Cinco multas en riña Raiders-Bengals

Actualizado el 30 de noviembre de 2012
AP

NEW YORK -- Cuatro jugadores de los Oakland Raiders y uno de los Cincannati Bengals, fueron multados con 26,250 dólares cada uno por una trifulca en el juego del domingo pasado.

National Football League

El tackle de Cincinnati, Andrew Whitworth y los linieros defensivos de Oakland, Desmond Bryant, Lamarr Houston, Tommy Kelly y Matt Shaughnessy fueron los multados el viernes.

La bronca se desató después que una jugada de los Bengals se anuló por una salida en falso. Houston tacleó al mariscal de campo Andy Dalton después del silbatazo y Whitworth confrontó al liniero de barra a barra.

Más tarde en la semana, Whitworth llamó a algunos de los Raiders "cobardes" por golpearlo durante la pelea en el campo.

El esquinero de los Redskins, DeAngelo Hall se ganó dos multas que totalizaron 35,750 dólares. Se le impusieron 20 mil por una tacleada al cuello de la protección, y 15,750 por una golpe tardío frente a los Dallas Cowboys.

Se impusieron multas de 21 mil dólares al corredor de los Carolina Panthers, Mike Tolbert, por un bloqueo del lado ciego contra Philadelphia; y el safety de los Green Bay Packers, Jerron McMillian, por un contacto casco a casco sobre un jugador de los New York Giants indefenso.

El tackle defensivo de los New Orleans Saints, Brodrick Bunkley fue multado con 20 mil dólares por patear el casco del liniero ofensivo de los San Francisco 49ers, Alex Boone.

También sancionados por acciones en otros juegos, fueron el ala defensiva de los Houston Texans, J.J. Watt con 15,750 dólares por rudeza sobre el pasador de los Detroit Lions, Matthew Stafford en el área de la cabeza y el cuello; el liniero ofensivo de los Kansas City Chiefs, Donald Stephenson, se hizo acreedor de una multa por 15,750 dólares por rudeza innecesaria contra los Denver Broncos; y el receptor de los Baltimore Ravens, Anquan Boldin, de 7,875 dólares por un golpe tardío frente a los San Diego Chargers.

El mariscal de campo de los Bears, Jay Culter, fue sancionado con 10 mil dólares por aventarle el balón al esquinero de los Minnesota Vikings, A.J. Jefferson.