"Nos vamos con la cabeza alta"

16:36 ET
Actualizado el
ESPNtenis.com

Getty Images

PRAGA -- El español Nicolás Almagro no puso excusas tras la derrota a manos del checo Radek Stepanek en el punto decisivo de la final de la Copa Davis y subrayó el mérito de España de haber alcanzado otra vez la rueda decisiva en el torneo.

"Radek fue mejor que yo en la pista, jugó agresivo y yo no me encontré cómodo con la derecha. Fue un justo vencedor y poco más hay que decir. Solo tengo que felicitarle. Lo que queda es trabajar duro y estar de nuevo en una final", afirmó el segundo singlista del equipo español.

"Son momentos difíciles, pero no podemos reprocharnos nada. Hemos luchado hasta el último punto", sentenció el N°11 del mundo, que en la previa había sido el eje de cierta polémica por la potencial inclusión de Feliciano López en su lugar.

"Ahora es difícil decir qué he aprendido, pero ha sido mucho; cuando esté más fresco, más tranquilo, lo haré. Lo único que puedo decir es que intenté lo mejor en la pista. Esto me ayuda a pensar y me da fuerzas para seguir trabajando para que el año que viene sea mejor que este. Hay que felicitar al equipo checo porque ha hecho un trabajo extraordinario", subrayó.

"Era un año difícil en el que pocos apostaban por nosotros y nos vamos con la cabeza alta por que hemos hecho un gran trabajo", completó.