Scolari sería el nuevo DT de Brasil

15:23 ET
Actualizado el
EFE

SAO PAULO -- El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José María Marín, dijo este miércoles que mañana anunciará el nombre del nuevo seleccionador nacional, que según la prensa será Luiz Felipe Scolari, el técnico que conquistó el título del Mundial de Corea del Sur-Japón 2002.

Luiz Felipe Scolari
APScolari fue el último técnico campeón con el Scratch

Scolari, de 64 años y actualmente sin empleo, será el reemplazo de Mano Menezes, destituido el pasado viernes por la CBF, según anticiparon hoy diversos medios locales.

"Espero anunciar mañana el nombre del nuevo entrenador brasileño", respondió Marín ante la insistencia de los periodistas durante una visita que hizo hoy con el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, a las obras del estadio Itaquerao, de Sao Paulo, que recibirá el partido inaugural del Mundial de 2014.

Scolari ya se reunió con la cúpula de la CBF y arregló su contrato para asumir la conducción técnica del seleccionado anfitrión del Mundial de 2014, según versiones electrónicas de los diarios O Estado de Sao Paulo, O Globo y Folha de Sao Paulo.

Según las mismas fuentes, Carlos Alberto Parreira, que fue campeón mundial con Brasil en 1994 también fue contactado por la CBF y ocupará el cargo de coordinador técnico de la selección.

Sin mencionar a Scolari y a Parreira, Marín señaló: "El pueblo se pondrá feliz con las elecciones que hicimos, pues no es hora de experimentar y son dos grandes nombres", los que se anunciarán mañana para comandar la Canarinha.

"Hicimos un análisis profundo y pesaron elementos y circunstancias, especialmente la experiencia, porque un mundial exige capacidad, dedicación exclusiva y experiencia, no sólo en clubes sino en selecciones", apuntó.

Scolari dirigió hasta septiembre pasado al Palmeiras, equipo que dejó en las últimas posiciones torneo y que acaba de caer a la segunda división, a pesar de haber ganando este año la Copa de Brasil, que le otorgó una plaza para la Copa Libertadores de 2013.

El pasado viernes, después de destituir a Menezes, la CBF dijo que en enero próximo nombraría a la nueva comisión técnica, pero según la prensa, Marín ha sido presionado para adelantar el nombramiento.

El motivo es que el próximo sábado la FIFA celebrará en Sao Paulo el sorteo de la Copa de las Confederaciones de 2013 y sería mal visto que Brasil, como país anfitrión, no compareciera a la rueda de prensa de los técnicos prevista para este viernes.

"Brasil corría el riesgo de pasar una vergüenza al ser anfitrión y el único país que no tendría a su técnico en esa rueda de prensa, por eso la decisión, que ya está tomada y se pensaba anunciar en enero, se adelantó para ahora", señaló el periodista Milton Neves del canal Bandeirantes.

Para Marín, por el hecho de que el Mundial de 2014 sea en Brasil "habrá mucha exigencia por parte de los aficionados y por eso necesitamos escuchar los deseos de la hinchada, también de la prensa deportiva y, principalmente, sentir el deseo del pueblo".

En su visita de hoy a la obras del Itaquerao, Marín estuvo acompañado por Valcke, los exfutbolistas Ronaldo y Bebeto, que forman parte del Comité Organizador Local (COL) del Mundial, el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, y el alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab.

La comitiva se desplazó hasta el estadio, que está en construcción en la periferia de Sao Paulo, en el metro de la ciudad para probar el funcionamiento del transporte público.

En la visita, Marín anunció además que el director de selecciones de la CBF, Andrés Sánchez, presentó hoy su renuncia.

"Decidimos que el cargo de director de selecciones está extinto, pues vamos a crear un nuevo cargo que será el de coordinador técnico de selecciones", señaló Marín.

Dicho cargo es el que ocupará Parreira quien, según ha adelantado hoy la prensa, se convertirá así en la mano derecha de Scolari en la selección.

Después de ser campeón mundial con Brasil en el 2002, Scolari fue seleccionador de Portugal, y luego dirigió el Chelsea y el Bunyodkor de Uzbekistán, antes de regresar a Sao Paulo, en 2010 como técnico del Palmeiras.