Sale ileso del incidente

12:00 ET
Actualizado el
Por Sugaily M. Maldonado Rodríguez
El Nuevo Día

 

Macho Camacho

Camacho

SAN JUAN, Puerto Rico -- "Estoy vivo de milagro".

Así se expresó el ex boxeador Héctor "Macho" Camacho luego de narrar su odisea durante la madrugada del pasado sábado cuando fue tiroteado cerca del residencial Llorens Torres en Santurce, Puerto Rico.

El ex campeón mundial, que salió ileso del incidente, explicó que llevó a un amigo a una barra cerca del residencial Llorens Torres. Luego, cuando pasó más tarde a recogerlo, dos hombres se le acercaron por el lado del pasajero de la guagua BMW X5 del 2005 e intentaron hacerle un "carjacking".

"Las dos personas se acercaron e intentaron abrir la puerta. Yo arranqué y me dispararon tres veces. Una de las balas pasó por el asiento del conductor. Gracias a Dios estoy bien. Esto es otra experiencia para mí", indicó Camacho, quien aún no sale de su asombro.

"No entiendo por qué me hicieron esto. La gente me quiere. Yo creo que fue mala mía porque iba suave y con el cristal arriba. No me vieron, no sabían que era yo", añadió.

El ex púgil no hizo una querella a la Policía luego del incidente. "Me fui guiando para casa. No entiendo por qué me pasó esto", manifestó el ex boxeador que tiene 79 triunfos, seis derrotas y tres empates.

Camacho aún se encuentra en Puerto Rico y el miércoles partirá rumbo a Miami donde participará en el programa Sal y Pimienta. Formará parte del equipo que estará entrevistando a los artistas en la alfombra de los Premios Lo Nuestro.