Cinco jugadores subestimados

17:21 ET
Actualizado el
Por Paul Swydan
FanGraphs.com

Domonic BrownLen Redkoles/Getty ImagesDomonic Brown tendrá que batallar otra vez para conseguir tiempo de juego en Filadelfia

En cada temporada, hay algunos jugadores que son pasados por alto por sus propios equipos. Las razones son múltiples, pero en muchos casos, el jugador termina siendo visto como una víctima, y pide que comience en serio la campaña de "Liberen al jugador X". A menudo, el jugador se esfuma cuando es finalmente liberado (véase Peña, Wily Mo). Otras veces, se convierte en un jugador del Salón de la Fama (véase Boggs, Wade).

La temporada del 2013 no será diferente. Echemos un vistazo a cinco jugadores que encajan con el criterio:

Domonic Brown, jardinero, Filis de Filadelfia
Es cierto que Brown tuvo su oportunidad hacia el final de la temporada pasada, y es verdad que no hizo mucho para justificar el amor de los Filis de cara al 2013. Bateó apenas cinco jonrones en 212 apariciones en el plato, y aunque mejoró su ISO de 13 puntos, fue una ganancia marginal.

Sin embargo, en lugar del equipo decir públicamente que confía en Brown, su mensaje para él siempre ha sido "demuestra que perteneces". Ese no siempre es el medio más adecuado para el éxito, sobre todo cuando ese ambiente también contiene 40,000 fanáticos que están echando espuma por la boca. El equipo ha firmado a Delmon Young, y a pesar de que ZiPS proyecta que Brown obtendrá un wOBA de 20 puntos por encima de Young, a Young le han dado un puesto de titular y Brown tendrá que luchar por un pedazo del jardín izquierdo con John Mayberry Jr., Laynce Nix y Ruf Darin. Es hora de que Brown se vaya de Filadelfia. Puede que no tenga mucho valor de cambio, pero los Filis deberían cambiarlo y ver si puede prosperar en un mercado cada más dedicado a sus necesidades.
Solución: Cambiarlo a los Mellizos de Minnesota

Devin Mesoraco, receptor, Rojos de Cincinnati
A pesar de que entró en la temporada pasada como uno de los mejores prospectos del deporte, a Mesoraco nunca se le dio realmente una oportunidad para entrar regularmente en la alineación del manager Dusty Baker. De hecho, tuvo un abril productivo cuando bateó para .300/.389/.433 en 11 partidos, nueve como titular. Pero después de esa novena apertura el 27 de abril, durante la cual Mesoraco disparó su primer jonrón de la temporada, su compañero receptor Ryan Hanigan inició los próximos tres partidos y siete de los 10 siguientes. Mesoraco no comenzó en juegos consecutivos nuevamente hasta después del receso del Juego de Estrellas.

Así, mientras que Mesoraco alcanzó una aburrida línea ofensiva de .193/.264/.333 desde mayo hasta finales de la temporada, nunca se le dio realmente una oportunidad adecuada para establecerse. A pesar de la mala línea de temporada, Mesoraco todavía mostraba un buen ojo para el bateo, y si se le da la oportunidad de jugar con regularidad, la futura estrella podría brillar.
Solución: Darle más tiempo de juego a Mesoraco

Casper Wells, jardinero, Marineros de Seattle
Es difícil entender por qué a los Marineros no les gusta Wells, especialmente si cambiaron a un lanzador muy valioso como Doug Fister para adquirirlo. A lo largo de sus tres años en las mayores, Wells ha demostrado habilidad ofensiva promedio de la liga o mejor, mientras que jugaba una defensa plus en los tres puestos de los jardines. Las muestras en cada posición son minúsculas, pero no hay nada en su perfil defensivo que indique que no es el defensor plus que parece ser.

Wells no puede ser una superestrella, pero es ciertamente igual de bueno -- si no mejor -- que el desfile de tipos de esquina que los Marineros han importado este año. Casi seguro será mejor que Jason Bay, y si pensaron que la defensa de Michael Morse en el jardín fue mala en Washington, esperen a que tenga la oportunidad de recorrer el pasto grande de Seattle. Wells no tiene esas preocupaciones defensivas, pero tampoco tiene el apoyo de su equipo para darle más tiempo de juego. Es hora de que Wells se vaya.
Solución: Cambiarlo a los Mets de Nueva York

Jake Arrieta, lanzador, Orioles de Baltimore
Decir que Arrieta tuvo mala suerte la pasada temporada sería una subestimación significativa. El lanzador derecho no sólo fue víctima de la mala defensa de Baltimore, sino que también se vio afectado por la amabilidad jonronera de su estadio local. Oriole Park en Camden Yards siempre ha sido uno de los mejores parques para conectar jonrones, y la temporada pasada no fue diferente, ya que fue por lo menos un 20 por ciento más fácil pegar jonrones allí que en el estadio promedio de béisbol.

Arrieta fue una de las víctimas principales de estos vuelos largos -- sólo cuatro lanzadores permitieron más jonrones por cada nueve entradas como local la temporada pasada de lo que hizo Arrieta (con un mínimo de 60 entradas lanzadas como local). Permitió 12 jonrones de local en total, con 10 de ellos de parte de los bateadores zurdos. Como visitante, sin embargo, fue un lanzador diferente. Su FIP de 5.04 en casa fue completamente diferente a su FIP de 2.95 FIP como visitante, y no tuvo problemas con los bateadores zurdos en otros estadios como los tuvo en casa, lo que sugiere una vez más que sus problemas tienen que ver más con Camden Yards. En general, Arrieta registró algunos periféricos muy agradables, y aunque fue enviado a las menores por dos meses, aun así terminó siendo el tercer lanzador más valioso de los Orioles en la pasada temporada.

Por desgracia, no parece que va a conseguir una oportunidad para redimirse este año, ya que el equipo cuenta con otros ocho candidatos para la rotación de abridores, incluyendo el recientemente firmado Jair Jurrjens. Arrieta pueden encontrar resultados mucho mejores en un equipo con un estadio grande y una buena defensa en los jardines.
Solución: Cambiarlo a Angelinos de Los Ángeles

Patrick Corbin, lanzador, Diamondbacks de Arizona
El año pasado, Corbin ofreció una producción bastante sólida como novato en la rotación de los Diamondbacks. Después de que Daniel Hudson se lesionó, Josh Collmenter resultó más adecuado como relevista y Trevor Bauer demostró que necesitaba un poco más de preparación en las menores, fue Corbin quien le proporcionó cierta estabilidad al fondo de la rotación. En 17 aperturas acumuló un FIP de 99 que fue casi idéntico a la del lanzador líder de la rotación, Ian Kennedy.

Sin embargo, los Diamondbacks querían actualizarse en esta temporada baja, y firmaron a Brandon McCarthy, lo que empuja a Corbin a una batalla de tres bandas por el quinto puesto en la rotación con los prospectos Randall Delgado y Skaggs Tyler. Y cuando Hudson regrese a mitad de temporada, empujará a Corbin más abajo en la lista de profundidad. Corbin ciertamente no es la segunda venida de Steve Carlton, pero ZiPS le proyecta un WAR saludable de 2.6 en 2013. (Como referencia, sólo 54 de los 142 pitchers que lanzaron 100 entradas o más la temporada pasada valoraron al menos con un WAR de 2.6.)

Si Arizona no va a utilizar a Corbin en su rotación, los Diamondbacks estarían mejor si consiguen algo en un cambio.
Solución: Mantenerlo en la rotación hasta que regrese Hudson, luego cambiarlo a un contendiente en busca de ayuda en el pitcheo antes de la fecha límite

Por supuesto, los jugadores con una temporada o más de experiencia en Grandes Ligas no son los únicos que necesitan ser liberados de las cadenas de la profundidad del roster de su organización. Muchos prospectos o bien encajan en esa descripción en este momento, o podrían encajar al final de esta temporada. Dicha lista puede incluir, pero también puede no estar limitada a:

Rubby De La Rosa, lanzador, Medias Rojas de Boston: Bloqueado por John Lackey
Brett Jackson, jardinero, Cachorros de Chicago: bloqueado por David DeJesús
Wilmer Flores, cuadro interior, Mets de Nueva York: Bloqueado por David Wright
Matt Adams, cuadro interior, Cardenales de San Luis: Bloqueado por Allen Craig
Chris Archer, lanzador, Rays de Tampa Bay: Bloqueado por Jeff Niemann
Jurickson Profar, cuadro interior, Vigilantes de Texas: Bloqueado por Ian Kinsler
Anthony Gose, jardinero, Azulejos de Toronto: Bloqueado por Melky Cabrera
Anthony Rendon, cuadro interior, Nacionales de Washington: Bloqueado por Ryan Zimmerman