Rookie Watch

Una lista de premios de primera mitad de año entre los novatos

12:56 ET
Actualizado el
Por David Thorpe
ESPN.com

Damian LillardSam Forencich/Getty ImagesDamian Lillard de Portland se merece algunos premios en el punto medio de su campaña de novato.

Armada con un conjunto completo de juegos de liga de verano, campo de entrenamiento y partidos de pretemporada, la camada de novatos de este año ha tenido una gran ventaja con respecto al proceso de desarrollo que tuvieron los novatos del año pasado. Pero esa camada tuvo algunos jugadores muy especiales, incluyendo un par de muchachos que han tenido un gran impacto en la liga. (Puedes ver aquí los premios de mitad de campaña del año pasado.)

Este año, el efecto ha sido menos dramático. Pero con media campaña por delante para continuar su desarrollo, hay varios jugadores de esta camada que han mostrado lo suficiente hasta ahora como para entusiasmarnos con sus futuros. Repartamos algunos premios de la primera mitad:

Lillard

Novato más impresionante: Damian Lillard, Trail Blazers

Tras pasar de un equipo universitario mediano/grande a una franquicia loca por el básquetbol y una comunidad desesperada por volver a tener relevancia en la postemporada, Lillard tiene a su equipo en la carrera por los playoffs. Por más talentoso que sea, esto era difícil de imaginar al principio de la temporada. Jugar muchos minutos ya es difícil para un novato. Y hacerlo como el base titular de un equipo suma una carga mental que lo hace aún más difícil. Sin embargo, Lillard sigue brillando y no da señales de aflojar.

Segundo puesto: Anthony Davis
Davis ha demostrado que será más que simplemente un especialista defensivo, y se perfila como el jugador de franquicia que los fans de los Hornets esperaban que fuera.


Waiters

Mejor anotador: Dion Waiters, Cavaliers

Un anotador es alguien que puede crear sus propios puntos, y no sólo apoyarse en otros para abrirse y luego lanzar tiros no disputados. Ésta no es una buena camada de anotadores, pero Waiters ha demostrado que puede compilar buenos numeritos cuando está encendido. Es el mejor de esta camada, pero todavía tiene un largo camino por recorrer para ser un anotador productivo y eficiente de manera constante.

Waiters tiene la capacidad física y atlética y habilidades suficientes con el balón para ser el socio perfecto de Kyrie Irving. Podrían formar el conjunto más potente de escoltas lanzadores de la liga si Waiters encuentra la manera correcta de jugar.

Segundo puesto: Lillard
Los Blazers tienen una ofensiva decente, pero sólo porque Lillard no se limita a hacerles llegar el balón a sus compañeros veteranos. Siempre está en busca de sus propios lanzamientos, es capaz de convertir adentro y acertar tiros perimetrales abiertos.


Prigioni

Mejor pasador: Pablo Prigioni, Knicks

A sus 35 años, menos mal que Prigioni es capaz de hacer las jugadas que hace. Empezó a jugar básquetbol profesional antes de que algunos de estos novatos tocaran un balón, así que sabe cómo leer el partido -- la mayoría de los novatos se limitan a jugarlo.

Prigioni no es especial de ninguna manera como jugador, pero es astuto y paciente con el pick-and-roll, y espera que los anotadores primarios estén abiertos, o bien mueve el balón y obliga a los defensores a perseguir el pase en lugar del drible.

Segundo puesto: Alexey Shved, Timberwolves
Shved no es Ricky Rubio, pero igualmente ha demostrado tener el talento necesario para hacer más que la jugada evidente.


Drummond

Mejor rebotero: Andre Drummond, Pistons

Algunos reboteros son altos y largos, así que pueden meter mano en muchos balones. Otros tienen grandes manos, de modo que el balón se les pega cuando lo tocan. Los jugadores de tamaño más reducido necesitan un buen motor, además de buenas manos, para alcanzar el balón y bajar el rebote. Y luego tenemos a Drummond, quien ha combinado estos tres componentes para ser dominante en el cristal. Además, le ha sumado destreza a su arte para desviar el balón de sus oponentes a lugares donde él pueda alcanzarlo primero. Drummond tiene el potencial necesario para liderar la liga en rebotes algún día.

Segundo puesto: John Henson, Bucks
Un gran tamaño, altura, manos y agilidad ayudan a Henson a compensar su falta de fuerza.


Beal

Más chances de pegar el salto en la segunda mitad: Bradley Beal, Wizards

Como ya hemos mencionado en este espacio, Beal tuvo un inicio lento para los Florida Gators la temporada pasada y luego terminó con todo. Parece que está empezando a encontrarle la vuelta al juego profesional. Y ahora que John Wall está de vuelta y a punto, las oportunidades de Beal a mitad de cancha y de punta a punta deberían mejorar dramáticamente. Probablemente haya sido el mejor novato en enero, y ha demostrado ser uno de los mejores lanzadores de la liga en el 2013. Y si tenemos en cuenta su edad, ésta probablemente sea la mejor noticia que los fans de los Wizards podían esperar.

Segundo puesto: Harrison Barnes, Warriors; John Jenkins, Hawks; Jared Sullinger, Celtics
Con Golden State en plena carrera por los playoffs y Barnes como posiblemente su mejor defensor lateral, Mark Jackson tiene motivos para usar cada vez más a su talentoso novato. Jenkins también podría recibir más minutos ahora que Lou Williams ha quedado fuera por el resto de la temporada, y tiene el talento necesario como lanzador para sacar provecho de estas oportunidades. Y los Celtics necesitan las piernas jóvenes de Sullinger y su talento de cierre si pretenden encaminar al equipo.


Jenkins

Mejor lanzador: Jenkins

Jenkins tiene un gatillo rápido y, como todos los lanzadores especiales, incluso sus tiros fallidos se ven bien. Ha acertado lanzamientos profundos de manera consistente estos últimos dos meses y, como su tiempo de juego seguramente aumentará, podremos apreciar mucho mejor la clase de lanzador que podría llegar a ser.

Segundo puesto: Chris Copeland, Knicks; Beal, Wizards
El éxito de Copeland fue mucho más inesperado que el de Gary Neal, el francotirador de los Spurs que hoy no tiene precio luego de haber jugado años en el exterior.


Lillard

Más dinámico en el dribble: Waiters

Tal como el ganador del año pasado, Isaiah Thomas, Waiters no se apoya únicamente en su rapidez y en sus habilidades con el balón para superar a los defensores en el punto de ataque. Su secreto es la potencia, que le brinda la capacidad de superar a los defensores que pueden seguirle el primer o el segundo paso por no tener la capacidad física para frenarlo. La próxima fase para Waiters es usar su talento más a menudo que sus lanzamientos con paso hacia atrás, con los que tiende a conformarse.

Segundo puesto: Lillard
Lillard se apoya un poco más en sus habilidades para superar a sus marcas -- eso y su juego sólido de media distancia impiden que los defensores adivinen bien la mayoría de las veces.


Drummond

Mayor sorpresa: Drummond

Las dudas sobre su deseo de jugar plagaron a Drummond el pasado mes de junio, tal como las preocupaciones por su juego y sus instintos ofensivos. Pero es evidente que Drummond debería haber terminado segundo en este draft, lo que fácilmente lo convierte en la mayor sorpresa. Los jugadores como Drummond -- bestias que se comen el cristal, bloquean tiros, convierten en la pintura, atrapan pases altos y son rápidos en transición -- no abundan para nada. Se perfila como un grandote de franquicia con gran potencial All-Star.

Segundo puesto: Andrew Nicholson, Magic
Ha sido más que satisfactorio para el Magic por ser capaz de manejar parte de la carga anotadora en el poste bajo, y además es un hombre en torno a quien podrán construir en el futuro.


Drummond

Davis

Mejor bloqueador: Davis y Drummond

Compartir este premio con Davis dice mucho sobre Drummond, considerando lo especial que es y será Davis como anotador durante la próxima década. Davis es más calculador, en parte porque necesita jugar muchos minutos en su equipo, de modo que debe cuidarse de no cometer demasiadas faltas.

Drummond bloquea más tiros por minuto, pero se preocupa menos por las faltas, de modo que busca más tiros. Tener a Greg Monroe a su lado le ayuda. Es razonable pensar que algún día estos dos novatos estarán entre los primeros cuatro de la liga en esta categoría.


Davis

Más chances de convertirse en el novato del año: Davis

Si juega la mayoría de los partidos restantes, Davis debería tener las estadísticas necesarias para ganar este premio. El juego mejorado de New Orleans le jugará a favor, y tener a Eric Gordon en la cancha debería generar más tiros abiertos para Davis, sobre todo en el pick-and-roll, lo cual le dará más exposición en "SportsCenter". Su impacto en las tres fases del juego, y la cantidad de minutos que juega por partido debería superar todo lo demás.

Segundo puesto: Lillard
Si Portland llega a los playoffs y New Orleans se queda afuera esta primavera, Lillard tendrá buenas chances de llevarse a casa la corona.


Rivers

Mayor decepción: Austin Rivers, Hornets

Rivers ha sido pésimo. Le cuesta acertar sus lanzamientos, incluyendo los tiros libres. Si no conociéramos su nombre o su pedigrí, nadie pensaría que es un jugador de la NBA. Probablemente sea el peor jugador de la liga que está en la cancha. No creo que esto continúe, pero los hechos son los hechos, y está empeorando, no mejorando.

Segundo puesto: Thomas Robinson
Robinson tiene más pretexto por jugar en una franquicia desastrosa y detrás de algunos jugadores de calidad. Probablemente no tenga estas dos excusas la próxima temporada.