Redskins toman su destino

Washington depende de sus propios resultado para quedarse con la NFC Este

Actualizado el 17 de diciembre de 2012
Dan Graziano Por Dan Graziano
ESPN.com (EE.UU.)
Archivo

Kirk CousinsAPKirk Cousins tuvo un inicio lento pero se repuso para liderar a los Redskins al triunfo sobre Browns.

CLEVELAND -- Ellos lo saben, y no dejen que les digan lo contrario. Todo lo que deben hacer es ver a los Washington Redskins ahora mismo para saber que son un equipo que sabe identificar sus oportunidades. Tras una victoria 31-28 sobre los Cleveland Browns el domingo, con el mariscal de campo Kirk Cousins jugando en lugar del lesionado Robert Griffin III, los Redskins están 8-6, empatados con los New York Giants en primer lugar pero en posesión de los desempates que necesitan para estar arriba de los Giants e incluso de los Dallas Cowboys. Lo sabían mientras sucedía, sabían que los Giants estaban siendo apaleados en Atlanta. Los Redskins salieron del campo de los Browns con la noción clara de las circunstancias.

"¡Ahora nos tienen que perseguir!", rugió el ala defensiva Stephen Bowen. "¡Todos nos tienen que perseguir ahora!".

Eso incluye a los Giants, quienes entran a las dos últimas semanas con la necesidad de que los Redskins caigan si quieren defender su título divisional. Eso incluye a los Cowboys, que tuvieron un choque difícil el domingo con los Steelers, y quienes jugarán en Washington la semana final de la temporada. Los Redskins ya no necesitan mirar el marcador de nadie más que el suyo, aunque no niegan que observar el destino de sus rivales ha motivado esta racha de cinco victorias al hilo.

"Pides por tener la vista desde el túnel, pero sé que me gusta alimentarme de las cosas de fuera", dijo el tackle nariz de Redskins, Barry Cofield. "Llegué a esta semana, sabía que los Giants tenían dos juegos difíciles de gira en las próximas dos semanas, y sabiéndolo, creo que te hace sentir que tienes la oportunidad si te puedes hacer cargo de tus propios compromisos".

Había mucho llevando a los Redskins este día. El anuncio durante el sábado por la noche que Cousins tendría el primer inicio de su carrera porque la rodilla de Griffin no había sanado, hizo que todos se levantaran y prestaran atención. Cofield dijo que la defensiva utilizó el anuncio como un "llamado al esfuerzo", convenciéndose que debía jugar su mejor partido de la temporada en caso de que el pasador sustituto no pudiese cumplir con el desempeño que el titular estuvo teniendo todo el año.

Cousins declaró verlo como una oportunidad de mostrar que podía iniciar y ganar un juego en la NFL, algo que la gente podría dudar, toda vez que fue seleccionado en la cuarta ronda para ser un reemplazo. Estaba con su familia y algunos amigos de la universidad de Michigan State que llegaron para ver el partido una vez que supieron sería el titular. Luego de fallar tres intentos de pase y lanzar una intercepción al inicio del partido, sintió que tenía la oportunidad de mostrar algo más.

"Cuando caes de esa forma, necesitas carácter", dijo Cousins. "Debes encontrarlo en ti mismo y debes escarbar profundo. De eso es lo que más me enorgullezco, y lo que más orgullo me da sobre nuestro equipo; la forma en que rebotamos de un inicio lento. Es un buen sentimiento. Le dije a mi padre [el sábado] en la noche, 'Será lo mejor de lo mejor o lo peor entre lo peor'. Ciertamente estamos sintiendo lo mejor ahora mismo".

Lo que sea que los Redskins sientan ahora mismo, deberán almacenarlo, porque está funcionando para ellos. No hubo estrés el domingo en la mañana sobre el relevo de Cousins a Griffin. Cousins tomó el segundo autobús al estadio, paseó en el campo cerca de dos horas previas al partido y calentó ligeramente, como siempre lo hace. Mientras el tackle izquierdo de los Redskins, Trent Williams, caminó hacia el campo alrededor de las 11:00 ET para su propio calentamiento, fue sorprendido por una pregunta sobre las posibilidades del equipo con Cousins en controles.

"¿Kirk?", dijo Williams. "Kirk es bueno. Hemos estado practicando con Kirk todo el año. Sabemos que fue un robo en la cuarta ronda, y jugará bien. No nos preocupamos por Kirk".

Pasaron 329 yardas y dos pases de anotación antes de que Cousins saliera del campo detrás de sus compañeros por varios minutos, ya que fue detenido para entrevistas, y se permitió un momento de celebración individual en el túnel, mientras se dirigía al vestidor. Saltó una vez, apludió y soltó un "¡Woo!" a nadie en particular.

"Si muero mañana", dijo más tarde, "Seré capaz de decir que inicié un juego en la NFL".

Y lo ganó, para un equipo que hace seis semanas estaba 3-6 y esperando, pero ahora está 8-6 con miras al título divisional, los playoffs y posiblemente más como una probablidad muy realista.

"Entre más vas ganando", dijo el receptor abierto Pierre Garçon, "todo se siente más real".

Todo parece posible para los Redskins ahora mismo. Cofield dijo que el entrenador Mike Shanahan "nos hizo repetir al menos 30 jugadas esta semana" y está "entrenando a este equipo como si nos faltara mucho por recorrer". Los jugadores lo disfrutan, pues el resultado es lo que mostraron el domingo con total confianza de lo que están haciendo. Williams dijo que sabía que los Browns intentarían parar a Alfred Morris con su defensiva de presión posterior, y que entre más rápido se estableciera el engaño de carrera y Cousins rolara, la ofensiva entraría en sintonía. Es exactamente lo que pasó. La defensiva aparentemente escuchó ese "llamado al esfuerzo" del cual Cofield habló, y terminó con dos grandes intercepciones en la segunda mitad.

Mientras todo esto sucedía, mientras los Redskins manejaban la parte de la ecuación que tenían en las manos, sabían lo que estaba pasando en Atlanta. Para cuando su partido terminó, el juego de los Giants ya había culminado, y los Redskins salieron del campo conscientes de que estaban en primer lugar. Sólo necesitan una victoria la próxima semana en Philadelphia, después en casa frente a Dallas la semana siguiente y se llamarán campeones de la NFC Este. No será fácil, pero saber que es posible es lo que ha motivado la racha ganadora que los tiene, finalmente, donde quieren estar.

"Los reportes prematuros sobre nuestro fracaso fueron muy exagerados", dijo Cofield. "Somos un equipo caliente ahora mismo, pero también sabemos, que de perder la próxima semana, se terminarán muchos de nuestros sueños. Así que debemos mantener el enfoque y el apetito".

El hambre es precisamente la forma en que estos Redskins han comenzado a mirar el período más crucial del año. El apetito con el que han estado jugando es la razón por la que todo está en sus manos ahora.


Dan Graziano se unió a ESPN.com en el 2011 después de dos años escribiendo para AOL FanHouse. Cubrió Major League Baseball, los Juegos Olímpicos y otros deportes durante su tiempo colaborando en el Star-Ledger y el Palm Beach Post. Consulta su archivo de columnas.