Peñarol empató 1-1 con Fénix

18:25 ET
Actualizado el
EFE

MONTEVIDEO -- Peñarol empató a uno en casa en su estreno en el torneo Clausura uruguayo ante Fénix, que en el descanso iba por delante en el marcador y que tuvo en el guardameta panameño Luis Ángel Mejía a su mejor hombre porque se convirtió en un auténtico muro para los locales.

En un primer tiempo en el que fueron netamente superiores, los de Fénix se fueron al descanso con un 1-0 a su favor merced al gol de cabeza de Hernán Novick a los 9 minutos.

Los 20.000 espectadores presentes en el Estadio Centenario se impacientaron durante algunas fases del partido, sobre todo porque los 'aurinegros' se vieron incapaces de crear claras ocasiones de marcar.

Una de las pocas llegó a la media hora, cuando el exjugador del Juventus italiano Marcelo Zalayeta festejó el gol antes de tiempo en un tiro que se fue rozando el palo de la portería rival, a pase de su compañero Fabián Estoyanoff.

Otra tuvo lugar a los 36 minutos con un penalti pitado a favor de Peñarol por una jugada en la que Estoyanoff chutó a puerta y el defensa Rodrigo Rojo desvió el balón con la mano.

El colegiado enseñó la segunda tarjeta amarilla al defensa y lo expulsó, pero la pena máxima lanzada por Juan Manuel Olivera a la derecha de Mejía fue repelida por el arquero, que intuyó por dónde iba a ir la pelota.

En la reanudación, el guardameta hizo otra vez bueno su apodo de 'Manotas' y volvió a evitar el empate de los locales con una gran parada a chute de Zalayeta.

No obstante, no pudo evitar que a los 55 minutos Olivera anotase el tanto de chilena tras una jugada embarullada en el área visitante.

El momento más emotivo del choque llegó con la entrada al terreno de juego en el ecuador del segundo período del ídolo local Antonio Pacheco, que permanecía inactivo desde mediados del año pasado por una fractura de tibia y peroné.

En el minuto 75 el Fénix pudo dar la estocada definitiva, pero la acción de Gonzalo Papa, que robó una pelota al defensa Damián Macalusso y se fue solo contra el meta rival, terminó solo en un gran susto para el Peñarol porque el delantero fue incapaz de superar al portero.

A falta de ocho minutos para el final, el local Matías Aguirregaray fue expulsado por una jugada tonta en la que perdió la paciencia con un rival.

Entre las acometidas finales del impotente equipo carbonero destacó un disparo al palo de Zalayeta.

También este sábado Maxi Rodríguez resolvió el partido en casa para Wanderers contra Cerro Largo con dos tantos de penalti, a los 14 y a los 72 minutos.

La visita había logrado igualar el marcador a los 54 minutos por mediación de Maximiliano Cantera.

La primera jornada del torneo Clausura uruguayo se completa este fin de semana con los partidos El Tanque Sisley-Central Español, Juventud-River Plate, Liverpool-Danubio, Progreso-Cerro, Nacional-Defensor Sporting y Racing-Bella Vista.