NFL anula contrato de Sean Payton

Actualizado el 4 de noviembre de 2012
Por Adam Schefter
ESPN

METAIRIE -- La extensión multianual que los Saints anunciaron para Sean Payton en septiembre de 2011, fue anulada por la NFL, situación que dejará al entrenador suspendido en calidad de agente libre para el final de la temporada, y levantará preguntas sobre cuánto tiempo se quedará en New Orleans, información fuentes de la liga.

Sean Payton

Payton

Se espera que Payton sea el entrenador en jefe más buscado de la NFL al finalizar esta temporada, y ya hay especulación en círculos de la liga que lo colocan en Dallas, donde trabajó como asistente del entrenador en 2003 y 2005, periodo en que los Cowboys mandaron al campo a Tony Romo, quien atendió a la misma universidad que Payton: Eastern Illinois.

De acuerdo con Fox Sports, Payton confirmó la noticia.

Fuentes informaron que apenas en el mes de marzo, cuando Payton visitó las oficinas de la NFL para apelar su suspensión de un año por el escándalo de las recompensas, le preguntó al comisionado de la NFL, Roger Goodell por el estado de su extensión de contrato, y le respondió que era insatisfactoria la forma en que fue constituida inicialmente.

Un problema en su contrato era una cláusula específica que le daría a Payton la facultad de salir del acuerdo, en caso de que el gerente general Mickey Loomis fuese suspendido, despedido o simplemente saliera de la organización de New Orleans, indicaron las fuentes.

La liga creyó que ese tipo de redacción sentaría un mal precedente para otros contratos de entrenadores, y rechazaron el trato tiempo antes de que Loomis fuese suspendido por los primeros ocho juegos de esta temporada, como consecuencia del programa de recompensas.

Remontándose al inicio del año, ambas partes se enfrascaron en numerosas conversaciones que intetaron resolver el asunto, pero nunca lo lograron.

Durante la suspensión, la liga le dio permiso a Payton de trabajar para el dueño de los Saints, Tom Benson, en el equipo de NBA de New Orleans, de forma que el entrenador suspendido tenga un trabajo fijo e ingreso por el mismo.

En una declaración el domingo en la mañana, la NFL dijo que "no se ha hecho determinación" en el estado del contrato de Payton para el próximo año.

"Todos los contratos entre clubes y sus empleados deben ser aprobados por el comisionado, y no haremos comentarios de términos específicos en contratos individuales", indicó el comunicado. "Cualquier comentario en torno al asunto, deberá venir del coach Payton y los Saints".

Personal de la liga cree que el contrato podría neutralizarse --significando que el último año podría detenerse, atándolo a New Orleans hasta la temporada 2013-- pero no hay evidencia para confirmar esa posibilidad. De acuerdo con fuentes, hasta ahora, no se le ha pedido a la liga revisar o calificar el contrato, aunque algunos creen que eventualmente lo harán.

Para otros no hay complicación. Payton será agente libre. Algunos creen que la estrecha relación con Benson será suficiente para mantenerlo en New Orleans al largo plazo.

Sin embargo, hay otros más escépticos, a sabiendas que el entrenador ha sostenido cambios personales, que incluyen atravesar el divorcio y haber pasado mucho tiempo en Dallas. Se compró una casa en la ciudad el año pasado.

Cuando Benson anunció la extensión de Payton el año pasado que nunca obtuvo la aprobación de la liga, expresó: "Estoy muy complacido en anunciar esta extensión de contrato para Sean, que abarcará hasta la temporada de 2015. Nuestra meta es continuar construyendo una tradición ganadora en New Orleans, y Sean representa esa tradición".

La primera temporada completa de Jason Garrett al mando de los Cowboys en 2011, terminó con una marca de 8-8, y derrotas en cuatro de los últimos cinco juegos, incluyendo un campeonato divisional de facto contra los New York Giants que encarreraron su camino hacia el título de Super Bowl. Los Cowboys están 3-4 previo a su partido del domingo en la noche, contra Atlanta Falcons en la Semana 9.

Para Garrett, la temporada pasada fue la primera de un contrato a cuatro años, los términos financieros no se conocen. Fue el asistente mejor pagado de la liga con 3 millones por campaña antes de asumir el puesto de entrenador en jefe.