Barbosa con rotura del ACL

El brasileño es la tercera baja de los Celtics en las últimas tres semanas

17:55 ET
Actualizado el
Por Chris Forsberg
ESPNBoston.com

El armador de los Boston Celtics, Leandro Barbosa, sufrió la rotura del ligamento anterior cruzado de la rodilla izquierda y perderá el resto de la temporada, anunció el equipo el martes.

Barbosa sufrió una lesión de no contacto al final del tercer parcial de la derrota del lunes ante los Charlotte Bobcats. Un examen de imagen de resonancia magnética (MRI) al que fue sometido el martes en el New England Babpist Hospital confirmó lo que temía el equipo, que Barbosa perdería el resto de la temporada.

Para Boston, esta es la tercera baja por el resto de la temporada en un periodo de tres semanas. Rajon Rondo se rompió el ACL de su rodilla derecha el 25 de enero en Atlanta y se someterá pronto a una cirugía para repararle la rotua parcial. El novato Jared SUllinger, en su segundo juego tras ser promovido al cuadro titular, se fue en el primer cuarto frente a Sacramento el 30 de enero por espasmos en la espalda y se sometió a una cirugía del disco lumbar al día siguiente.

Boston espera que ambos jugadores estén listos para el campo de entrenamiento la próxima temporada. Barbosa tiene un contrato de un año y su furuto es menos seguro.

Los Celtics tenían previamente dos puestos abiertos en el roster y ahora tienen a diez cuerpos saludables en el roster, uno de ellos es el novato Fab Melo, quien ha estado yendo y viniendo de los Maine Red Claws de la NBA Development League.

El presidente de operaciones de basketball de los Celtics, Danny Ainge, ha prometido llenar el roster para fin de mes, pero dejó la flexibilidad para navegar de cara a la fecha límite del 21 de febrero.

Barbosa, cuyos minutos habían aumentado desde la lesión de Rondo, se fue al suelo por el dolor en una jugada durante el tercer cuarto. Melo y el entrenador del equipo Ed Lacerte lo asitieron hacia la línea lateral y luego a los vestuarios cuando el jugador era incapaz de poner presión en la pierna lesionada. Dejó la arena caminando, pero con cojera.

Barbosa promedió 8 puntos, 2.8 asistencias y 2.4 rebotes en un promedio de 21.3 minutos por juego desde la baja de Rondo.

Barbosa realmente elevó su nivel desde comienzos de febrero, al alcanzar doble dígito en anotaciones en tres partidos consecutivos en los que promedió 13.3 puntos por juego, atinó un 55% de sus tiros (16 de 29) y agregó tres asistencias por encuentro. Barbosa tuvo un impresionante más-42 en esa racha de juegos. Se había enfriado en sus más recientes tres presentaciones (2.7 puntos por juego con 17.6% en sus tiros, menos-5), pero la mayor parte del tiempo al equipo le iba mejor con Barbosa en cancha.

El defensa de 30 años de edad acaparó titulares el mes pasado cuando un reporte originado por ESPN Brasil sugirió que Barbosa deseaba marcharse del equipo debido a su participación mínima cuando Rondo estaba saludable y el equipo tenía reservas en la posición. Barbosa negó las insinuaciones, pero se expresó a gusto la semana pasada al hablar sobre sus mayores oportunidades recientes.

"Ahora tengo mi oportunidad", dijo Barbosa. "Y estoy muy feliz de estar en cancha y ayudar a mis compañeros".

Ahora sus compañeros tendrán que continuar sin él. Boston sencillamente necesita jugadores saludables, pero al restarle apenas un juego antes del receso del Todos Estrellas la visita del miércoles del Chicago Bulls- Ainge tendrá un tiempo adicional para ponderar lo que hará.

Los Celtics podrían recurrir a Maine, su filial en la Liga de Desarrollo, para agregar a un defensa con experiencia en la NBA, como Shelvin Mack, quien esta temporada ha jugado tres contratos de diez días con los Wizards y Sixers. Eso permitiría al equipo mantener cierta flexibilidad mientras se aproxima la fecha límite para cambios mientras, a la vez, agrega un recurso de bajo costo al roster.

La profundidad de Boston se ha erosionado tan profundamente debido a lesiones que podría resultarle difícil lograr un cambio sin debilitar otra posición.

Los Celtics han dependido en gran medida de su núcleo de veteranos encabezado por Paul Pierce y Kevin Garnett al tiempo que intentan salir airosos de su más reciente periodo de adversidad. Boston ganó siete partidos consecutivos tras la baja de Rondo por el resto de la temporada antes de perder el lunes ante los Bobcats en la segunda noche de partidos consecutivos, luego de una emocionante victoria en triple tiempo extra sobre Denver.