Los Knicks de Woodson

El equipo de Nueva York creció a partir de priorizar el juego colectivo

11:17 ET
Actualizado el
Julio Lamas Por Julio Lamas
ESPN.com
Archivo

Woodson, Kidd y FeltonGetty ImagesEl entrenador logró que el equipo transmita buenas sensaciones a partir de un estilo propio
NUEVA YORK -- Los Knicks comenzaron esta temporada de la NBA con récord ganador y eso es motivo de elogio, aunque en el caso de New York eso se potencia por la dimensión del equipo y la ciudad y por cómo lo viene haciendo. En el viaje que estoy cumpliendo por Estados Unidos para reunirme con los jugadores argentinos que están en la NBA, pude presenciar entrenamientos y partidos de los Knicks, por lo que me gustaría compartir algunas opiniones con ustedes.

Es MUY EVIDENTE que el entrenador Mike Woodson logró que el equipo transmita buenas sensaciones a partir de un estilo en el que se prioriza el juego colectivo mucho más que en años anteriores.

Este entrenador de 54 años, con 11 temporadas como jugador NBA y una experiencia anterior como entrenador en Atlanta, está ante una gran oportunidad, por la trascendencia que tiene el equipo de Manhattan.

Formado en la Universidad de Indiana bajo el legado defensivo de Bobby Knight, intenta trasmitir esa filosofía y un sistema de juego más "equipista".

En eso está en este momento, tratando de repartir roles y funciones, teniendo conforme a varios jugadores de nombre y gran talento, que reclaman protagonismo.

Pablo Prigioni
Getty ImagesEl pase extra es la carta de presentación de Prigioni
Ha comenzado por Carmelo Anthony, jugador que tiene todos los recursos que se necesitan para brillar: un uno contra uno desequilibrante, un tiro letal, posteo y media vuelta y capacidad para el rebote. Sobresale en un equipo con varios anotadores.

Es muy interesante lo de Raymon Felton, porque si bien es pequeño (1,85), juega como grande. No se sí está entre los mejores bases NBA, pero el piensa que sí.

En la formación inicial comienza el rendidor Ronnie Brewer, pero enseguida entra J R Smith, de gran facilidad para anotar en rachas con el tiro y la penetración, y con gran condición atlética.

Ajustando de 3 y 4, Novak es un tirador especialista que aprovecha la sorpresa. Se lo ve muy inteligente y con oficio para sumar.

Por otra parte, Tyson Chandler es jugador fundamental, una estrella en su rol. Gran jugador en defensa y destacado en el rebote, es además muy bueno acompañando el juego ofensivo sin pelota.

Habrá que ver cómo integra Woodson a Stoudamaire y Shumpert en su esquema, cuando se recuperen de sus lesiones.

Dentro de este panorama, lo vi muy bien a Pablo Prigioni, muy enfocado en los contenidos y en aprender el sistema de juego NBA y el de su entrenador, sin distraerse en lo que rodea al mundo NBA, el Madison o a la Gran Manzana.

Su mejor aporte es hacer jugar a sus compañeros y el pase extra es su carta de presentación, recurso que agrega a la idea "equipista" que quiere instalar el coach. Todo el cuerpo técnico le elogia su conocimiento del juego, su sentido colectivo y su esfuerzo.

Buen inicio de los Knicks, que tendrán que confirmar en los próximos meses si pueden pelear por un lugar en la Final del Este, donde por el momento Miami es el mejor equipo, pero tanto Nueva York, como Chicago o Brooklyn se quieren presentar como buenas alternativas.


Julio Lamas de 47 años, es uno de los entrenadores más prestigiosos del básquetbol argentino. Es actualmente el técnico del Club Obras Sanitarias y de la selección nacional. Surgido del Deportivo San Andrés, a lo largo de sus 23 años de actividad profesional en el más alto nivel se convirtió en uno de los más ganadores y reconocidos de la Liga Nacional, en la que tiene más de 750 partidos disputados y más de 480 victorias. En sus 17 temporadas en la LNB logró 3 títulos de campeón, con Boca Jrs. (1997), Ben Hur de Rafaela (2005) y Libertad de Sunchales (2008). Además fue campeón del Torneo Super 8 (2007) y del InterLigas (2011). Su tarea le permitió ser elegido en 7 oportunidades como Mejor Entrenador de la temporada. A esto le suma un título en la Liga Sudamericana con Ben Hur (2006). También tuvo experiencias en el exterior, donde dirigió, al Real Madrid, al Baskonia (entonces Tau Cerámica) y al Alicante de la ACB de España. Con este último se consagró campeón de la Liga LEB y de la Copa del Príncipe (2002). Esta es su segunda etapa al frente de la selección argentina, a la que dirigió en el período 1997-99. Fue campeón en el Torneo de las Américas (Preolímpico) en 2011 y antes, como asistente, logró la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos 2008. Consulta su archivo de columnas.