Reed debe dar vuelta a la hoja

El profundo de los Ravens ha llegado a una etapa donde le conviene salir

16:15 ET
Actualizado el
Ashley Fox Por Ashley Fox
ESPN.com (EE.UU.)
Archivo

PHOENIX -- Ed Reed debe despertar. Debe mirar la oferta que los Houston Texans han puesto en la mesa y darse cuenta que los Baltimore Ravens no le harán una mejor. Los Ravens no le pagarán entre 10 y 11 millones totales por dos años, sin importar cuán leal es el gerente general Ozzie Newsome a sus muchachos. Esos son los números que ofrece Houston, dado lo que una fuente le dijo a John Clayton de ESPN.

Ed Reed
APLa lealtad debe quedar de lado antes de negociar con Reed

Si Reed quiere quitar el dinero de la ecuación y terminar su carrera donde la comenzó hace 11 años, incluso con una reducción fuerte, esa es otra cosa. Si Reed quiere llevarse una buena cantidad de dólares --tomando en cuenta la etapa de su carrera y probablemente frente a su último contrato, nadie lo culparía si así lo decide-- entonces debe tomar la oferta de Houston, pues no encontrará una mejor, especialmente de Baltimore.

Si los Ravens pueden superar a Ray Lewis, Anquan Boldin, Bernard Pollard, Paul Kruger y Dannell Ellerbe, pueden superar a Ed Reed. La vida sigue.

Realmente ya es momento. Los Ravens pueden cortar lazos con Reed, un adorado miembro de la franquicia, y estar bien. Lo pueden hacer con una consciencia limpia. Ganaron un Super Bowl con Reed, pese a la locura de la temporada pasada, cuando Reed coqueteó con retirarse, tomarse un tiempo, pasar tiempo con su familia o lo que sea que fuera hacer.

Baltimore estuvo con él. Ganaron con él, y dentro de una década, cuando esté retirado, Reed puede regresar con Lewis, Boldin, Ray Rice y Joe Flacco para celebrar el 10° aniversario de su mayor logro profesional, y no habrá rencores. Deberán haber porras, rosas y buenos sentimientos.

Terminó en la forma que debía ser, con Reed en la cima.

Y ahora debe culminar.

Una de las cualidades entrañables de Newsome como gerente general, es su lealtad feroz hacia los jugadores. Quería que Jonathan Ogden jugara toda su carrera para un solo equipo. Quería que Lewis jugara toda su carrera para un solo equipo. Pero en algún punto, para construir un equipo de forma efectiva, debes sacar las emociones de la ecuación. Newsome lo sabe. Seguro quiere que Reed se quede, pero deberá ser por el precio adecuado, y aún así, ¿qué obtendrían los Ravens exactamente? Con un título en la mano, ¿trabajará Reed con la fuerza necesaria para mantener su cuerpo al nivel? Es un halcón del ovoide, sí, pero cumplirá 35 años en septiembre. Es una edad avanzada para un profundo. ¿Qué le quedaría a Reed?

También hay otra dinámica en juego. Desde que ganó el Super Bowl, el entrenador John Harbaugh ya tiene mayor credibilidad y poder del que nunca tuvo en sus primeras cinco temporadas con Baltimore. En su tiempo, era un ex coordinador de equipos especiales que encontró un mariscal de campo en el draft y probó que podía ganar con un club que era históricamente poderoso en la defensiva.

Ahora, Harbaugh es un coach ganador de Super Bowl que ayudó a crear una ofensiva formidable, y mantuvo al equipo unido incluso cuando estuvo cerca de colapsar en la temporada. Es un coach ganador de Super Bowl que despidió a su coordinador ofensivo avanzada la campaña, y la ofensiva mejoró. Es un coach ganador de Super Bowl quien ha probado que puede liderar gente y tiene el prestigio e influencia para hacer cambios personales, deshacerse de jugadores que lo han desafiado en el pasado, y enviar el mensaje que, cuando la organización le pide a un jugador asumir una reducción salarial, es porque la organización necesita que asuma la reducción salarial.

Si existió un momento para superar el último vestigio de la era donde la defensiva fue primero en Baltimore, sería ahora. Como lo dijo una fuente de la AFC, si un equipo no es inteligente con su dinero y sus contratos, y deja que sus emociones entren en negociación, "entonces te conviertes en los Pittsburgh Steelers".

Los Ravens no quieren convertirse en los Steelers modernos, por lo cual dejaron que Kruger se fuera a Cleveland por mucho dinero y Ellerbe a Miami por lo mismo. Los Ravens no vieron a Kruger como un cazamariscales de todas las oportunidades, y ciertamente no le iban a pagar 40.5 millones de dólares. Por otra parte, aunque deseaban mantener a Ellerbe, no lo harían por 35 millones.

Baltimore no se iba a estirar por Kruger o Ellerbe, y no lo hará por Reed tampoco. Quizás los Ravens le pagarán 5 millones a Reed por un año, tal vez. Pero, ¿11 millones por dos temporadas con Reed lejos de su cúspide? Eso no va suceder, ni debería, sin importar cuántos jugadores han perdido lo Ravens de su equipo ganador del Super Bowl.

Esto es todo para Reed. Necesita darse cuenta y avanzar porque, siempre y cuando mantengan las emociones fuera de la mesa, los Ravens harán lo mismo.


Ashley Fox Ashley Fox se unió ESPN.com como columnista de NFL en el 2011. Previamente trabajó para Sports Illustrated, el Philadelphia Inquirer y el Louisville Courier-Journal. Consulta su archivo de columnas.