y tercera ronda en Ja´Wuan James y Billy Turner respectivamente.

Sinceramente a mi juicio lo ideal hubiese sido cambiar hacia abajo en la primera ronda, dado que creo que quizás podrían haber conseguido a James más abajo.

No obstante Hickey lo llamó "uno de los mejores dos tackles ofensivos de este draft a la hora de proteger al mariscal en el ataque aéreo".

Y si tanto te gustaba James, la realidad es que no garantía de que no fuese elegido por otro conjunto, y defiendo su selección.

Lo bueno es que James es tackle derecho por lo cual no habrá transición del lado izquierdo al derecho. Lo malo es que si era tackle derecho en la universidad, eso probablemente significa que era el segundo mejor tackle de su equipo.

La realidad es que Miami necesitaba un impacto inmediato, y James anclará el lado derecho desde el inicio.

Turner está un poco más verde, y aunque formó como tackle en North Dakota State, será guardia en la NFL.

Tiene una fortaleza física imponente, pero debe ganar en consistencia y llegar al segundo nivel si va a pasar a la posición de guardia.

Los Dolphins le darán todas las posibilidades de ganarse la titularidad, como hicieron el año pasado con Dallas Thomas, pero la realidad es que deberá pelear el puesto con Shelley Smith, Nate Garner, Sam Brenner, Jason Fox, si es que también se mueve adentro, y Dallas Thomas.

Está por verse si logra su cometido, pero la línea ofensiva de Miami hasta el momento ha ganado en profundidad.

Si mañana comenzara la temporada, los cinco titulares de izquierda a derecha serían: Albert, Smith, Pouncey, Turner y James.

Peor que el año pasado no puede ser.

MI PICK FAVORITO
La posición de receptor abierto no era una gran necesidad para los Dolphins, pero creo que se guiaron por elegir "el mejor jugador posible" en la segunda ronda.

El resultado es que a mi juicio se llevaron una joya en Jarvis Landry.

Según múltiples cazatalentos, el receptor más aguerrido de todo el draft. Ya iniciaron las comparaciones con Anquan Boldin, dado que tiene unas manos fenomenales, no teme a ir por el centro y es consistente.

¿Entonces por qué cayó a la segunda ronda?

Porque corrió 4.77 en las 40 yardas en el combinado cuando tenía un problema en el tendón de la corva. A la vez, estando saludable, corrió 4.61 en su Pro Day.

En otras palabras, no es veloz y no genera gran separación. Pero es un jugador de fútbol americano con todas las letras y como alguien dijo sarcásticamente en twitter ayer: "Todavía estoy preocupado por el tiempo en las 40 yardas de Joe Haden...".

Los "medibles" a veces están sobrevaluados.

Landry estará en el plantel de los Dolphins, y seguramente jugará en el slot.

Armon Binns, el único WR de tamaño, y Brandon Gibson se están recuperando bien de sus respectivas lesiones, por lo cual quien podría estar en problemas es Rishard Matthews.

Hoy por hoy, es probable los primeros cinco receptores abiertos de los Dolphins son: Wallace, Hartline, Gibson, Landry y Binns. Matthews está mirando desde afuera con mucho trabajo por delante.

Vale aclarar que también me gustó mucho la selección del apoyador Jordan Tripp en quinta ronda.

ESCUELAS PEQUEÑAS
Inusualmente y a la vez similar a lo que sucedió en 2008, Miami escogió a cinco jugadores de universidades prácticamente ignotas para la NFL.

A tal punto que Terrance Fede se convirtió en el primer jugador de la historia de Marist en ser elegido en el draft de la NFL.

Matt Hazel puede volar como receptor abierto, pero lo probó ante ¿qué tipo de competencia jugando en Coastal Carolina?

Walt Aikens es un esquinero con tamaño, algo que los Dolphins buscaban, pero que jugó para Liberty.

Si bien es cierto que inició su carrera en Illinois, se metió en problemas legales --estuvo en la cárcel-- y una vez que eso sucedió, difícil se hace evaluar.

Un colega que trabaja para un periódico local en el Sur de la Florida, Omar Kelly, bromeba en twitter diciendo que Billy Hunter parecía Michael Oher en la película "The Blind Side", teniendo en cuenta que sus rivales tenían la mitad de su tamaño; así es difícil evaluar.

EVALUACIÓN: 6/10 PUNTOS
A diferencia del draft pasado, los Dolphins tendrán dos y quizás tres titulares de inmediato.

Muchos critican la estretagia de elegir jugadores de escuelas pequeñas, pero a ellos les digo que se lo tomen con soda.

A esta altura, son todas especulaciones, nadie sabe nada.

Simples opiniones acerca de chicos que no han jugado ningún intento en la NFL.

El tiempo será el que determine cuán bueno fue este draft de los Dolphins, pero desde mi punto de vista fue aceptable, tirando a bueno.

Etiquetas:

NFL, Miami Dolphins

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Pecados de Miami: Mike Sherman y OL

17:19 ET
Actualizado el
por Sebastián Martínez-Christensen

Ryan TannehillAP Photo/Lynne SladkyRyan Tannehill ha sido capturado en 24 ocasiones en lo que va de esta temporada

MIAMI -- Este domingo era una prueba de carácter para los Miami Dolphins.

¿Cómo se recuperarían de la contundente derrota ante los New Orleans Saints en Monday Night Football?

A la vez era un partido que significaba un punto de inflexión, dado que un récord de 4-1 con dos triunfos ante potenciales rivales en la lucha por un eventual comodín es muy diferente a un registro de 3-2 con dos derrotas consecutivas.

A la postre los Dolphins debieron conformarse con la última alternativa tras perder en casa ante los Baltimore Ravens.

A simple vista, la principal causa parece ser evidente.

Ryan Tannehill fue capturado en seis ocasiones y Miami es el equipo que más capturas ha permitido en toda la NFL luego de cinco semanas con 24.

No quedan dudas de que la línea ofensiva es un desastre, y particularmente la labor de Tyson Clabo ha sido extremadamente decepcionante.

El guardia Richie Incognito dijo que los "deberían echar a todos" si siguen jugando así, y a esta altura parece inevitable que se vengan cambios a futuro.

De lo contrario Tannehill no terminará la campaña saludable; es increíble lo bien que ha jugado con la escasa protección que recibe.

Sin embargo, los cinco linieros ofensivos están lejos de ser los únicos culpables.

El ataque terrestre es prácticamente inexistente, y yo apunto mi dedo al coordinador ofensivo Mike Sherman.

Este domingo, los Dolphins terminaron con 11 acarreos para 22 yardas.

Ya había sucedido algo similar en el primer encuentro ante los Browns, pero en los posteriores dos partidos, Miami promedió 5.6 yardas por acarreo.

Es decir que había una leve luz al final del túnel. El problema es que la ofensiva abandona el ataque terrestre demasiado rápido.

Sólo en el juego ante los Saints, los Dolphins estuvieron "obligados" a lanzar con más frecuencia.

En otras palabras, no hay excusa para no abandonar el ataque terrestre en las otras tres oportunidades.

Aunque no estes siendo efectivo, debes mantener a las defensivas honestas.

También ayudaría algo de creatividad en los acarreos, como una finta de reversa o al menos una mirada diferente.

Quizás un liniero ofensivo extra como hizo Baltimore un par de años atrás --ni Charles Clay ni los corredores bloquean bien--, o más esquemas de dos alas cerradas.

No hay pases de pantalla --otra arma para combatir la carga-- y pareciera que la ofensiva de Miami tiene apenas unas 20 jugadas.

En muchas oportunidades Mike Wallace y Brian Hartline ni siquiera se unen a la reunión porque en las palabras de Sherman, "queremos imponer un ritmo más rápido".

El problema es que te vuelves una ofensiva predecible.

Todo el planeta sabe que vas a pasar, por lo cual la carga es constante y la línea ofensiva no ha podido controlarla.

Insisto, los linieros merecen culpa, pero Mike Sherman está al tope de la lista en mi opinión.

Se ha tardado demasiado en hacer ajustes.

Luego de un magnífico pase de Tannehill a Brandon Gibson sobre el final del partido para colocar a Miami en posición de gol de campo, llegó otra captura que forzó a Caleb Sturgis a intentar y fallar desde 57 yardas.

Ahora Miami se va a su semana libre con dos derrotas en fila y con un mal sabor de boca.

La jornada de descanso le permitirá recuperar a la masa de lesionados a la defensiva --Cam Wake, Dimitri Patterson, Darnell Ellerbe, Nolan Carroll, etc...--, pero o se ponen más creativos, o las derrotas se seguirán acumulando.

Los Ravens, que tampoco han sido efectivos por tierra esta temporada, insistieron con el ataque terrestre este domingo, y eso les dio frutos.

Regla básica de la NFL es que si pierdes la batalla en las trincheras y no puedes correr, perderás la mayoría de los partidos.

Si uno veía el calendario de los Dolphins a principio de año, firmaba un 3-2.

Pero en este lunes particular, Miami desperdició una oportunidad y pasó de ser un potencial equipo de comodín, a uno en el medio del pelotón.

Etiquetas:

NFL, Miami Dolphins

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los Pats son más peligrosos que nunca

10:05 ET
FECHA
13/09
2013
por Sebastián Martínez-Christensen

MIAMI -- No tan rápido señores.

Sí, New England tuvo más despejes (11) que primeros intentos (9) ante los Jets y no lucieron para nada bien.

Tom Brady
APEs clara la falta de químia entre Brady y sus nuevos receptores

El mariscal Tom Brady completó menos del 50 por ciento de sus pases por primera vez desde que se inventó la rueda y se le vio muy enojado con sus receptores abiertos durante toda la noche.

No es para menos considerando que Aaron Dobson dejó caer al menos tres pases y el mariscal y sus receptores no parecían estar en la misma página.

No les puedo explicar la cantidad de mensajes que recibí que decían "estos Patriots no tienen nada" o "este es el año en que los Dolphins los destronan".

Nada podría estar más lejos de la verdad a mi juicio.

Digo, los Patriots tienen un récord de 2-0 y aún más importante tienen un registro de 2-0 en la división.

Los grandes equipos logran ganar aún cuando no están jugando bien, y a pesar de que no rindieron al máximo de sus capacidades ante los Bills y los Jets, los Patriots tienen un récord perfecto.

La temporada baja ha sido una pesadilla para New England. El ala cerrada Rob Gronkowski tuvó múltiples operaciones en su antebrazo y en la espalda, Aaron Hernández enfrenta un cargo por asesinato en primer grado y Wes Welker se fue a Denver.

Algunos creen que los Pats pecan por arrogantes porque piensan que Tom Brady puede hacerlo todo solo. Después de todo, en las tres campañas en las que ganar el Super Bowl, los líderes en recepciones fueron David Givens, Deion Branch y Troy Brown; no exáctamente nombres de primer nivel.

Pero esta campaña enfrentaban su mayor reto, sobre todo luego de que perdieron a Shane Vereen hasta al menos la semana 11 y a Danny Amendola para esta segunda jornada.

Dobson y Thompkins claramente no están listos todavía, y eso se vio evidenciado por el hecho de que Brady completó 13 de sus 19 pases a Julian Edelman.

Así parece difícil, pero la defensiva ha dado un paso adelante en estas primeras dos presentaciones e insisto en lo más importante; New England se hizo con las dos Ws.

Una temporada tiene distintos matices, y un equipo en la primera semana es muy diferente al que es cuando llega el mes de diciembre.

En otras palabras, este conjunto de los Patriots seguirá mejorando. La química entre Brady y los jóvenes mejorará y los lesionados regresarán a la acción.

De hecho Amendola y Gronkowski estarían listos para regresar al emparrillado la próxima semana.

Los Dolphins tienen la esperanza renovada luego de su gran inversión en la temporada baja, pero hoy los Patriots son más amo y señor que antes.

Los grandes equipos ganan jugando mal, y los Patriots lo han hecho dos veces en esta campaña.

Tras ver probablemente el partido más aburrido en lo que va del año, muchos son rápidos para descartar a los Patriots.

Yo pienso todo lo contrario. Hoy son más peligrosos que nunca...

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


La confirmación de un candidato

9:58 ET
FECHA
06/09
2013
por Sebastián Martínez-Christensen

Peyton ManningChris Humphreys/USA TODAY SportsPeyton Manning igualó un récord de la NFL al lanzar para siete touchdowns ante Baltimore

MIAMI -- Las estadísticas de Peyton Manning hablan por sí solas.

Los Denver Broncos dieron una demostración de poder y Manning se convirtió en apenas el sexto mariscal en la historia en lanzar para siete touchdowns.

No es un typo, fueron siete pases de anotación.

Y a pesar de que nadie podía esperar una actuación semejante, la realidad es que sabíamos que la ofensiva de Denver era una potencia.

A pesar de tener un corredor por comité --ayer Knowshon Moreno tuvo la mayoría de acarreos--, tienen tantas armas por aire que asustan a cualquiera.

Yo me sigo rascando la cabeza cuando pienso que los Patriots dejaron "caminar" a Wes Welker por no querer ofrecerle dinero ínfimo a un receptor abierto que ldiera a la liga en atrapadas en los últimos seis años combinados.

Sí, ayer cometió un error costoso y a veces deja caer pases, pero es imposible de marcar en el uno a uno y ayer probó ser el objetivo favorito de Manning ya de entrada.

Si a eso le sumamos a Eric Decker y a Demaryius Thomas, entonces apaga y vámonos.

Ya los fans de los Broncos están adulando a Julius Thomas también pero tranquilos que podría ser el próxim Kevin Ogletree, que brilló en la primera jornada el año pasado y luego se cayó como un piano.

Además, el cirujano Manning hasta hizo brillar a Jacob Tamme en su momento.

En conclusión, esta ofensiva mete miedo, pero como diría Bugs Bunny, "¿Qué hay de nuevo viejo?"

Preocupante lo de la defensiva de los Ravens, que fue desastrosa de principio a fin.

Cambio de nombres y cambio de identidad.

No intimidan a nadie y ayer tuvieron suerte de que la tormenta eléctrica pareció sacar de ritmo en el inicio a Manning. De lo contrario, Denver hubiese anotado 70 puntos.

Para ser justos, debo admitir que estuvieron mucho tiempo en el terreno y lucieron muy cansados en el complemento.

Pero no es excusa, deben mejorar.

A la ofensiva, los Ravens también dejaron dudas.

No pudieron correr y la lesión de Dennis Pitta probó ser tan importante como esperábamos.

Dallas Clark dejó caer un touchdown y Ed Hickson brilló por su ausencia.

Para colmo de males, Jacoby Jones se lesionó luego de que un compañero lo golpeara sin intención, y los huecos de Baltimore se acrecentaron.

Lo bueno es que el novato Marlon Brown mostró algunas cosas interisantes.

Todo lo que pudo haberle salido mal a los Ravens les salió mal, pero no hay que ser prisioneros del momento y descartarlos ya.

Hubo momentos en la temporada pasada en la cual pensé que los Ravens estaban muertos y terminaron ganando el campeonato.

Lo importante no es cómo se comienza sino cómo se termina.

Pero volvamos a los Broncos por un momento, y hablemos de su defensiva.

Porque yo quería ver cómo ejercían presión sobre el mariscal rival sin Von Miller ni Elvis Dumervil --ahora con los Ravens-- y cómo sobrevivían sin Champ Bailey en el fondo.

En la primera mitad sobre todo, a los Broncos les costó mucho llegarle a Joe Flacco. La situación mejoró en el complemento (Shaun Phillips tuvo dos capturas y media), pero será un problema mientras no esté Miller.

Bailey no es el mismo de antes, pero sigue siendo el mejor allí atrás y Denver lo necesita saludable. No obstante, fue una gran actuación de Dominique Rodgers-Cromartie.

A fin de cuentas, hay cosas por mejorar y eso es lo que asusta de Broncos.

Sin un par de sus máximas figuras, desmantelaron al campeón defensor.

Y a juzgar por esta actuación del cirujano Manning, Baltimore no será el único en sufrirlos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


¿Actor de reparto al rescate?

11:45 ET
FECHA
23/08
2013
por Sebastián Martínez-Christensen

Luke KuechlyAPEl apoyador Luke Kuechly se ha consolidado como un estelar defensivo de la NFL en muy poco tiempo.

MIAMI -- Nunca es bueno analizar demasiado luego de un partido de pretemporada.

Pero si alguno de ustedes piensa que lo del apoyador de los Carolina Panthers, Luke Kuechly, es casualidad, está enormemente equivocado.

El "Monday Night Football" llegó a ESPN Deportes Radio durante esta temporada, y a lo largo de nuestra transmisión en la jornada de anoche, vimos al joven apoyador de 22 años volar por todo el emparrillado y básicamente ser el artífice del triunfo ante los campeones defensores Baltimore Ravens.

El resultado es anecdótico, pero Kuechly está confirmando que estamos en presencia de una superestrella.

Desde que estaba en la Universidad de Boston College, me empecé a enamorar de este jugador. Mentalidad de abrero, corazón de gigante, atacando los huecos sin vacilación y siempre cerca de la jugada.

Me recordaba a Zach Thomas en cuanto a su estilo de juego se refiere. No tiene los medibles más impresionantes y no era el joven más atlético de su draft a pesar de que fue elegido en la novena posición.

Sin embargo, es un jugador de fútbol americano de pura cepa. Su temporada de novato no hizo más que confirmarlo; terminó con la cifra astronómica de 164 tacleadas y fue nombrado Novato Defensivo del Año.

Tiene un gran instinto para defender el ataque terrestre, sorprende con las cargas ocasionales y muy por encima del promedio en cuanto a cobertura se refiere.

Ante los Ravens, terminó con siete tackles, una intercepción y un balón suelto forzado que a la postre terminó en touchdown.

La muy criticada defensiva de los Panthers forzó tres pérdidas de balón e hizo lucir muy mal a Joe Flacco y compañía.

"Estamos concentrados en ganar la batalla de pérdidas de balón", enfatizó Kuechly luego del partido. "Esta unidad tiene hambre por probar a los críticos equivocados".

Para ello, los Panthers eligieron a dos jugadores de impacto inmediato en el draft. El tackle defensivo Star Lotulelei tuvo un gran partido, abusó del liniero ofensivo de los Ravens, Keleche Osemele y ganó la batalla en las trincheras durante toda la noche.

Como si fuera poco, Kawann Short--selección de segunda ronda-- también tuvo un buen partido y a priori Carolina parece haberse ganado la lotería con estas selecciones.

Eso sí, los apoyadores Jon Beason y Thomas Davis deben mantenerse saludables, pero si eso sucede, estos siete frontales tienen la oportunidad de hacer algo especial. El problema es que la secundaria es probablemente una de las peores de la liga.

El profundo Charles Godfrey es el único probado en el fondo; no hubo tope salarial para traer buenos agentes libres.

Mike Mitchell será el profundo fuerte, y Captain Munnerlyn y Drayton Florence serán los esquineros. Los jóvenes Josh Norman y Josh Thomas están empujando pero en una división con grandes receptores como Roddy White, Julio Jones, Marques Colston, Mike Williams y Vincent Jackson, hay grandes posibilidades de que los quemen seguido.

Si los siete frontales no generan presión, estarán en problemas.

Más aún si Cam Newton no sale de la apatía en la que ha estado en los últimos dos años.

Espero ver más a Newton detrás de centro y no tanto en posición escopeta. Allí es cuando un mariscal con movilidad agrega una amenaza más a la ecuación. Además, quisiera ver mejor mecánica de Newton, que a veces lanza con puro brazo en lugar de utilizar el cuerpo completo y allí radican sus problemas de falta de precisión en sus envíos.

Newton tiene el talento y la ofensiva tiene varios jugadores interesantes. Las probabilidades indican que ellos anotarán sus puntos semana tras semana.

La defensiva es la que tiene que aparecer. Presión extrema para los siete frontales de Carolina, que tienen prácticamente el futuro de la campaña de su equipo en sus hombros.

Y si los Panthers vuelven a tener una temporada negativa, será el final de Ron Rivera.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


¿Debería Mark Sánchez ser titular?

10:28 ET
FECHA
06/08
2013
por Sebastián Martínez-Christensen
MIAMI -- No mucho ha cambiado desde la pasada temporada en el campamento de los New York Jets.

El "butt fumble" es la imagen impreganada en nuestras mentes, pero la realidad es mucho más profunda que una jugada.

Cuando terminó la pasada campaña, dije que la relación entre los fans de los Jets y su mariscal Mark Sánchez estaba rota.

El entrenamiento del lunes fue el fiel reflejo de ello.

Los fanáticos abuchearon sin cesar a Sánchez durante la práctica, lo cual despertó la ira de algunos de sus compañeros.

"Son patrañas", declaró el esquinero Antonio Cromartie. "Eso no se hace".

Es verdad que es inusual que tus propios fans te den la espalda en una práctica, pero los fans están cansados de la mediocridad.

"Deberían soltarle la rienda un poco", agregó el entrenador Rex Ryan. "Dejarlo comenzar de cero".

Imposible deseo de Ryan, considerando que ha pasado demasiado agua por debajo del puente.

Sánchez ha sido una máquina de cometer pérdidas de balón, pero además no se ha comportado fuera del campo de juego.

Su video semi desnudo con dos mujeres se hizo viral en el internet y a los fans de los Jets eso no les cayo muy bien.

Sánchez no tiene ni la mitad del brazo de Joe Namath, y por ende los simpatizantes no entienden por qué "pierde el tiempo en lugar de seguir trabajando en su juego".

La fanaticada de Nueva York siempre es muy exigente, y parece que la relación entre el mariscal y sus fans ha llegado a un punto sin retorno.

El novato Geno Smith ha rendido por encima de lo esperado en las prácticas, y cuenta con el apoyo de los fanáticos.

Sin embargo hay varias cuestiones que atentan contra su posible titularidad.

En primer lugar, si los Jets no tienen una temporada ganadora, Ryan es historia, y no se si se la quiera jugar con un novato.

En segunda instancia, los Jets le dieron un contrato ridículo a Sánchez, y el dinero a veces manda en este tipo de decisiones.

Si los Jets ganan de entrada, no importa si el mariscal es Sánchez o Smith; la gente olvidará porque las victorias todo lo curan.

Pero si eligen a Sánchez y arrancan con el pie izquierdo, el ambiente será hostil, y la temporada podría estar perdida antes de iniciar.

Mejor incierto por conocer que malo conocido.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO